Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

8 jul. 2014

CIERRO EL PARÉNTESIS

Palabras que me dio el Señor a mí, Ana Victoria Sanz, el día 08 de Julio de 2014, para su iglesia que no quiso escuchar su voz y la tuvo en poco, que silenció y menospreció el mensaje que desde hace más de 30 años Él le venía dando, y aunque en este año comenzó el baile en el lagar, abrió paréntesis y su Palabra se hizo oír de nuevo como nunca a través de todos los medios y redes sociales, por todos lados y rincones del país a través de sus siervos los profetas concernientes a su juicio sobre Venezuela y sobre su pueblo que persiste en permanecer en el pecado, pero ellos no quisieron escuchar, taparon sus oídos, ese tiempo, ese paréntesis que se abrió en medio de los ayes que ya comenzaron en esta nación, dice el Señor, que se cierra para la iglesia en general ese tiempo se acabó, Él la deja libre de hacer con su vida como quiera, ella fue invitada y rechazó estar a la mesa del Señor. Pero no así para su "remanente" que ha escuchado su voz y ha permanecido fiel a su Palabra, que mantiene sus ropas blancas y su corazón y manos limpias delante de Él en constante adoración, para ese ese remanente que inconmovible en la Roca que es Cristo no se desvía ni a izquierda ni a derecha, para ellos es la esperanza y la promesa de salvación y libertad de Venezuela. Así me dijo el Señor:

En medio de mi determinación de juicio sobre esta nación abrí el paréntesis para que mi iglesia se apercibiera, para que mi iglesia escuchara de nuevo mi voz, hice ruido, llamé su atención, pero ella anonadada con sus amores ilusos no quiso escuchar, se hizo más soberbia y más altiva con su posición de poder y autoridad, tuvo en poco mi mensaje y lo acomodó como ella quiso para quedar bien con sus amantes. Su cabeza dura cual mula sin entendimiento, la conducirá por el camino de muerte, sus oídos los tapó a mi voz y los abrió a las voces empalagosas de sus amantes seductores que la envolvieron con sus encantos de aprobación y paz. Tiró la Palabra y calló mi Voz."

Cierro el paréntesis que abrí para ti, iglesia, porque aún tuve misericordia de ti, pues te he amado con amor eterno, y aunque te  he envié ropas blancas para que te vistieras y te envié mis mejores perlas y mis mejores joyas,  tu las tiraste al barrial, las  tiraste a  los chiqueros con los cochinos, has despreciado mi Palabra y Yo ya no permitiré más que tires mis perlas y mis joyas al lodazal ¡Harto estoy de tu desprecio! Preparé banquete para ti y te convidé a sentarte a la mesa y no quisiste, ahora envío a mi remanente, a mis siervos a buscar  por las calles a los cojos, a los mancos, a los ciegos, a los indigentes, a las prostitutas, a los homosexuales, a los drogadictos, a los desconocidos que en ella están; Los envío a que salgan a los caminos, a las avenidas, que salgan a los pueblos y a  las plaza, que corran por los mercados y les inviten que vengan a mi mesa y encuentren refugio en mí, porque la hora de esta nación ha llegado y sus ayes se escuchan por todos lados y sólo en mi casa hay salvación, provisión, libertad, paz y vida; Ellos se sentarán a mi mesa, pero tú, iglesia, no tendrás lugar en mi casa.

-

-