Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

3 dic. 2015

LLAMADO AL REMANENTE PARA HACER AYUNO

El Señor, único y verdadero Dios, en su Nombre, me indica a mí, Ana Victoria Sanz, a llamar a su remanente de Venezuela, desde el norte hasta el sur, desde el este hasta el oeste de este país y aún fuera de él para que eleven sus voces y corazones en un mismo sentir y en un mismo amor en Cristo por esta nación el día sábado 05 de Diciembre de 2015 desde el amanecer.

Estemos, pues en ayuno todo ese día y permanezcamos en real adoración al invencible Libertador y Salvador de Venezuela, Jesucristo el Señor. En ese día, en unanimidad, hagamos presencia en este medio y en todas las redes sociales proclamando a toda Venezuela la grandeza, soberanía y poderío del Dios que hizo esta tierra venezolana, sus mares, sus ríos, sus valles, sabanas, montañas y cordilleras y que sobre ella estableció a este pueblo que ha sido llamado a votar el 6 de diciembre.

Presentémonos este día con manos limpias y corazones puros, sin vanidad con el fin de: Exaltar de forma genuina al único que tiene la potestad de poner y quitar reyes en este país; de hacer como nada a los poderosos y altivos de esta nación; de avergonzar ante los ojos del mundo a los soberbios que oprimen este pueblo; de destruir los monumentos y lugares altos reservados para adorar a otros dioses con su fuego consumidor.

Seamos uno en Cristo para engrandecer al único Supremo y Eterno Dios Formador de este país; Para elevar y darle honor al Único Señor que merece adoración, al único Rey de reyes que hay que brindarle tributo; Para rendirse ante el magnífico Señor de los Ejércitos que exhibió en público triunfante en la cruz a los principados y potestades que han dominado y se han apropiado ilegítimamente de estas tierras y han sometido a esclavitud y opresión a los que en ella están.

En el mismo amor mantengámonos estos días previos al sábado 5 en una oración sin cesar y en una exaltación continua al que hará manifiesta su Justicia sobre esta nación la cual gime de dolor mortal y que hará con su Poderío estremecer todos los cimientos sobre los cuales han edificado las estructuras venezolanas hasta quebrantarlas completamente. Exaltemos el Nombre del que dará una nueva nación y le pondrá nombre nuevo y llenará de gozo el corazón de los justos que se mantuvieron en la Roca de Salvación, que se guardaron en lo oculto del Tabernáculo de Dios y no se contaminaron con la comida que se puso en la mesa del Rey.

-

-