Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

10 nov. 2010

PROFECIA PARA LA IGLESIA EN LA CONGREGACION "NATIVA" EN APURE

¿Cómo fue tu comienzo? ¡Oh, Primicia del derramamiento de mi Espíritu y pionera de las Buenas Noticias en esta tierra! Nativa de estos llanos, con poca influencia misionera de otras naciones; me abriste tu corazón y mi Espíritu te selló con mi justicia y amor; mi fuego se movía con libertad en ti,  tu boca no cesaba de hablar con denuedo mi Palabra, mientras mi brazo estaba contigo ¡Oh, amada mía!  ¡Genuina doncella y niña de mis ojos! ¡Oh, cuanto me deleitaba en enseñarte y en escribir mi ley en tu corazón! Yo fui tu maestro; Yo alimenté tu entendimiento con mi mano de amor mientras el fuego de tus ojos ardía de pasión por mí, y en lo inhóspito de esta tierra mi amor se derramó en ti  para salvación tuya y de muchos pueblos ¿Cómo se apagó tu fuego y tu amor primero se quedó en el olvido? ¿Por qué si te amo tanto has dejado de amarme como lo hacías al principio? ¿Por qué te empeñas en mantener una relación basada solo en apariencia? ¿Por qué te jactas de completa fidelidad a mí, solo porque aparentas cumplir  con reglas de comportamiento y muestras un celo mecánico por mi altar? ¿Cómo dejas que ‘un deber ser’ de apariencia te cubra de hipocresía, la cual día tras día va añadiendo a tu vida desenamorada un sufrimiento sin recompensa? ¿Cómo has apagado la llama de mi Espíritu?  Recuerda tu comienzo, sin limitaciones para dejar que mi amor se manifestara en ti. Amaste tu libertad como un ave que estuvo cautiva y andabas firme en esa libertad; tu corazón estaba conforme al mío, la sinceridad te describía y tu lema era “AMOR ES OBEDIENCIA”. El celo por mi casa era movido sólo por el amor que te consumía y tu deseo más preciado era deleitarte en mí y hacer mi voluntad solo para que me complaciera en ti; vivías en mí por fe y para fe; tú marchabas bien, ibas encaminada por el buen camino ¿Cómo cambiaste tu pensar y te volviste para vivir en la esclavitud? ¿Quién alimentó tu cuerpo con alimento envenenado? ¿Cómo te desviaste de la verdad del mensaje de la Cruz, de mi amor, de mi misericordia y de mi justicia? ¿Qué voz oíste y le hiciste caso para amarrarte a yugos de doctrinas humanas que quitan la esperanza de alcanzar mi Justicia por la Fe? ¿Cómo fue que fraccionaste mi Palabra y tomaste de ella lo que te convenía para establecer tus  propias leyes  de fragmentos sin contexto para regir a mi iglesia? ¿Cómo fue que condenaste a mi pueblo a sumergirse en la ignorancia y la pobreza con mensajes que coartaban el contexto de mi Palabra? ¿Cómo se te ocurrió que podrías ser reconocida como justa por cumplir tus propias reglas que en verdad solo producen frutos de injusticia?  Con toda seguridad no fui Yo, porque Yo te justifico por fe ¿Por qué has dejado, entonces, que se cambie en tu corazón lo que es realmente importante y valedero (mi amor, mi gracia, mi misericordia y mi Justicia) por lo que no vale (tus doctrinas, tu religiosidad, tus pensamientos inicuos y tu dedo señalador)? ¿Por qué has vuelto mi casa en casa de Satanás? ¿Por qué arrojas por tierra mi gracia y mi amor y colocas en preeminencia tus doctrinas humanas como garantes de la salvación? Contéstame ahora esta pregunta ¿Los pecadores son salvos por la fe o salvos por cumplir la lista de tus doctrinas humanas? ¡Claro que son salvos por la fe! ¿Entonces? ¿Cómo es que dejaste de enseñar a tus hijos la justificación por la fe en Cristo para enseñar la justificación por cumplir tus doctrinas humanas? ¿Cómo es que dejaste que tú vana sabiduría se convirtiera en la guiadora irrefutable e inconmovible de una doctrina patriarcal que te desligaban de Cristo? ¿Cómo dejaste que se cambiara mi amor por tu religión? ¿Cómo hablas de ser fiel a mí y deliberadamente entronaste en mi casa tu gran amor fariseista? ¿Cómo has tenido en poco la estima y la primacía que te he dado, tirándolos en el piso con tus acciones? ¿Cómo albergas en tu corazón el desprecio por tu hermano? ¿Cómo es que no notas que tu rigidez estrangula a mis pequeños y en el corazón de los jóvenes siembra resentimiento y rebelión? ¿Cómo  has alejado el corazón de tus hijos y en cada lado te encuentras con hijos enojados, separados de ti en insurrección; sin tu bendición; golpeados por tu falta de amor, tratando de librarse de tu yugo y tu dedo señalador? ¿Qué tipo de fruto es este que estás dando? Pues te diré que no es el fruto de mi Espíritu ¿Cómo has dejado que tus doctrinas se conviertan en la fuente principal de división de mi Iglesia en esta tierra? ¿Cómo has hecho que la contienda y la rebelión hacia ti sea lo que identifique la fundación de las nuevas iglesias, mostrando desde sus inicios los síntomas de cuerpos atrofiados por el rencor, siendo esclavos, sin querer, del yugo que les impusiste?  ¿Qué provecho tengo Yo con tus doctrinas? ¿Crees que no conozco tus obras? ¿Crees que cerraré mis ojos mientras sigues matando a mis pequeñitos con tus acciones? ¿Podrán tus doctrinas humanas justificar lo que has hecho delante de Mí? ¿Crees que no te pediré cuentas por mis pequeños heridos y muertos a causa de tu injusticia?  ¡Lo que no une desparrama! En ningún momento te dejaré sin castigo, tus hechos han llegado al cielo  ¡Arrepiente ahora, vuélvete como al principio! Deja que mi amor se derrame de nuevo en ti! ¡Vuélvete de tus malos caminos porque mi ira se vuelve contra ti por tus malas acciones, por tu fría rigidez y por tu falta de amor y misericordia! Desecha de ti la hipocresía y quita de ti todo síndrome de sepulcro blanqueado; arranca de tu mano el dedo señalador y de tu corazón la estaca de la amargura; deja que el poder de mi Espíritu rompa tus cadenas y pudra de ti todo yugo; vuélvete a tus hijos con el bálsamo del amor, de humildad y de perdón, cúbrelos con mi paz y mi amor y cura las heridas que les hiciste con espada afilada; y has resplandecer mi justicia, misericordia y amor en ti, entonces tu salvación se dejará ver por todos; y así, en el día de las borrascas y de los devoradores que azotarán esta nación, en el tiempo que no habrá de que asirse y adonde ocultarse, tú estés firme y escondida en las manos de tu Dios; y cuando todo haya ocurrido luzcas vencedora y radiante de mi justicia, de mi misericordia y de mi amor y alumbres con mi Luz resplandeciente a los pueblos sumidos en la oscuridad, hasta el día de mi venida ¿Te harás testaruda y no reconocerás que soy Yo quien te estoy hablando? ¿Negarás que Soy Yo quien te ha dado esta palabra para que te arrepientas de tu mal proceder? ¡Arrepiente y conviértete! Quebranta tu corazón delante de mí, porque Yo no quiero tu muerte, sino que te vuelvas de tu mal camino para que vivas ¿Dejarás que Yo te deseche y te quite de tu lugar de honor? ¿Harás que Yo te castigue con mi fuego consumidor y apague tu luminaria? ¿Dejarás que tu falta de amor, misericordia,  perdón y necedad por hacerte pesados yugos te quiten tu lugar en la mesa de mi Dios? ¿Harás que sea mi juicio quien te demuestre, ya muy tarde, que esta palabra que recibes hoy venía de Mí? ¿Dejarás que mi espada desenvainada y mis pies sobre el lagar, hollándote con fuerza hasta sacar el rojo líquido, sean quienes te hagan entender, ya tarde, que en verdad te debías haber vuelto nuevamente a tu primer amor?



NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:


POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS ESPECIFICACIONES DE LAS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR :

SIGUE ESTOS ENLACES:


ADVERTENCIA A LA IGLESIA DE DIOS EN VENEZUELA 2010:

 http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/ADVERTENCIA%20A%20LA%20IGLESIA%20DE%20DIOS%20EN%20VENEZUELA


 LAS PROFECÍAS DE APURE

http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/LAS%20PROFECIAS%20PARA%20%20APURE

-

-