Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

9 jul. 2014

24 DE JUNIO OLOR FRAGANTE Y SEÑAL DE QUE DIOS RASGA EL IMPERIO DE MALDAD

Palabra que me dio el Señor al atardecer, después de haber regresado de la Campaña Nacional de Adoración al "CRISTO LIBERTADOR" de Venezuela, el día 24 de junio de 2014. 

El acto principal de esta campaña se hizo en San Blas, estado Carabobo, pero la instrucción del Señor fue que todo su remanente que no pudiera estar presente allí ese día, se levantara en adoración al norte, al sur, al este y al oeste del país, para hacer de igual forma la campaña con sus consiervos fieles al Señor.



Ese día el Señor me alistó y me dijo que preparara a los hermanos para esperar en esa campaña a tan sólo un "puñito" de gente, pues eso es lo que es un "remanente", aun cuando se había convocado a través de este blog, de las redes sociales y de invitaciones, que de manera formal hizo el pastor Abdy Pereira  a más de 200 iglesias. Esto me lo dijo el Señor para que no nos preocupáramos por los pocos que asistirían y también para mostrarnos lo que hace con la obediencia y diligencia de unos pocos que le son fieles.

Efectivamente, sólo unos pocos fueron, pero desde el principio de la campaña el Señor nos fue conduciendo como si fuéramos a adorar al Tabernáculo de los tiempos antiguos, llegando, simbólicamente, al atrio, pasando por la fuente de bronce y el altar de bronce, confrontándonos allí con nuestros pecados, maldades e iniquidades; limpiándonos y despojándonos de ellos y de toda carga, y así liberándonos de toda maldición al rendirnos ante Él, al humillarnos ante el Cordero inmolado en la cruz del calvario por nuestros pecados, por nuestras maldades; rindiéndonos ante aquel que siendo Dios vino a este mundo y se hizo pecado y maldición para salvarnos y librarnos a nosotros, cual viles pecadores, que pecamos a cada momento y de continuo corremos al mal. En el fondo merecíamos morir; sobre todo, porque por nuestra causa como cristianos "light" toda esta nación también está condenada a un Juicio terrible y habrá mucha mortandad.

Después que nos derramamos delante de nuestro Señor, y siendo ya limpios por la sangre del Cordero, pasamos a comer de la mesa de los panes de proposición. Comimos alimento espiritual que nos confortó y alentó el alma. Así mismo, dejamos que el aceite fresco del Espíritu de Dios llenara nuestros candelabros y que su fuego quedase permanentemente encendido en nuestras vidas para que alumbremos con intensidad en medio de esta terrible oscuridad a Venezuela.

Ya listos en el altar de oro con nuestros vestidos sin manchas, nuestras manos limpias y nuestros corazones puros, presentamos nuestra adoración al Altísimo, como incienso encendido, y la elevamos como ofrenda al Señor recordando que ya no había velo entre el lugar Santo y el Lugar Santísimo, que ya ese velo estaba rasgado, y que podíamos entrar confiadamente al trono de la gracia del Señor... Entonces, allí, ya en la tarde, en el Santuario estaba un pueblo, su remanente en Venezuela, dentro del Tabernáculo del Señor sólo adorando. 

Él me dijo unos días antes "Quiero habitar en Venezuela, tengo pueblo en Venezuela, pero no tengo Tabernáculo dónde habitar, pues mi pueblo no me da morada en su corazón, quiero establecer morada en el corazón de mi pueblo en Venezuela. Cuando habite Yo con ellos y ellos en mí, les entregaré a esta nación y sus enemigos los derribaré y los destruiré y les temerán, así mi pueblo, aunque eres muy pequeño Yo les mostraré mi Salvación". El Señor me dijo, igualmente, que a partir del 24 de Julio en el ámbito espiritual iba a haber un antes y un después y también me dijo que me sorprendería con las cosas que vería, pero que me daría una señal que la gente de Venezuela vería y ellos se llenarían de asombro, pues Él estaría con su remanente y su poder sería con Él y que iba rasgar el imperio de maldad en Venezuela.

Al finalizar la Campaña esa tarde y llegar a casa tomé un sueño de un rato, cuando desperté quise alabarlo y glorificar su nombre y así lo hice por lo que había hecho ese día, pero  el Señor sabía que había una pregunta impronunciable en mí, Él sabía que yo no estaba saciada con lo que había visto ese día y que aún quería más ¿Dónde estaba la señal? era mi pregunta impreguntable, pues esperaba saber que la señal que Él me dijo que daría se hubiera dado, pues esa era la forma de saber  que Él estaba con nosotros y que el imperio de Satanás en esta nación estaba llegando a su fin...

Escuché mientras aun estaba en la iglesia y cuando llegué a casa noticias de fuertes disturbios, pero sabía que nada de eso era, pues esa vez que me habló de la señal y también en otra ocasión me refirió los lugares históricos y me dijo que asociara la Verdadera Libertad que Él dará a Venezuela con los tiempos de la independencia de Venezuela, por eso yo esperaba que su señal fuera emblemática con eso que Él me ha venido hablando. Pensé, durante esos días previos a la campaña, que la señal sucedería en Campo Carabobo donde se libró la batalla de Carabobo que le dio la independencia a esta nación, pero ese día no escuché nada al respecto y sentí que el Señor se había olvidado.

Suspiré y me rendí ante Él, sin comprender nada, sólo alabé. Entonces, su palabra vino a mí diciéndome: “Desgarro el imperio de maldad”. Yo me levanté y abrí el Whatsapp de mi celular para revisar los mensajes del "Ejército Libertador" y la noticia tenía rato que había sido enviada y no la había visto, la señal esperada se había dado y era visible ante los ojos de toda Venezuela ¡Él, mi Señor, lo había hecho! y lo hizo esa tarde mientras el pueblo de Dios (su Remanente) pasó con sus manos limpias y su corazón puro al lugar santísimo y empezó a adorar y exaltar su Nombre la GRAN BANDERA de VENEZUELA que estaba colocada en los muros del Paseo Los Próceres de Caracas fue rasgada esa tarde, Se rasgó, la bandera, sin razón aparente. Pero nosotros su remanente si sabemos por qué fue.

HAZ CLICK EN LAS FOTOS PARA VER EN TWITTER EL TWEETS DONDE FUE ORIGINALMENTE PUBLICADO


   https://twitter.com/eliasayegh/status/481595006335987712  


En el Paseo los Próceres es donde está representada toda la historia de la independencia de Venezuela y de los países bolivarianos, así como la representación de los pactos masónicos y satánicos con que cada uno de los diferentes próceres de Venezuela conjuraron y ataron a esta nación al imperio de Satanás, ellos todos están representados en las diferentes estatuas, fuentes, espejos de aguas, monumentos que se hicieron en la obra original de ese paseo y que posteriormente fue enriqueciéndose de obras para dar contribución oficial al imperio de maldad que ha operado desde su comienzo por los presidentes que bajo sus diferentes gestiones de gobierno rindieron sus tributos y aportaron sus propias “efigies y monumentos patrimoniales de Venezuela”. Pero su poder sobre esta nación será despedazado ante nuestros ojos como fue fragmentada y despedazada esa gran bandera en los muros del paseo de Los Próceres.


Entonces, después que vi la señal y me rendí a Él en adoración, gratitud y alabanza el Señor me dio esta Palabra para su Remanente en Venezuela, la cual publiqué ese mismo día en los grupos de intercesión del Ejercito Libertador por facebook y por whatapp.

Gloria al Altísimo, gloria al Supremo, gloria al que vive y reina para siempre, Al que hizo esta nación, Al que tomó el corazón de su remanente y lo estableció morada en esta nación. Escuchen fieles de Dios: agradado estoy, dice el Señor, desde el norte, desde el sur, desde el este desde el oeste me llegó el olor fragante, Carabobo me impregnó de él. 

Los montes se estremecen y el humo sale llenando todo con su grandeza y poder, los justos se gozan en su presencia y el estar en el santuario es su delicia; más los perversos huyen despavoridos, ante su presencia, se confunden se comen unos a otros, porque no resisten ni aun su voz. Se rasga el imperio del maligno. Su justicia se hará ver pronto y en el lugar Santísimo estaremos seguros. 

Grato perfume, olor fragante, agradado estoy de ti, dice el Señor, mi habitación es tu corazón y mi ley las escribo en él. Cuida de guardar tu camino y mantener encendida tu lámpara, mantén tus manos limpias y guarda tu corazón. Remanente, mío, aunque apocado y minúsculo, de ti haré pueblo grande y añadiré a mi iglesia en Venezuela los que han de ser salvos, porque estrategia te doy para estos tiempos de ayes en esta nación y les enseñaré a cosechar con las tormentas y pescar en mares embravecidos, porque echaran las redes y pescarán como si estuviera el mar en calma y con la hoz cosecharás en la tempestad como en los tiempos de días despejados. Serán como árboles plantados juntos a las corrientes de las aguas que darán su fruto a su tiempo. Ya no serán más estériles si no que parirán hijos en la vejes y los criaran y les alimentaran con leche no adulterada y tendrán muchos hijos y serán padres y madres de miles y harán brillar esta mi Luz Admirable hasta todas las naciones y los confines de la tierra, porque mi venida está cerca.

-

-