Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

5 dic. 2015

A LOS QUE ME HAN PREGUNTADO


La gente suele preguntarme a mí ¿Debo votar?

Yo les digo "Votar es tu derecho y puedes votar con libertad, pero la pregunta es ¿Por quién votar?

Sería maravilloso votar por gente justa, que no se haya contaminado, siervos íntegros que aman a Dios por encima de todas las cosas cómo José, Daniel, David, en fin, no obstante la opción que dice que es del Señor aunque dice estar compuesta de hombres y mujeres de Dios, de ellos son contadas las excepciones que tienen corazones irreprensibles, pues así me lo muestra el Señor, pero Dios ha permitido que se levante así para aleccionar a su iglesia que testaruda se empeña en hacer las cosas con su fuerza y a su manera.

Este no es tiempo de un partido, puesto que este sistema tiene metástasis muy avanzado (ya sus sistemas no responden a quimioterapia, todo lo que dentro de él está y forma parte está sentenciado a ser invadido por las células malignas, así todo tratamiento que se le da se le intente aplicar no impedirá que muera).

La gente de está tercera opción política de Venezuela por alguna razón no discierne eso, aunque una parte de ellos lo sabe, pues de forma oculta ya tiene cáncer, su corazón está contaminado también y sabiendolo envolvieron con sagacidad a muchos ministros con ellos.

Dios ha permitido este partido y será visible a los ojos de Venezuela, pero lo ha permitido para azotar a su testarudo pueblo, pues hasta el 6 de diciembre los evangélicos en Venezuela serán conocido como un grupo de religiosos que molestan como piedra en el zapato, pero a partir de esta fecha serán contado por el sistema como verdaderos opositores manipulados seg{un ellos por EEUU e Israel.

Vendrán, entonces, en medio de la gran confusión y violencia que se desatará en el país con todo su agresivo poder a destruir el pueblo de Dios, dado que la mirada del que gobierna se fijará con ira contra todo el pueblo de Dios, porque nos guste o no, esta opción se auto proclamó el partido de los evangélicos, así millones cristianos voten por las otras opciones que se pugnan en la contienda electoral, e incluso se eximan de votar por alguno de ellos.

Lo que ha de ocurrir en estas elecciones desatará una cadena de eventos transcendentales y terribles en el país y cada voto donde lo pongan será teñido de rojo, pues se ha determinado que estos comicios son de sangre y esto apenas es el comienzo.

Sin embargo, al final de esa temible noche, vendrá la aurora y un nuevo amanecer despuntará, entonces Dios nos quitará la aflicción y el luto será cambiado por ropa de fiesta, pues el Altísimo de verdad cumplirá su promesa, nos dará una nueva Venezuela, y yo espero verla.

Ana Victoria Sanz.

-

-