Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

1 feb. 2015

¡OH, DIOS AYÚDANOS! AYUDA A TU REMANENTE


Tu pueblo es pecador, pero Tu eres bueno, tu pueblo se olvida de tí, pero Tu no te olvidas de ellos, antes bien extiendes tu mano para ayudarnos y nos das tu misericordia cada mañana para salvarnos.

Así también eres bueno con Venezuela ¡Como has sido misericordioso con este pueblo que no lo has consumido, Dios! que por demás es perverso y malo, su corazón corre de continuo a hacer lo malo, sus gobernantes llenos de corrupción y maldad se lucran con los bienes del estado; los que ostentan el poder lo usan para sí, juegan con la necesidad del pueblo y no conforme con ello muchos de ellos se aprovechan de su posición para ayudar transitar la ilusoria carga que destruye a jóvenes y niños de esta nación y de las demás naciones del mundo... y su pueblo ... su pueblo lleno de odio, de desidia, de brujería, de santería, de violencia, de homicidio, en fin; Pero Tú, Señor, sigues extendiendo tu misericordia un poco más, un poco más y un poco más, esperando que tu remanente esté apercibido, esperando que esté organizado, esperando que tu remanente esté en las calles, Av. y plazas pregonando su mensaje de salvación para que se añadan a la iglesia los que han de ser salvos....

¡Oh, Dios ayúdanos! ayuda a tu remanente, ayúdanos a cumplir nuestra misión. Pues "no es con ejércitos ni con fuerzas es con el poder de tu Espíritu Santo" que este imperio de maldad se va derrocar y con ese mismo poder nacerá y se fortalecerá una nueva Venezuela con hombres y mujeres conforme al corazón tuyo los cuales gobernarán por un tiempo, mientras cumples tu propósito con Venezuela de llevar tu evangelio hasta los confines de la tierra, pues tu los has dicho, Señor, pero faltan fuerzas, falta tu impulso... el tiempo se acorta y la hora llega, ven pronto, ven pronto.

-

-