Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

30 jul. 2017

NACE LA NIÑA DE MUERTE

30/julio/2017
Por: Ana Victoria Sanz

Hoy nace la "niña de muerte", nace muerta, porque es muerte aunque hacen creer que ella es vida, pero fue concebida en muerte por el odio y el adverso al Cristo de la vida. Nace llena de sangre y es para persecución, para destrucción, para hambre, para pestilencia, para terror y para muerte.

Su breve existencia será para provocar el mas grande dolor, angustia, opresión y desesperación del pueblo de esta nación... Hará más espesa y oscura la noche que estamos teniendo hoy, pero pronto vendrá el amanecer y ella no estará más, pues saldrá la Luz del Sol de Justicia resplandeciente y entonces nacerá la niña de vida, la "Nueva Venezuela" ella será concebida del "Amor", será para vida, para justicia, para verdad, para paz, para restauración, para edificación, para luz y salvación de las naciones hasta lo último de la tierra, porque la venida del Señor está cerca.

Así que nosotros, el pueblo del Señor en Venezuela, debe con su corazón quebrantado delante de Él mantenerse en el Santuario del Altísimo y Dueño de esta nación en adoración genuina, porque sólo allí los malvados y los esbirros que se levantan contra el pueblo del Señor no podrán destruirnos...Estemos, pues, allí y cobremos ánimo para que con denuedo proclamemos en medio de estos tiempos de guerra y persecución la salvación, la justicia y la libertad de nuestro Señor para este pueblo de Venezuela.

Cobremos animo, iglesia, como dice las Sagradas Escrituras:
"Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca."
Lucas 21:28

22 jul. 2017

LA IGLESIA DESVIADA, LA NOCHE Y DOS NIÑAS LLAMADAS VENEZUELA


Revelaciones que vinieron a mí, Ana Victoria Sanz, entre los meses de junio y julio del 2017

Hasta cuando seguirás desviado del Camino y seguirás tu locura idolátrica a los dioses de esta nación. Todo el pecado tuyo y la sangre de esta nación te condena . El gemir de esta tierra es por tu abominación ¿Qué te pasa iglesia? ¿A dónde has llegado? ¿Dónde quedó tu entendimiento y a dónde dejaste la Verdad? Pues te condujiste por las veredas de mentira que te conducen con suma velocidad a tu muerte ¡Cómo corres tras tus ídolos y te vistes de sus consignas y hablas igual que aquellos que en la oscuridad siempre han vivido! ¡No te dejaré sin castigo! ¿Crees que esto lo cambias tú? Pobre ilusa, tú eres el motín del adverso.

Tú serás la primera que serás pesada y serás hallada falta, pues aborreciste a quién te ha reprendido y no tomaste la palabra de aquellos profetas que no te hablaron lo que quería escuchar tu oído. Antes bien, te hiciste de dura cerviz y con tus inclinaciones a la derecha o a la izquierda te fuiste tras tus dioses y te desviaste completamente del Camino.

Esto lo hago Yo, el que hizo esta nación y anuncia al hombre sus pensamientos, porque la maldad y abominaciones del que se hace llamar mi pueblo llegó a los cielos. El colmo de su pecado me ha asqueado, pues como inmundicia de menstruosa es su camino delante de mí, por tanto El Fuego mío se hará ver en lo más negro de la noche, porque la oscuridad, de aquel que fue llamado a ser luz, era tanta que hizo que la más densa tenebrosidad la arropara y lo más negro de la noche se cernieran sobre Venezuela. No hay vuelta atrás, el terror de la noche ha llegado y los ayes se escuchan por todos lados.

Nace la sexta Venezuela, la niña que proclamaban en la necedad de su corazón, aquellos que diciendo que yo era su dios, pero no hacían lo que les decía Yo, antes bien hablaban sin arrepentimiento ni conversión; en su glotonería y en sus excesos de grandeza, de dominio y reino hablaban para gloria de sí mismos y de su dios. Nace con número de hombre, haciendo mención del que adversa al Cristo redentor; Nace la que proclamaban y decretaban que nacería, nace porque ella fue preparada para juicio, para muerte de este pueblo, ella es condenación, ella es persecución, ella es hambre, ella es muerte y ella es destrucción.

Nace en medio de la noche oscura, nace en sangre y durante su corta existencia sólo será vestida de luto y de sangré será llena toda Venezuela. Será cortado todo el que esté desviado, será cortado todo el que practique lo malo y con ropas de injusticia se halla encontrado; no habrá concesión ni quedará quien sea librado ninguno de aquellos que se levantaron deliberadamente contra el Señor de los cielos y de la tierra hablando con labios de mentira y actuando con malicia, cohecho, iniquidad, violencia e injusticia.

Será derramado la sangre desde lo más alto hasta lo más bajo de la nación, será derramado de sangre desde el lado más alto de la izquierda hasta el lado más bajo de la izquierda; será derramado la sangre desde el lado más alto de la derecha hasta el lado más bajo de la derecha, toda cabeza erguida será cortada y toda voz altiva será callada con la espada.

Arrepiéntanse y conviértanse los que hoy me escuchan al norte, al sur, al este y al oeste; Arrepiéntanse y conviértanse matadores de hombres de la izquierda y de la derecha; arrepiéntanse y conviértanse devoradores de hombres que están adentro y afuera de Venezuela; arrepiéntanse y conviértanse los que hoy están en el poder; arrepiéntanse y conviértanse los que se oponen a los hoy tienen en sus manos el gobierno de esta nación, porque pronto serán cortados y ya no existirán más.

No quedará ninguno de los que hoy están en los lugares altos ni de los que hoy están en el poder sino se arrepienten ni se convierten de sus malos caminos. No quedará ninguno de los que adversan a los que gobiernan hoy a Venezuela sino se arrepienten ni se convierten de sus pecados; no quedará ninguno de los que de lejos manipulan este pueblo sino se arrepienten ni se convierten de sus malos caminos; no quedará ninguno de los que se conocen hoy como líderes de la izquierda, ni los se conocen hoy como líderes de la derecha, pues serán pronto cortados con el hacha del Señor y serán cortados de una vez y totalmente de raíz.

Yo derramaré mi ira sobre ellos, sobre los matadores y los devoradores de hombres de esta país; derramaré mi ira sobre los que con alevosía y premeditación llevaron al precipicio a este pueblo; sobre los que con soberbia y altivez condujeron a la muerte a los hombres y mujeres de esta nación.

Ay, Venezuela, hoy estás enferma y de este mal morirás, tus hermanas llorarán tu muerte y cual marta y María y dirán al Maestro “Señor si hubieras venido Venezuela no hubiera fallecido” ¡Por ti, Venezuela, también el Maestro, conmovido, llora por ti! Todas tus hermanas llorarán por ti y las naciones del mundo las acompañarán en su luto y desdicha, pero cuando llegue el Maestro ¡Oh, cuando llegue el maestro! Irá a la tumba y allí los pueblos verán sorprendidos lo que el Señor va hacer, pues la que hoy muere y ya estaba sepultada y descompuesta, al cuarto día, a la voz de la Resurrección se levanta, para parir con pujos y llanto a la nueva Venezuela que nacerá al rayar el alba como nace la luz de la aurora la cual irá "en aumento hasta que el día sea perfecto”.

La niña, la nueva Venezuela de la cual el Señor ha hablado en muchas décadas, nacerá con un corazón manso y humilde, desbordante de amor, de vida y de verdad; ella será libre y llena de justicia y equidad; perfecto es su número, la septima Venezuela será, y su corazón es conforme al de su Creador. En ella morará la salud, la justicia, el amor, la verdad y la vida y será en ella la sabiduría y el conocimiento del Señor; su nombre será deseado en las naciones y los pueblos anhelarán estar con ella. Su pueblo tendrá un corazón nuevo y el Espíritu del Señor estará en ellos; Sus hijos vendrán desde las naciones y desde los pueblos lejanos de la tierra y vendrán cargados de riquezas para adornar con ellas su belleza; y El nombre profanado hoy del Señor será engrandecido y santificado a causa de lo que el Señor hará en ella.

18 may. 2017

INVITACION AL PUEBLO VENEZOLANO Y AL PUEBLO DE DIOS EN VENEZUELA


HOY VIERNES 19 DE MAYO 2017 A ESTA HORA EN VIVO... AUN ESTAMOS EN EL AIRE
 

ESCUCHA  la transmisión radial del clamor y lamento por venezuela conducida, radialmente, por los profetas del Señor: Rev. José Manuel Pérez y Rev. Angel Hernández.

Allí, mediante el Señor, tendré una participación con ellos llevando Palabra del Señor para Venezuela y para su pueblo.

Estaremos en transmisión radial en vivo desde las 11 de la mañana (hora venezolana) POR VARIAS HORAS en movil.brillodeluz.org , así que toma tu móvil y escucha lo que el Señor hablará para Venezuela.






La imagen puede contener: 1 persona, textoLa imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, texto

15 abr. 2017

¿A QUIÉN ESTOY ESCUCHANDO YO?



Palabras del Señor dadas a mí, Ana Victoria Sanz, en Abril 2017.

Los que tienen oído escuchan y saben identificar la voz del Creador y Soberano; se mantienen alerta, pesan lo que escuchan y se guardan de no hablar ni de actuar si el Señor no les manda; los que no tienen oído, escuchando no oyen, pero repiten autómatas la voz del que rumorea y del que lanza palabra de mentira y de medias verdades para mover al pueblo hacia sus pretensiones y para llevarlo en multitud a su propia muerte...

Guárdese el que teme al Señor y cuide de no ir tras el engaño, porque hombres sanguinarios y de maligno corazón mueven de uno y del otro lado a los incautos hacia su condenación. La oscura noche se hace más oscura y el dolor se agudiza como dolor de mujer de parto ¿Quién Salvará?

Los focos, al norte y al sur, al este y al oeste, agarran fuego y preparan el ambiente para la voraz manifestación de una nación hambrienta y para la batalla con Caín al mando que lanza hermano contra hermano, militares contra militares, militares contra civiles y civiles contra militares y guerrilla contra militares y civiles.

Pronto los venezolanos olvidarán lo que es paz, aprenderán a vivir en guerra, lejos los tiempos de bonanza, y ya no le sobresalta el sonido de las armas, de los gritos de muerte; de los aviones y las tanquetas. Lo que el Señor ha dicho comienza y los que ya están muertos, entonces morirán.

Tiempo de Justicia, pues justicia pide este pueblo, justicia que sólo el Dios de Justicia hace manifiesta y los que están seguros desde el más alto hasta el más bajo ya no lo estarán... huirán como liebres buscando escondrijos y correrán de aquí para allá. Los que creen ser buenos serán pesados y serán encontrados faltos y de su condena de muerte nadie los podrá librar.

El que crea ser justo no lo crea más, porque no hay justo en Venezuela, "ni siquiera uno". Reconozca más bien su pecado y quebrantado humíllese ante el Señor de gracia y misericordia para que Él extienda sobre usted su justificación y no muera sino que viva.

Ay, ay , ay de los que se han enervado de orgullo y que se creen firme en su silla de poder, como borracho se mueven sus sillas y como un saco de hierro caen al suelo; El que vocifera con su gran voz y habla sin entendimiento será callado y su fuerte puño de hierro pronto, muy pronto, se desmenuzará. Los soberbios de esta nación caerán tan pesados que no habrá forma de levantarlos, como caigan se quedarán, no habrá nadie quien los levante y de ellos leña harán... serán la burla de todos y sus seguidores serán esparcidos y avergonzados y otros serán muertos en el camino.

Ya no habrá comida, ni los que tienen dinero la encontrarán; ya no habrá nada que comprar la provisión que se traía de Egipto se acabó en el desierto ¿Quién podrá sostener al pueblo de Dios? Se terminó el tiempo de guardar alimento y ya aún en Belén está escaseando el pan; y ahora ¿Qué hago Señor?

Permanece en mi Santuario que a tu Belén cada día la visitaré Yo; el maná y las codornices todos los días será enviado para tu sustento. ¿Habías oído guarden alimento para muchos días? ese tiempo ya se acabó, ahora es el tiempo en que solo el pan del "hoy" les daré Yo, Yo su proveedor.

Sólo los entendidos escuchan mi voz y en lo secreto de mi morada se esconden para recibir instrucción, sólo los entendidos están confiados y me alaban en medio de esta situación; pero los sordos corren tras el rumor y su sordera le impide identificar quién les habló, caerán, pues, al foso y como tropel de Ñus se lanzarán hacia su muerte. Más los que esperan en el Señor "tendrán nuevas fuerzas"; "el justo por la fe vivirá" y "los justos heredarán la tierra" de Venezuela.

-

-