Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

10 nov. 2010

PROFECIA PARA LA IGLESIA EN LA CONGREGACION "LUZ DEL MUNDO" EN APURE

Oh, cuanto se burlaban de ti, cuan inclemente fue contigo el dedo señalador, te llamaste luz, porque mi resplandor intenso te alumbraba para que fueses Luz del Mundo, mi fuego encendido no se apagaba aunque la lengua inicua de los que te adversaban te laceraba sin contemplación, incomprendida por tus hermanas no abrías tu boca para defenderte, tu ardor por mí le daban rienda suelta a la manifestación de mi amor en tí; Mi Espíritu se sentía con libertad en ti, se movía a su antojo mientras mi mano poderosa te respaldaba con maravillas y milagros que no se habían visto en estas tierras jamás; Dejabas que las lenguas humanas y angélicas y la manifestación de mi Espíritu en formas impensables edificaran mi iglesia ¡Cuan vituperada fuiste! en labios de fariseos fuiste acusada de obrar en nombre de Belcebú ¡Oh, cuanto me amabas! ¡Cuánto amor por mí! Dejaste que mi Espíritu, cual Pentecostés, te bautizara y te llenara de mi poder. Yo me movía en ti y te vestía de mi amor y mi Justicia y te llenaba cada día con mi gozo sin medida. Te enfrentabas a gigantes y los hombre fuertes te temían, pues tu fuerza de guerrera estaba en mí. Pero tu como la esponja que absorbe y absorbe y no parece que lo hiciera, te dejaste llevar por vientos de doctrinas de hombres y fuiste absorbiendo resentimiento y amargura en tu corazón y en poco tiempo fuiste apagando mi amor en ti, llenando a mi iglesia de un ruido latoso y metálico que no tenía mi nombre ¿Cómo no te percataste que tu amargura y desamor te estaban entorpeciendo el paso del fluir de la unción de mi Espíritu? ¿Cómo fue que te tomaste las pocas reglas de orden en mi iglesia para tejerte fuertes yugos doctrinales que estrangulan a mis hijos? ¿Cómo fue que se te oscureció el entendimiento después que te había alumbrado la luz admirable de Cristo? ¿Cómo fue que se te olvidó que donde está el Espíritu de Dios hay libertad? Te volviste severa en tu doctrina que justificaban la frialdad de tu corazón y lo opaco de tu luz, mientras te empeñabas en hacer ruido para aparentar la presencia de mi Espíritu, pero por dentro se volvía tu corazón como con un hedor que mostraba que había algo que se descomponía en tu interior ¿por qué te has empeñado en no reconocer que al no estar en ti mi fuego permanente Satanás se ocupa, solícito, de dejar en la carne expuesta sus larvas, bacterias y parásitos que pronto descomponen tu cuerpo?  ¿Cómo fue que cambiaste el mover de mi Espíritu con el fuego de mi amor y mi poder por doctrinas que miden la salvación y la espiritualidad de tus hijos? ¿Cómo fue que dejaste de deleitarte en mi amor y te centraste en darle tanto valor a la vara de tu religiosidad? ¡Oh, cuan espontánea eras cuando te acercabas a mí! ¡Cuán sincero me eran tus labios y tu danzar exuberante cuando me rendías alabanzas como David! ¡Oh, amada mía! por ti deje estéril a las Micales que te criticaban, pues no toleré su burla sobre ti; En lo secreto te hice conocer la forma de llevar la luz del Reino a un mundo en oscuridad, escribí en tu corazón mi ley y abrí tu entendimiento para que comprendieses el modelo primitivo del pentecostés; te impulsé a testificar con denuedo a las multitudes y sin reservas emprendiste tus campañas evangelizadoras, conquistando territorios y doblegando el poder del enemigo, te multiplicaste con rapidez y en los territorios más oscuros encendiste la luz y estableciste altares para mí. ¿Qué fue lo que te pasó? ¿Dónde quedó tu corazón henchido de alabanzas para mí? ¿Por qué dejaste de salir a la guerra? ¿Por qué le diste sueño a tu cuerpo y te dejaste llevar por la comodidad del palacio? ¿Cómo jugaste con el pecado de la iniquidad y acariciaste la fornicación religiosa? ¿Cómo sabías que escribías la sentencia de muerte del inocente y no detuviste tu mano homicida? ¿Crees que no conozco tu corazón? ¿Crees que no te pediré cuenta por los heridos y muertos en los frentes de batalla que en su deseo de serme fiel, siguieron tus instrucciones y obedecieron ingenuos a la orden de tu sentencia religiosa? ¿De qué me sirven tus sacrificios si tu injusticia está delante de mí? Escucha bien las palabras que te hago llegar al oído, pues en ningún momento te quedarás sin castigo ¡Arrepiéntete y convierte ahora! ¡Vuélvete de tus malos caminos! Quebrántate delante de mí y abre tu boca para hablar, pues tus huesos se han consumido mientras has callado el secreto de tu pecado; y tu cuerpo enfermo no puede más ¿Cómo dejas que se vayan tus fuerzas y tus hijos se rebelen contra ti? ¿Cómo no reconoces que en tu necedad echas tus hijos de delante de ti y los haces permanecer en el exilio, en amargura de espíritu y  rebelión? ¿Dejarás que tus huesos sean abatidos hasta la muerte? ¿Dejarás que te eche delante de Mí? tu sabes que amo la verdad y es la verdad la que te hará libre; tú sabes y conoces muy bien mi justicia y palabra justa no te es extraña ¿Por qué te empeñas en vestirte de injusticia? por eso una vez más te digo ¡Arrepiente y conviértete de tus malos caminos! Reconoce tus rebeliones y trae delante de ti tu pecado, entonces te limpiaré con hisopo y te lavaré, serás blanca como nieve, te devolveré el gozo y tu resplandor se hará notorio en las naciones; y tu fe en mí se hará ver en el regreso triunfal del Santo de Israel; y en el día tenebroso para este país, mi Luz en ti se volverá más intensa que nunca; y en el día de la adversidad podrás vencer al depredador que te persigue para comer tus carnes. Por tanto toma estas palabras que te traigo ahora y vivirás ¿Dejarás que mi juicio venga sobre ti y apague para siempre tu luz intermitente y opaca? ¿Permitirás que tu lámpara sea quitada de su sitio y tu lugar en la ciudad del Rey ya no esté más? ¿Dejarás que mis pies te estrujen como uvas en un lagar, mientras el sumo carmesí de tu cuerpo se salta hasta mis rodillas para que vengas a comprender, ya tarde, que en verdad debiste escuchar mi voz y volverte inmediatamente de tus malos caminos?


NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:


POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS ESPECIFICACIONES DE LAS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR :

SIGUE ESTOS ENLACES:


ADVERTENCIA A LA IGLESIA DE DIOS EN VENEZUELA 2010:

 http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/ADVERTENCIA%20A%20LA%20IGLESIA%20DE%20DIOS%20EN%20VENEZUELA


 LAS PROFECÍAS DE APURE

http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/LAS%20PROFECIAS%20PARA%20%20APURE

-

-