Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

6 jul. 2010

PREAMBULO DE LAS PROFECÍAS PARA LA IGLESIA DE APURE

Decir ‘Palabra de Dios es esta’ o ‘Así te habla el Señor’ es muy comprometedor y sobre todo cuando un profeta sabe claramente cuáles son las consecuencias de hablar falsa profecía. Decir una profecía buena es agradable, pero decir una profecía de juicio es temible, pero más temible aún es saber que a quién se le va a dar una palabra de parte de Dios es un individuo o un pueblo que tiende a ser escéptico a los profetas. Así que hacer llegar esta palabra de profecía para la iglesia de Apure no me es tarea muy fácil; y menos aún sabiendo que la palabra es fuerte y terrible.
Estando yo en comunión con Dios, Él me hizo saber en varios momentos que me daría a conocer palabra de profecía para su iglesia, que sería palabra fuerte y dura para su pueblo, y que requería que me apartara un tiempo para tener mayor intimidad con él, a la vez que me resguardaba para que el adversario, que estaba dispuesto a impedir tal cosa, no lo pudiera hacer. Posteriormente todo lo que el Señor me había dicho, me fue confirmado a través de una sierva suya, la profetisa Nohemí Suárez.

Las instrucciones que me dio el Señor a través de está sierva profetisa suya, después de confirmar la palabra que ya él me había dado, fueron mantenerme acuartelada (sin poder salir de mi casa) durante el tiempo en que se me daría la Palabra (40 días y 40 noches que fueron de medias vigilias y vigilias); me ordenó además, hacer cinco dibujos específicos. En una hoja debería dibujar un trono, en otra una corona, en otra un cetro, en otra un anillo y por último, debería dibujar un barco pesquero con redes; así mismo, me dio instrucciones precisas de comprar unas yerbas amargas y miel pura de abejas. Finalmente me ordenó tener a la mano un cincel, un martillo y fuego, pues con esos dibujos e implementos me iría revelando, en sus misterios, el desarrollo de la palabra que me había dicho que me daría.

A medida que dibujé, sin copiarme de nada, solo de inspiración que me llegaba del Señor, comprendí e interioricé el mensaje del Reino de los Cielos que el Señor quería que se refrescara y se centrara en el corazón de la iglesia, por ser un mensaje que se ha dejado de comprender y predicar con la profundidad, verdad e importancia en estos tiempos en que nos acercamos cada vez más al cumplimiento de la venida de Jesucristo, pues nos hemos sumergido en mensajes distractores; incluso mensajes cuyo título es el Reino de Dios, pero desviados de la Verdad del Reino de los Cielos, de la justicia y el Juicio de Dios; Por eso me recordó el Señor, y quiere que le recuerde a su iglesia, que el Reino de Dios se acerca una vez más a nosotros con toda la extraordinaria promesa del reino y gobierno justo y sempiterno de Jesús; que sabiendo que por nuestros pecados y rebeliones no podemos acercarnos a él, hizo entonces, que la justicia salvadora por medio de la sangre de Cristo se acercara a nosotros para justificarnos por la fe. Escuchemos pues su voz que grita una vez más y se hace escuchar con gran fuerza en estos llanos apureños “¡Arrepentíos, porque Reino de los Cielos se ha acercado!”

Las yerbas eran para tenerlas en la boca mientras escribía palabra amarga de juicio para su iglesia y la miel que endulzó mi paladar amargado por las yerbas se convirtió en palabra dulce y agradable para el oído y el corazón de su pueblo; pero justamente el día 40 de mi acuartelamiento, cuando terminé de escribir ambas palabras (la amarga y la dulce) que me había entregado, considerando que era el último día y no fluía más revelación y aún quedaban algunos implementos que me dijo que tuviera a la mano le pregunté “Dios, dime ¿Qué significa el martillo, el cincel y el fuego en todo este asunto de lo que tú me has hablado para la iglesia? ¿Es para darle un mensaje a alguien diferente? y me dijo “No, esto también tiene que ver con lo mismo” entonces me hizo comprender con claridad y a luz de su Palabra (La Biblia), el papel simbólico que haría cada uno de estos implementos en el mensaje a la iglesia y me dijo, entonces: “No temas en darle a conocer estas palabras, tanto la amarga como la dulce a mi iglesia, pueblo que he amado pero me ha sido infiel; como roca está su corazón, endurecido en gran manera y con cincel de hierro con punta de diamante ha escrito en él sus pecados, inmoralidades y rebeliones; y sus leyes e iniquidades ha esculpido con cincel en la piedra de su corazón para que sus hijos la recuerden y las repitan a las demás generaciones; pero mi Palabra como martillo que quebranta la piedra lo quebrantará y con mi martillo fuerte y pesado desmoronaré hasta pulverizar la roca más dura y difícil de romper, porque el fuego de mi furor se ha encendido contra mi iglesia y no será fácil de apagar, pues consumiré con él todas sus iniquidades, pecados y rebeliones. 

Así que alístate, sierva mía y no te amedrantes en entregarla, porque demando de ti obediencia y si la rechazan no te rechazan a ti, si no a mí y si te vituperan no te lo hacen a ti, sino a mí, pero tú con tu obediencia librarás tu alma.”

-

-