Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

1 nov. 2016

LO QUE PARECE QUE ES TODAVÍA NO ES

Por: Ana Victoria Sanz

Seguidores, conocidos, amigos y hermanos me indagan en persona, o me escriben preguntándome qué me ha mostrado el Señor para estos tiempos en que estamos en Venezuela, a los cuales les he respondido que lo que está sucediendo y está por suceder en los próximos días, semanas y aun meses no será nada que antes el Señor no haya dicho, pero que todavía no es o no será lo que la mayoría piensa, aún no.

Les hago saber lo que el Señor me ha mostrado en este mes de octubre 2016:

Se harán violentos focos aquí y allá por toda la nación, se verá fuerte, pero esto no es aún lo más grave, aún no será la gran manifestación Visceral convocada por el comandante Hambruna.

Aún la dura cerviz no se humillará, ni el puño de hierro doblegará su brazo, pues el Señor endurecerá más aún el corazón de los soberbios y su necedad entesará su cuello.

Como proceso de parto de primeriza será todo, con alarmas falsas entre contracciones reales fuertes y dolorosas, la tierra se estremecerá una y otra vez y las contracciones unas más fuertes que otras, pero aún no será la contracción final que hará que nazca la nueva Venezuela.

Los que alzan su voz con altivez lo harán más duro y con ella moverán a los incautos como ríos acaudalados, cómo ovejas a matadero serán conducidos para ser sacrificados.

La llama encendida se avivará y el fuego en el holocausto de esta nación estará listo para la entrega de los sacrificios de sangre ofrecidos por los poderosos.

El luto será por doquier en las casas de la nación, cada familia reunida por su deudo como si se reunieran por el tradicional festín de noche buena, pero esto es sólo el abre boca donde los fuertes miden su fuerza y los que no ven se dejan mover como piezas del ajedrez.

En sus alborotos, cual Adán buscarán a quien culpar de sus descalabros, y en su justificación terminarán culpando de frente a la iglesia y apretarán más su mano contra ésta, pero aun no será la persecución voraz que vendrá contra ella.

Sólo el entendido se guarda y se esconde en lo oculto del Tabernáculo; Sólo el que puede ver habita al abrigo del Altísimo y se asegura de permanecer allí; Sólo el prudente se asienta sobre la Roca Inconmovible y no procura bajarse de ella; y sólo el perfeccionado por el amor se ampara en las fortalezas del Eterno y su corazón no tendrá miedo.

-

-