POR FAVOR TEN PRESENTE ESTO ANTES DE LEER LAS PROFECIAS

Como usted de forma natural o sea humana no puede saber si yo estoy anunciando aquí una palabra profética verdadera o falsa le insto encarecidamente que le pida al Dios creador de los cielos y de la tierra, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que a través de su Santo Espíritu le guíe a toda Verdad y le confirme en su corazón, a través de la Biblia, si estas palabras proféticas son de Él o no y si el Espíritu Santo le confirma que son de Él tome lo que es para usted y si por el contrario, mientras usted permanece en la intimidad y comunión con el Altísimo, Él le hace saber que estas profecías no son suyas ¡Deséchelas Enérgicamente! Y júzgueme como usted quiera, pues del resto se encargará Dios.

Atte. Ana Victoria Sanz

16/4/2014

AL REMANENTE DE DIOS EN VENEZUELA

¡Oh, remanente de Venezuela! Clama, gime y pelea, porque los ayes son muchos y el dolor de la madre, del huérfano, de la viuda ensordece las alturas y no hay consuelo para ellos; clama, gime y pelea por el alma de esta nación que cegada por el odio y la soberbia hiere el alma de sus hermanos. No hay quién cure, no hay quién salve, no hay quién entre al campo de guerra y salve a los que resuellan por la herida y están condenados a muerte.
Conociendo de Dios “el por venir” para esta nación, desde el doce de Febrero de este año 2014, mi corazón se sacudía al ver en vivo, y no en visión, por las calles y en los medios de comunicación a este pueblo y su gobierno tanteando sin poder ver, ofuscado por su odio y altivez siguiendo los ruidos de cadencias encantadas que los conducen claramente a la muerte; pero trataba de tranquilizarme diciéndome  “Aún no está la señal, todavía no es el baile del lagar, apenas esto es  el preámbulo, Dios nos está dando aún un poco de tiempo", esto me lo decía, porque  esperaba aún la señal en el cielo que Dios había dicho que nos daría para que no existiera duda del cumplimiento de cada una de sus palabras proféticas para Venezuela, pero hace dos semanas me alerté cuando un hermano de Maracaibo me hizo una llamada y me habló de la luna roja que se haría ver, luego esta semana mi corazón se estremeció doblemente al ver en mi facebook un link de la web que confirmaba lo que me dijo el hermano ¡La afirmación era cierta! sorprendentemente  la luna se pondría roja y en efecto ayer 15 de abril ocurrió así, sin duda un suceso inusual e impresionante que sirve de señal de Dios en los cielos para que todos vean que la ira del Señor desciende sobre esta nación como lo dijo hace más de 4 años a través de mí en la profecía Juicio de Dios para Venezuela, 2010 “He aquí que el cielo se pone rojo mientras los incautos para confusión suya se sorprenden con la señal, en tanto salgo de mi lugar y desciendo sobre Venezuela, porque hollaré a esta nación como quien pisa un lagar de uvas con sus pies. La pisaré con mi ira y la fuerza de mi furor hará que se salpiquen en gran manera de rojo mis vestidos”. Viendo  que  ya no hay vuelta atrás e inconfundiblemente este es el tiempo del cumplimiento de las visiones y de las palabras proféticas,  mi corazón se compungió, una vez más, por los muchos que han de morir y por lo poco que consideraba que yo podía hacer por ellos,  veía como un gran océano que habría su boca para tragarlos y en su inmensidad sucumbían dentro de sus aguas y yo ante aquel tsunami rojo me veía sin fuerzas para salvarles, entonces impotente hablé a Dios: Dios, han llegado los ayes de Venezuela y cada vez se hacen más fuertes, ven ahora y mírame a mí, aquí, convaleciente y sin fuerzas por causa de este aguijón que afecta mis carnes ¿Acaso he de quedarme, simplemente mirando cómo se pierden? ¡Oh, Dios! ¡Cómo malgastamos el tiempo y ahora estamos sobre la hora! ¿Podremos aún rescatar a algunos  de la mortandad que se avecina? ¿Sigo pregonando o Callo la trompeta de tu voz profética y espero hasta que todos mueran? ¡Oh, mi alma se duele profundamente!  ¿Quién podrá ir a dónde están ellos? ¿Quién podrá ir a salvarlos de la muerte? ¿Quién podrá rescatarlos? ¿Quién podrá decirles, a estas alturas cuando ya tus pies están en el lagar y el rojo purpura empieza a salpicar a esta nación, que aún si claman a ti y sólo a ti Tu puedes salvar sus vidas? ¡Oh, Dios! ¿Dónde están tus justos para que me ayuden? Tus justos se han guardado en sus casas, porque han escuchado las detonaciones, han sentido el olor del lacrimógeno y el ruido de las tanquetas y por eso  tiemblan de pavor como si Tú no estuvieras con ellos  ¿Dónde está tu iglesia? Tu iglesia está orando por sí misma y cuidando que su despensa esté llena, mientras mira de lejos cómo caen al abismo los que están condenados al infierno ¿Dónde están tus embajadores? Tus embajadores están sesgados y confundidos  formando parte de uno o del otro camino de muerte ¿Dónde están tus pastores, profetas y maestros? Ellos están fumando la “pipa de la paz” y honrados por los que tienen poder, se sientan a compartir su mesa y confites dedicados a la idolatría ¿Dónde está tu iglesia? Tu iglesia está indiferente e insensible a los juicios que has hablado y anda en buscan de su prosperidad y seguridad como si nada estuviera pasando en este pueblo  ¡Oh, Dios! Esta nación está pérdida ¡Oh, Dios! Dime ¿Quién se pone en la brecha para que tú no destruyas completamente a Venezuela? ¿Quién se levanta y abre camino y vence los obstáculos que ha impedido que tú le des Libertad  a este pueblo? ¡Oh, Señor! ¿No hay ninguno que se levante en esta tierra y se interponga contra Satanás y pelee para el Cristo que venció  la muerte el alma de este pueblo? ¡Oh, Dios! ¿No hay nadie que dé la cara por tu causa y le haga frente al que ha dominado y esclavizado a esta nación por más 500 años? ¡Oh, Señor! ¿Quién entrará en la batalla arreciada con tu Pendón desplegado? ¿Quién extenderá Tu bandera libertadora y peleará por la verdadera  libertad de este país? ¿Quién saldrá a rescatar a los que han de ser salvos? ¿Dónde está ese remanente del cual has hablado? Yo no lo veo, no lo encuentro, lo he buscado y no lo he hallado, encuentro gente que cree la palabra profética y hasta la recita de memoria, pero su corazón es sesgado y la usa para levantar la bandera de su causa; encuentro gente que la cree, hace súplicas por Venezuela y se acercan a mí compungidos, pero luego al salir del clamor se olvidan; encuentro gente de todo tipo, pastores, profetas, oradores, ayunadores que parecen estar claros de lo que has dicho, pero al final están en otro sitio ¡Oh, Dios, parece que estoy sola!  Estoy sin fuerzas y no hay nadie que me ayude, no consigo a nadie verdaderamente comprometido con tu causa que haga contacto conmigo por lo tanto me quebranté y lloré por este pueblo, pues me sentía sin fuerzas e impotente.

Entonces la voz de mi Señor, mi Salvador llegó a mí:  "Tú no estás sóla, Yo estoy contigo y abro tus ojos para que veas todo el ejercito que pelea por ti, abro tus ojos, también, para que veas  mi remanente fiel en Venezuela, el cual firme en su fe como Sadrac, Mesac y Abed-nego no está sesgado ni se postra ante ninguno de los dioses de esta nación, porque sólo Yo soy su Dios;  tengo un restante de mis sacerdotes que como en los tiempos de Elías no están contaminados, que creen en mis justos juicios;  que no toleran las  fornicaciones de Jezabel  y rechazan con furor sus idolatrías y hechicerías; que no se han ido tras el lucro de Balaam y aborrecen la doctrina de los nicolaitas. Sí, Tengo mi remanente que  sigue firme en su fe, aunque han sido golpeados por los falsos profetas, falsos pastores, falsos maestros y falsos apóstoles y  hasta por mi propia iglesia y se han guardado delante de mí con su corazón quebrantado esperando este tiempo, pues su esperanza está puesta en mí para dar la Libertad a Venezuela. Por tanto, Yo, el Único Soberano y Todopoderoso y Temible y Celoso y Supremo y Eterno Dios que hizo a Venezuela y derramó su sangre por ella, levanto en este tiempo a mi fiel remanente, que han gemido, que han clamado, que han inundado los pisos con sus lágrimas, que han dejado de dormir, que han dejado de comer, que no le han dado descanso a su alma haciendo clamores sinceros por esta nación, que no se han dejado conmover con los que le han lastimado y se han parado en la brecha y han batallado y batallan por la libertad de Venezuela. Por  tanto alza ahora tu voz y háblale estas mis palabras a mi remanente fiel.

Así te dice el Señor tu Dios: “No con tu fuerza, porque no tienes, no con tus recursos y riquezas, porque escasea, no con tu experiencia y estrategias evangelizadoras convencionales, porque no te sirven de nada en este tiempo inédito de una Venezuela en guerra, no con el respaldo de tu organización, porque ellos no entienden ¿Dime ahora que tienes, Remanente mío, para liberar a esta tierra? ¡No tienes nada! Sólo un corazón dispuesto y una completa obediencia ¡Es eso que tienes y eso es lo que Yo quiero! Es así como Yo te quiero, pues solo con la fe vencerás las batallas y la guerra por la Libertad de Venezuela,  sólo con mi fuerzas y sólo con mi poder  someterás  y ahuyentarás de este territorio al que mantiene esclavo a este pueblo; Hoy  fortalezco todo tu cuerpo; afirmo tus piernas y te hago ligero como cierva; lleno de fuerzas tus manos y las hago diestras; abro tu entendimiento y mi sabiduría la hago habitar en tu corazón; y engrandezco en ti mi amor y te lleno de mi poder; pues te levanto, a ti remanente fiel, por Venezuela como a Nehemías con la espada en la mano y con las herramientas de construcción en la otra, porque con la espada pelearas contra el enemigo que impera en el corazón de los venezolanos haciéndole retroceder en mi Nombre y obligándolo a despejar el territorio que Yo te he entregado y no temerás ni te amedrantarás, porque mi mano poderosa estará contigo,  tu Justicia irá delante de ti y mi Gloria será tu retaguardia; Desplegarás en todo tiempo cual soldado de Jesús la bandera de la Cruz por causa de la Verdad y la harás visible a los ojos de los que están en la oscuridad, tomarás las calles, las avenidas, las autopistas, las plazas, los centros de comercio, las instituciones, las empresas, los parques, los campos, los edificios y casas en rescate del  cautivo y en la conquista del territorio que se había perdido, no darás descanso a tu alma hasta que Yo le entregue por la fe de ustedes mis fieles, la libertad a Venezuela. Comerás sin dar descanso a tu cuerpo, dormirás con los ojos abiertos hasta que haya dado la liberación de este pueblo, porque levanto ejército libertador, ejercito pequeño en número, poco en fuerza y en salud, pero grande, robusto, saludable, valiente y temible en mi Poder llamado "más que vencedor” para traer vida, paz y libertad a esta nación. Levanto ejército del centro y del sur y ejército del oriente y del occidente; Levanto a mis fieles a pelear batallas en todo el territorio venezolano ¡Oh levántense soldados del ejército libertador de los llanos de Apure! Alístense y tomen el territorio nacional, porque  guiarán batallas decisivas que obligarán al opresor a retroceder. ¡Oh,  Carabobo, Oye atento Carabobo! Pues una vez más, como en los tiempos de Bolívar,  en tus tierras se peleará la gran batalla que hará cesar la guerra por la verdadera libertad de Venezuela, alístate y sal a la lucha por la independencia del yugo esclavizador que domina a toda esta tierra, yo te escogí desde el principio y te traje de muchas partes para estos tiempos de hoy y traeré a muchos más para engrandecerte y hacerte fuerte, cobra ánimo y fortalécete en tu Libertador, porque mía es la estrategia de guerra y mía es la victoria ¡Venezuela, Yo soy tu Libertador! ¡Conoce la Verdad y serás Libre!  Alístense fieles míos, despiértense los que aún duermen y salgan antes que rompa el alba a pelear batallas ¡Oh, escuchen fieles del Eterno y Supremo Dios! ¡Suena el clarín del ejército libertador! Pelea, pelea con coraje y tendrás la corona, trabaja con valor, no le des ahora descanso a tu cuerpo hasta muy tarde en la noche, porque vendrán noches en que no podrás dormir y días en que no pondrás pan en su boca, pero mi vigor será tu fuerza y mi Pan tu alimento, porque a ti te he llamado para consignar la libertad Venezuela.

Otra vez te digo a ti, remanente mío: Tú me eres instrumento para libertar a Venezuela, no se amilane tu corazón  ni sienta temor tu alma por las cosas que han de ocurrir, cobra ánimo, “esfuérzate y sé valiente”, porque Yo estoy contigo como “Poderoso Gigante”. Ten en cuenta esto ahora y no te tome por sorpresa, el que ha dominado esta nación por más de 500 años no está dispuesto a entregarla y viene directamente contra ti, peleará con todos sus medios para destruirte pero no te destruirá, y muchos de ustedes padecerán por la Verdad, pero recuerda “Bienaventurados Los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de Ellos es el reino de los Cielos” ¡Alégrate en mí! Porque Yo te doy grande galardón, vida eterna y autoridad sobre las naciones.

Venezuela tendrá Luz y Libertad, pero sólo por un período que Yo he determinado; resplandecerá su Luz en las naciones hasta que haya cumplido su propósito evangelizador en estos tiempos antes del fin; levantaré en ella un David, un hombre conforme a mi corazón que la conducirá en amor, justicia y paz; será nuevamente llamada nación libertadora de naciones, pues mi Verdad y libertad será llevada por ella hasta los confines de la tierra, en ese entonces habrá un mover de mi poder como no hubo antes jamás en este país y la unción de mi Espíritu será derramada en ella, su lámpara encendida será vista en todo lugar y su voz llena de santidad proclamará mi Palabra no adulterada y todas estas generaciones que no la han escuchado la escucharán, porque mi venida está cerca."

18/2/2014

13/2/2014

AYES DE VENEZUELA Y DE LA IGLESIA

¡Ay, Ay, Ay, Venezuela! Cuán grande es tu inundación, Cómo se han inundado en tiempos de sequía tus veredas, calles, avenidas y autopistas; Cómo  tus plazas y comercios, tus casas y edificios se han inundado como con un río rojo embravecido que golpea y chispea mientras se abre camino. ¡Ay, Venezuela! Tu miedo te hace actuar fatuamente y torpemente te encaminas enceguecida hacia tu propia destrucción por no tener en cuenta a Dios y por no escuchar su voz cuando te pedía que te volvieras a su camino.
El tiempo del hijo se acorta, sus piernas tiemblan, su mano se endurece, su puño se hace de hierro, puño que será desmenuzado. Los sacrificios ya están en el altar, los que planean traición están listos y los príncipes deseosos del poder se destruyen así mismo. El que una vez fue  grande y fuerte y que aún intimida con espejismo de poder y dominio a los pequeños y débiles se apresura a echar mano y a tomar lo que siempre ha querido en son de defender la libertad de los que claman a otro Dios que no es Cristo.
Ay, Ay, Ay, iglesia Ten en cuenta que  por cada uno de ellos te pedirá cuentas Dios. Ay, iglesia sufre tus ayes, porque embriagada de vino preferiste el camino de Caín, te lanzaste por el lucro del error de Balaam y  en la contradicción de Coré. Convertiste en libertinaje la Gracia de Dios, preferiste escuchar a tus falsos profetas que te aupaban y te hablaban de prosperidad, cerraste tus oídos a escuchar la voz de tu Dios y te fuiste desbarajustada como una cabra montes tras tus amores ilusos, cual prostituta te acostaste con ellos y con tu ambición de poder causaste la mayor división y mortandad en mi pueblo.

9/3/2013

MAS PALABRAS DE ADVERTENCIAS (Publicadas en Facebook 11 de enero 2013)

"Ya es el tiempo... el novio está por llegar y las lamparas deben estar encendidas..." "¿Quién podrá resistirse? los soberbios serán quitados, los altivos y sabios en su opinión serán cortados... Los árboles enraizados, frondosos y robustos, difíciles de derribar, serán sacados de raíz, las palmeras serán sacudidas, sus copas llegarán al piso, pero después de la tormenta estarán nuevamente de pies." "También aquellos árboles de otra madera que menean erguidos su propia copa por fin se sienten fuertes para destruir el denso bosque que en poco tiempo creció con corazón, pero en tal torbellino serán objeto de su propia destrucción y el fuego con que juegan igual los alcanzará a ellos." "Oh, Hijo mío, se prudente y sabio, NO TE DESVÍES NI A LA IZQUIERDA NI A LA DERECHA, guarda tu corazón y despójate de toda altivez y soberbia, no te dejes provocar por las circunstancias y no te llenes de pavor por el porvenir, pues todo está dispuesto y el Eterno tiene en sus manos a los que le temen... Guarda tu boca, guarda tu lengua, porque la lengua es un pequeño órgano capaz de acabar un denso bosque y ¡ay, del que enciende fuego a un bosque estando en medio de él! el fuego termina alcanzándolo y también será consumido por él." "El amor dejará de ser consigna de una fracción y vendrá a ser el todo del completo, pues lo conocerán por fin en medio de la tormenta y traerá quietud y bonanza en medio de esta tierra." "Entonces nacerá tu luz y tu salvación pronto será vista... El amor vencerá el odio y la luz hará huir las tinieblas... la gloria del Altísimo se verá de nuevo en el débil y olvidado y su corazón será conforme al corazón de Dios."

NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:

POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS DETALLES INSERTOS DE LOS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR A LA NACION :

SIGUE ESTOS ENLACES:





MAS PALABRAS DE ADVERTENCIA 2 (Mensaje al pueblo de Dios en Venezuela)

Para el Pueblo de Dios en Venezuela,para los hijos de Dios según Juan 1:12, para aquellos que han sido redimidos por la Sangre del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, para aquellos que han puesto a Jesucristo en el Centro de su corazón es este mensaje: "No se desvíen ni a a IZQUIERDA ni a la DERECHA, manténganse firmes en Cristo Jesús, guarden su corazón y no se contaminen con las viandas que están puestas en la mesa de esta nación. Guarden su boca y refrene su lengua con mi poder, no se sorprendan ni se conmuevan por el ha de venir para esta nación como los que no tienen esperanza, antes bien sean fortalecidos en el Señor, porque el guarda a los que en Él confían"

NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:

POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS DETALLES INSERTOS DE LOS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR A LA NACION :

SIGUE ESTOS ENLACES:



11/11/2010

PREAMBULO DE LAS PROFECÍAS DE APURE Y VISIONES DE LA IGLESIA EN 7 CONGREGACIONES

Al Señor le pareció bien revelarme a mí, Ana Victoria Sanz, en el lapso de los meses marzo y abril del 2010, la condición de su iglesia en Apure, Venezuela, y también me mostró, aún más en específico, la condición de la misma en siete de sus congregaciones. Me reveló sus inicios y me hizo ver como el enemigo ha venido obrando en ellas para desviar a su pueblo del Camino de la Verdad, del Amor, de su Justicia, del evangelio de Jesucristo, de la doctrina de los Apóstoles y de su segunda venida. Y aunque al principio pensé que el mensaje sólo era para esas congregaciones, posteriormente me dijo que cada una de ellas representa la condición general de una parte de la iglesia en Apure e incluso de todo el país y que por lo tanto debía publicar lo que me había revelado en este blog.

Desde los inicios de la iglesia, el enemigo (Satanás), ha querido desviarla del evangelio de Jesucristo. El adversario mezclando medias verdades con medias mentiras ha logrado que la iglesia se sesgue hacia los lados de la doctrina de los apóstoles y deje de lado el Primer Amor. De una u otra forma en las diferentes congregaciones se infiltra el enemigo aprovechándose de la fragilidad de su fe, la cual “es por el oír; y el oír por la palabra de Dios” Romanos 10:17; Satanás disfrazado ha ido tomando espacio  hasta envolver a la iglesia en sus artimañas, de desunión, fariseimo, hermetismo religioso, reglas, dogmas, leyes de hombres, libertinaje, doctrinas, comercialización, inmoralidades, mezcolanzas, orgullo, en fin. Sin embargo, Dios siempre ha mantenido a su pueblo en alerta de estos peligros y no escatimó en ningún momento en confrontar a las diferentes congregaciones con su pecado para que estas se volvieran al camino de la Verdad, al evangelio de Jesús (y eso lo podemos ver claramente en 1 Corintios, Gálatas 3, Apocalipsis 2 y 3). Cada una de estas condiciones de la iglesia en las diferentes ciudades descritas en estos libros de la Biblia es una ilustración de la situación de cualquiera de las congregaciones de la iglesia de Dios en el día de hoy, y reflejan las varias estrategias sinuosas que usa el Adversario, el Diablo, para desviar al cristiano de la fe en Cristo y de la sana doctrina, de hecho muestran como se va dejando de lado el Amor, o sea a Dios, porque Dios es Amor y se tiene en poco los mandamientos del Señor Jesús puntualizados en Mateo 22:37-39 “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38Este es el primero y grande mandamiento. 39Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

En sí, lo que interpreto de estas revelaciones proféticas que el Señor me dio de esas 7 congregaciones de la iglesia en Apure, las cuales reflejan la situación de la iglesia en Venezuela, es lo vivió la iglesia en los tiempos de los Apóstoles, tanto es el parecido que podemos concluir que Satanás no es creativo y usa las mismas estrategias de seducción y mentirá para engañar al pueblo de Dios y si no estamos en cuenta de esto podríamos creer ingenuamente que “…eso que le pasó a iglesia de Éfeso no le pasará a nuestra iglesia, o eso que le pasó a las congregaciones de Galaxia no le ocurrirá a nuestra congregación”, sin embargo, hermanos míos estamos, actualmente, lidiando con el mismo adversario el Diablo con el que lidió la iglesia en sus distintas congregaciones en sus inicios.


Creo que a Dios le pareció bueno mostrarme estas revelaciones de la situación de su iglesia en Apure, porque desde hace más de dos décadas he venido orando por este estado llanero, y en los últimos 10 años he persistido con mayor ahínco y quebrantamiento intercediendo y suplicando ante el Señor por su Iglesia en estas tierras del sur venezolano, pues aunque es considerado un territorio que adora al Dios que hizo lo cielos y la tierra, dueño del oro y de la plata, por ser uno de los estados con mayor porcentajes de cristianos evangélicos de esta nación (y sin temor a exagerar creo que también es uno de los estados con mayor cantidad de templos del país y quizás me estoy quedando corta, porque no tengo un estudio real del crecimiento y establecimiento de congregaciones cristianas evangélicas en Apure, pero por simple observación, instituyo que prácticamente en todos los barrios hay una congregación evangélica x cada 3 cuadras) es una población con altos niveles de atraso, verificables en los índices socioeconómicos de la misma, es una de las entidades con mayor pobreza, morbilidad, mortalidad infantil y materna, desnutrición, violencia, delincuencia y desempleo en Venezuela.

Toda esta carga de intercesión por Apure y la iglesia de Dios la tengo desde que tenía 15 años, pero se me acentuó, más o menos por el año 1991, cuando uno de mis profesores en la universidad explicaba que la causa de esos índices sociales negativos y alarmantes de Apure se debía al opio de la sociedad, es decir, a la creencia en Dios; afirmaba este docente universitario que los evangélicos y los cristianos en general eran los responsables del atraso y subdesarrollo de los pueblos, puesto que creer en la existencia de Dios y la Biblia era una especie de droga que hacía que los pueblos se sumergieran en la miseria, conformismo, escapismo de la realidad y todo lo que eso conllevaba y que Apure era el ejemplo de ello.

Fue un tiempo confróntativo en la universidad con aquel profesor, pero desde entonces mi alma y corazón no tuvieron reposo en cuanto a eso, por lo tanto me dediqué a ir al altar y llevar al lugar santísimo la súplica continua por Apure junto a un sin número de preguntas. Pasaba horas pidiendo a Dios que me revelara la verdadera causa de la condición de pobreza y atraso de esta tierra; le indagaba ¿Por qué si había tantos cristianos lo que se veía era maldición, ruina, desolación, enfermedad, pobreza, violencia, delincuencia y atraso? ¿Qué pasaba con su iglesia? ¿Dónde quedaban sus promesas de bendición? ¿Realmente debíamos vivir en la miseria para demostrar humildad como se nos enseñó? ¿Son esas bendiciones y galardones sólo para después de la venida de Cristo cuando reinemos con Él en la Nueva Jerusalén? ¿Por qué si somos una sola iglesia somos tantas denominaciones y nos escarnezcamos y vituperamos unas a otras sólo porque creemos ser dueñas de la verdad y ser más santas que las otras? entonces ¿Se agrada Dios de la iglesia apureña? ¿Realmente está bajo la voluntad de Dios? ¿Practica la iglesia los mandamientos y evangelio de Jesucristo? ¿Se está moviendo en la doctrina de los Apóstoles? ¿La pobreza y condición de Apure se debe en gran parte a la verdadera condición de la iglesia apureña con Dios? tantas preguntas como estas que ardían dentro de mí y que le hacía continuamente al Señor.

Pasó muchísimo tiempo, hasta, hace unos tres o cuatro años, que vino un hermano de Almolonga, Guatemala, el cual, tengo entendido yo, Dios le había dado instrucciones especificas de venir a Apure sin conocer a nadie y Él en obediencia se contactó con unos hermanos en el Centro del país que lo contactaron con el Apóstol Gilberto Nieves que en aquel entonces era el pastor general de nuestra iglesia Emanuel en Apure; allí fue recibido con alegría y se organizó un evento especial con varias congregaciones y él nos dio el testimonio de su pueblo y un mensaje para la tierra apureña.

La primera y segunda noche que estuvo en la ciudad de San Fernando, Capital de Apure fueron extraordinarias, el testimonio y mensaje fueron impactantes me sentí feliz por lo que Dios había hecho en ese pueblo guatemalteco, pero cuando finalizó la ministración me entró un pesar por Apure y me fui compungida para mi casa; cuando todos se durmieron me postré ante el Señor a llorar por esta tierra en que Él me permitió nacer y vivir, y no cesé de llorar y de gemir durante la noche, pues el dolor era incesante y desgarrador; le decía al Señor ¡Dios, tienes que hacer algo! ¡Oh, Dios, dime por favor algo! ¿Podrá este pueblo tener un milagro parecido al de Almolonga? ¿Seguiremos siendo acusados de la pobreza de Apure y seremos la burla de los que dicen tener el conocimiento y la ciencia? Dime, Oh, Dios ¿En qué estamos fallando? Ya de madrugada el Señor me dio esta Palabra en Isaías 62:4-12 que me consoló y me hizo saber que la respuesta del Señor a mis preguntas venía en camino pues me decía “Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Desolada; sino que serás llamada Hefzi-bá, y tu tierra, Beula; porque el amor de Jehová estará en ti, y tu tierra será desposada… …Y les llamarán Pueblo Santo, Redimidos de Jehová; y a ti te llamarán Ciudad Deseada, no desamparada”.

De pronto lo entendía todo, al fin este texto que por más de un año saltaba para mí, en cualquier Biblia que tomara, tenía sentido, sentía que Dios me lo explicaba a mi corazón con el lenguaje sencillo que un padre que le explica una verdad profunda a su hija. Apure la desamparada, la desolada, la vergüenza dejaría de ser así y sería tierra deseada, tierra bendecida y lo mejor de todo, la iglesia, su iglesia apureña, resaltaría ante los ojos del resto de los Pueblos por ser un pueblo verdaderamente santo, unido, lleno del amor, la prosperidad y bendición de Dios. Desde entonces he sabido que Apure tendrá un milagro parecido al de Almolonga y estoy convencida que lo veré y disfrutaré de ese milagro, aunque antes tendremos que ser pasado por fuego como el Señor ha hablado en las profecías y el tiempo de esplendor que vendrá para Apure y Venezuela después es corto, pues el tiempo profético del anticristo y el fin del mundo está muy cerca.

Todo lo que el Señor me mostró a través de su Palabra me dejó con la esperanza puesta en Él, anhelaba hablarle al pueblo apureño y lo hacía cada vez que tenía la oportunidad en la iglesia, en la calle, por la radio en la televisión, pero cuanto más tiempo pasaba Apure empeoraba y mi clamor se reanudó y se hizo más fuerte, empecé nuevamente a indagarle al Señor ¿Qué pasa mi Dios? ¿Por qué si me has hablado de que harás un milagro como el de Almolonga no sucede nada, antes bien todo va de mal en peor? ¿Perecerá Apure en esta situación y seguiremos siendo el oprobio de estas tierras? ¿Estás contento con la condición de tu iglesia apureña? ¿Lo estamos haciendo bien o estamos contristando tu Espíritu? ¿Dónde está la falla?

Fue entonces que me dijo que me apartara los 40 días cuando me dijo que me daría la Palabra para la Iglesia de Apure, publicada en este blog hace unos meses, pero también en ese tiempo apartada me reveló Palabra para su iglesia en esas 7 congregaciones especificas en Apure. Las razones por las cuales me dio la revelación sólo para esas siete congregaciones en especial no me las dijo, sin embargo, yo, Ana Victoria pienso en mi humano entender que si cada una de ellas representa una parte de la iglesia en general, entonces cualquier otra congregación de las miles que hay en Apure pudo haber sido objeto de la revelación de Dios, pero presumo yo, que el hecho de que fueran exactamente esas 7 se debe a que ellas son las pioneras y/o las más grande en infraestructuras del estado, o que de ellas surgieron la gran mayoría de las demás congregaciones ya sea por divisiones o por ser congregaciones hijas; o que de alguna u otra forma ellas son singularmente emblemáticas y punto de referencias por sus doctrinas, sucesos eclesiásticos, o por la cantidad de creyentes registrados como miembros, en fin.

Confieso que el tiempo de recibir la revelación para estas congregaciones apureñas fue un tiempo muy especial, un tiempo de descubrimiento del sentir del Señor Jesús por su amada iglesia, pues Dios me mostraba cuánto amor le tenía y cómo era de delicado y especial con ella. Me mostró a cada iglesia (es decir, cada congregación, porque la iglesia es sólo una) como una mujer hermosa, y aunque era la misma mujer bella representando a cada congregación, esta mujer se mostraba diferente en cada una de ellas, es decir tenía estilos y formas distintas de actuar según las condiciones y personas en que el amor llegó al corazón de esa congregación, las formas en que crecía el amor de su Amado en ellas y las mismas apreciaciones particulares que cada una tenía de valorar y estimar el carácter y la voluntad de su Dios. En cada estilo y forma de presentarse, la hermosa mujer que personificaba a la iglesia, sobresaltaba ciertos atributos de ella que definían el carácter, el lenguaje de amor y la unidad de esa congregación con el Señor, así como también su solicitud y obediencia de forma singular. Era verdaderamente hermoso ver cómo esa mujer se desvivía, con sus cualidades propias de esa asamblea, en agradar a su Amado mientras saltaba de ella un deseo particular para atenderlo y hacer su voluntad sin escatimar ningún esfuerzo.

Veía como el mismo Señor enseñaba a su amada "Nativa"; era una hermosísima mujer silvestre con su piel bronceada por el sol de los llanos, que se movía libre y sin temor por todos aquellos horizontes sin empalizadas, es decir, sin parcelas, ni cercas; se veía sencilla, pero en extremo hermosa con su vestir campesino y su pelo suelto movido por el viento; cándida, franca, ágil como una cierva (una venadita), sagaz, solícita, espontanea y expresiva; no sabía leer, ni de protocolos, ni de reglas de comportamiento, pero su corazón era en extremo puro y toda ella mostraba el amor sincero; el mismo Señor, en esas extensas sabanas del Apure, le enseñaba con toda paciencia y dedicación a leer su Palabra y entender su ley del amor en los atardeceres mientras el sol empezaba a dibujar sus crepúsculos llaneros y ella empeñada no perdía ni un solo instante para aprender y poner en práctica en todo tiempo y lugar cada instrucción de su Maestro Amado.

Veía a "Hermón" como una mujer perfecta en su caminar, elegante, de un mover delicado, vestida de ropas con el estilo a mediados del siglo pasado, completamente punto en blanco, sin ningún tipo de ajes, con todo su vestuario combinado y entonado con los guantes, medias y sombrero. Y su rostro de porcelana hacía resaltar aquellos ojos, tan perfectos, de líneas tan delicadas, de pestañas muy hermosas que los realzaban sublimemente y al mirarlos se podía ver que de ellos como destellaba un brillo de pureza y humildad en medio del celo por mantenerse sin manchas, sin arrugas y sin contaminación para agradar a su Amado.

Veía a su hermosa "Emanuel" como una mujer grácil, libre, prudente sobremanera, desprendida, entregada a su Amor; vestía ropas sencillas, pero a la moda, era como esas mujeres que visten cualquier cosa, que por simple que sea la prenda realzan su belleza; usaba su pelo suelto con un brillo especial, sedoso, semi ondulado que caía de forma casual sobre sus hombros, sus labios tenían un rosado encendido natural, su rostro hermoso mostraba la humildad de su corazón de una forma especial, su ojos destellaban el amor puro y entregado que todo lo sufre, que todo lo espera, que todo lo soporta; su ley era el amor y todas las demás reglas eran innecesarias; aunque parecía muy delicada era todo terreno, es decir, no se detenía, ni se retraía al tener que hacer cosas rudas, fuertes y en condiciones inhóspitas, sino por el contrario se lanzaba con pasión a ejecutarlas así arriesgara su vida. Por su convicción de la ley del amor que rompía todo dogma que rigiera su relación con su Amado, era menospreciada, era objeto de burla y de vituperios, me recordaba a Ana siendo objeto de las burlas de Penina, igual que Ana, ella no abría su boca para enfrentar los vituperios, guardaba en silencio su afrenta y sólo se derramaba y quebrantaba a los pies de su Amado. Era realmente una mujer que representaba la convicción, la humildad y el amor.

Veía a su radiante "Luz del Mundo" como una mujer hermosa con el pelo ondulado y largo, con brazos y manos agiles y gráciles; con un caminar de danza y baile nupcial parecido a los bailes del medio oriente; sus ropas delicadas y blancas con prendas relucientes que destellaban luz que alumbraba en su mover las tierras oscuras del Apure; no cesaba de danzar en una conexión perfecta con el Espíritu y su Amado se ensimismaba de amor por ella; su cuerpo era perfecto; y sus movimientos se veían apaisados y armónicos mientras bailaba y danzaba; en todo tiempo lograba mantener la mirada fija del Señor el cual se derramaba en ella embriagándola de su amor y haciéndola arder del fuego de su Espíritu en una unidad perfecta que rompía todo esquema de lo que era concebido hasta entonces como lo aceptable en la relación con su Señor, por lo cual la afrentaban y burlaban, la criticaban y vituperaban sin contemplación, pero mientras más la señalaban, más pronunciado y seguro era su bailar, las hojuelas se hacían más relucientes y su amor se acrecentaba más manifestando con su mover el poder del amor en señales y milagros sorprendentes; además mostraba total sumisión y obediencia a su Amado. Mientras la veía danzar para su Señor. Viéndola el Espíritu Santo me recordó a David danzando y a Mical criticándolo y tuve mucho temor y quebranto por esto, y me revisé una y otra vez a ver si en algún momento de mi vida yo me había reído o había criticado a esta congregación, pues el Señor me reveló que por causa de la burla que le hacían a su Amada Luz del Mundo por su danzar sin recato y sin ningún límite y por dejar que el Espíritu Santo se moviera a su gusto, muchas congregaciones de la Iglesia permanecieron por décadas estériles por burlarse y criticarla e incluso dijo que seguirán siendo estériles y secas hasta que se arrepientan de su pecado. Reconozco que me sorprendió el Señor con tanto amor y celo por su Amada Luz del Mundo.

Veía a su "Peña de Horeb" como una hermosa mujer ejercitada, se le veían definidos los bíceps y los tríceps de sus brazos y los músculos precisos de sus piernas, pero sin exagerar y sin ser ordinarios o masculinos; su rostro fuerte, escondía a una mujer sensible al amor y pura de corazón; usaba ropa de camping y botas todo terreno, sus movimientos eran seguros y agiles, era temeraria en el sentido bueno de la palabra, fuerte y algo ruda, pero sutil y sensible cuando se requería, era ingeniosa, valiente, incansable, inconmovible, sagaz, preventiva, diestra con las armas, leal y apasionada. La voluntad y deseo de su Amado era el motivo de su accionar, su amor hacia su Señor era demostrado en la obediencia absoluta e inmediata, su entrega era total; conocía el lenguaje secreto de su Señor y sabía cómo actuar para que el corazón de su Amado estuviera siempre henchido de amor por ella.

Veía a su dulce y enamorada "Zarza Ardiendo" como una mujer lindísima con un rostro puro, maternal y comprensivo, entregada completamente a su Amado, lozana, fresca, servicial, impecable, diligente con un vestir clásico y sencillo y de un andar de pasos rápidos, siempre anticipada y tutelar; se mostraba siempre solícita, amorosa, equilibrada, cuidadosa en su alimentación, trabajadora, predecesora e incansable al hacer la voluntad de su Señor; en sí se veía como una mujer completamente enamorada y desvivida por su Amado, que vivía por agradarlo y enamorarlo de ella y Él se deleitaba en agradarla, le llenaba de su amor y con dulzura le enseñaba el camino por donde debía andar, con su mano fuerte le guardaba y le ayudaba en sus múltiples labores haciéndola descansar.

Veía a su "Anunciadora de Sión", como una mujer hermosa, de rostro con líneas firmes y sonrisa franca; su voz era fuerte y suave a la vez, ni muy aguda, ni muy grave, era un timbre de voz perfecto que mantenía la atención del más distante del lugar; sus ropas eran de milicia, pero a pesar de ser ropas de combate se realzaba siempre su belleza femenina; era una soldada, siempre lista y en pie de lucha por hacer prevalecer el Amor dentro de un territorio inhóspito de guerra contra el Adversario. Lo que movía su causa y su existencialidad era el amor genuino por su Amado, el cual no escatimaba en ningún momento demostrarle su amor; conocía perfectamente el lenguaje de Amor y entre ellos había una perfecta comunión. Era una Mujer visionaria, íntegra, valiente, segura de su convicción, cuidadosa en ver con los ojos de su Señor y solícita en escuchar las instrucciones de él; de orden y de estrategia y de temple inconmovible; lanzada para la conquista y persistente en hacer la voluntad de su Amado. En sí se veía como una mujer guerrera por amor, disciplinada y obediente en extremo que mantenían prendado su corazón al amor de su Dios.

Pero así como me mostró a esa mujer linda en sus diferentes representaciones congregacionales, mientras estas estaban en los tiempos de vivir en el Primer Amor, también me mostró una segunda mujer, una mujer usurpadora que se hacía pasar por La Iglesia del Señor Jesús, Cordero de Dios; una mujer falsa que trataba de engañar en las congregaciones a los de la fe e impedir que se añadieran a la iglesia los que han de ser salvos para así impedir que se cumpla la gran comisión de Mateo 28: 19-20 y la Esposa (la Iglesia) pierda su pureza, se desvíe, se vuelva apóstata, sepulcro blanqueado, prostituta, en fin (Efesios 5: 25b-27, Apocalipsis 22:2, Mateo 25: 1-13); Era una mujer que dependiendo de la condición de cada congregación, también cambiaba su presentación, se mostraba con imágenes y condiciones fachosas, ostentosas, exageradas, desaliñadas, sin combinación alguna, desentonadas, vulgares, desagradables, mal olientes, en fin, y su rostro también dependiendo de la congregación hacía resaltar el carácter y condición de la misma, condición de soberbia, imponencia, autoritarismo, tendencias apostatas, descuido, soberbia, inmoralidad, libertinaje, amargura, infidelidad, orgullo, interés, avaricia, rebelión, idolatría y hechicería.

He aquí publicado en este blog la Palabra profética que Dios me dio para cada una de las siete congregaciones de Apure, tales congregaciones son: Iglesia Nativa, Iglesia Emanuel, Iglesia Luz del Mundo, Iglesia Zarza Ardiendo, Iglesia Hermón, Iglesia Peña de Horeb e Iglesia Anunciadora de Sión. Cabe resaltar que apenas salí de los 40 días, imprimí todo lo que el Señor me dio y fui a cada sede congregacional referida en las profecías con testigo y una planilla para firmar como recibido; me senté con cada Pastor General de las congregaciones nombradas y personalmente le entregué un ejemplar impreso con una carta de transferencia de la responsabilidad del contenido del documento profético, en el cual le especificaba que una vez que yo le entregaba en sus manos ese ejemplar yo libraba mi responsabilidad ante Dios y ante esa congregación; igualmente en ese mismo momento le explicaba el contenido profético y la forma en que Dios me lo había dado, así como la visión respectiva; igualmente le entregué a cada uno un ejemplar de la profecía 2003 y del 2010, junto a la profecía de la iglesia de Apure para que la filtrasen por la Palabra de Dios con la ayuda del Espíritu Santo y si encontraba que venía de parte de Dios se la leyesen a la congregación y se arrepintieran de lo que el Señor decía que debían arrepentirse y se volvieran sus malos caminos en que el Adversario el diablo había hecho que ellas incurriesen.

En ese tiempo el Señor me dijo: "Entrégale a cada una solamente la Palabra profética que le corresponde y guárdate de publicarla hasta que Yo te diga". Hace, pues ya unas semanas que Dios me dijo: "Los pastores de las congregaciones han tenido en poco la Palabra y mi iglesia no la ha recibido, pero es necesario que mi iglesia en esas congregaciones sepa lo que le ha de acontecer si no se vuelve a mi; además cada congregación representa una parte de la condición en que se encuentra mi iglesia en general en Apure y en Venezuela". Así que prepárate ahora y hazlas del conocimiento público en INTERNET, pues muchos de mis hijos la leerán y se arrepentirán de sus malos caminos y se volverán a mí, entonces Yo me volveré a ellos y les perdonaré y les guardaré en el día de la adversidad y en el día en que los destruidores tomen a esta Nación".
Atte. Ana Victoria Sanz

10/11/2010

PROFECIA PARA LA IGLESIA EN LA CONGREGACION "NATIVA" EN APURE

¿Cómo fue tu comienzo? ¡Oh, Primicia del derramamiento de mi Espíritu y pionera de las Buenas Noticias en esta tierra! Nativa de estos llanos, con poca influencia misionera de otras naciones; me abriste tu corazón y mi Espíritu te selló con mi justicia y amor; mi fuego se movía con libertad en ti,  tu boca no cesaba de hablar con denuedo mi Palabra, mientras mi brazo estaba contigo ¡Oh, amada mía!  ¡Genuina doncella y niña de mis ojos! ¡Oh, cuanto me deleitaba en enseñarte y en escribir mi ley en tu corazón! Yo fui tu maestro; Yo alimenté tu entendimiento con mi mano de amor mientras el fuego de tus ojos ardía de pasión por mí, y en lo inhóspito de esta tierra mi amor se derramó en ti  para salvación tuya y de muchos pueblos ¿Cómo se apagó tu fuego y tu amor primero se quedó en el olvido? ¿Por qué si te amo tanto has dejado de amarme como lo hacías al principio? ¿Por qué te empeñas en mantener una relación basada solo en apariencia? ¿Por qué te jactas de completa fidelidad a mí, solo porque aparentas cumplir  con reglas de comportamiento y muestras un celo mecánico por mi altar? ¿Cómo dejas que ‘un deber ser’ de apariencia te cubra de hipocresía, la cual día tras día va añadiendo a tu vida desenamorada un sufrimiento sin recompensa? ¿Cómo has apagado la llama de mi Espíritu?  Recuerda tu comienzo, sin limitaciones para dejar que mi amor se manifestara en ti. Amaste tu libertad como un ave que estuvo cautiva y andabas firme en esa libertad; tu corazón estaba conforme al mío, la sinceridad te describía y tu lema era “AMOR ES OBEDIENCIA”. El celo por mi casa era movido sólo por el amor que te consumía y tu deseo más preciado era deleitarte en mí y hacer mi voluntad solo para que me complaciera en ti; vivías en mí por fe y para fe; tú marchabas bien, ibas encaminada por el buen camino ¿Cómo cambiaste tu pensar y te volviste para vivir en la esclavitud? ¿Quién alimentó tu cuerpo con alimento envenenado? ¿Cómo te desviaste de la verdad del mensaje de la Cruz, de mi amor, de mi misericordia y de mi justicia? ¿Qué voz oíste y le hiciste caso para amarrarte a yugos de doctrinas humanas que quitan la esperanza de alcanzar mi Justicia por la Fe? ¿Cómo fue que fraccionaste mi Palabra y tomaste de ella lo que te convenía para establecer tus  propias leyes  de fragmentos sin contexto para regir a mi iglesia? ¿Cómo fue que condenaste a mi pueblo a sumergirse en la ignorancia y la pobreza con mensajes que coartaban el contexto de mi Palabra? ¿Cómo se te ocurrió que podrías ser reconocida como justa por cumplir tus propias reglas que en verdad solo producen frutos de injusticia?  Con toda seguridad no fui Yo, porque Yo te justifico por fe ¿Por qué has dejado, entonces, que se cambie en tu corazón lo que es realmente importante y valedero (mi amor, mi gracia, mi misericordia y mi Justicia) por lo que no vale (tus doctrinas, tu religiosidad, tus pensamientos inicuos y tu dedo señalador)? ¿Por qué has vuelto mi casa en casa de Satanás? ¿Por qué arrojas por tierra mi gracia y mi amor y colocas en preeminencia tus doctrinas humanas como garantes de la salvación? Contéstame ahora esta pregunta ¿Los pecadores son salvos por la fe o salvos por cumplir la lista de tus doctrinas humanas? ¡Claro que son salvos por la fe! ¿Entonces? ¿Cómo es que dejaste de enseñar a tus hijos la justificación por la fe en Cristo para enseñar la justificación por cumplir tus doctrinas humanas? ¿Cómo es que dejaste que tú vana sabiduría se convirtiera en la guiadora irrefutable e inconmovible de una doctrina patriarcal que te desligaban de Cristo? ¿Cómo dejaste que se cambiara mi amor por tu religión? ¿Cómo hablas de ser fiel a mí y deliberadamente entronaste en mi casa tu gran amor fariseista? ¿Cómo has tenido en poco la estima y la primacía que te he dado, tirándolos en el piso con tus acciones? ¿Cómo albergas en tu corazón el desprecio por tu hermano? ¿Cómo es que no notas que tu rigidez estrangula a mis pequeños y en el corazón de los jóvenes siembra resentimiento y rebelión? ¿Cómo  has alejado el corazón de tus hijos y en cada lado te encuentras con hijos enojados, separados de ti en insurrección; sin tu bendición; golpeados por tu falta de amor, tratando de librarse de tu yugo y tu dedo señalador? ¿Qué tipo de fruto es este que estás dando? Pues te diré que no es el fruto de mi Espíritu ¿Cómo has dejado que tus doctrinas se conviertan en la fuente principal de división de mi Iglesia en esta tierra? ¿Cómo has hecho que la contienda y la rebelión hacia ti sea lo que identifique la fundación de las nuevas iglesias, mostrando desde sus inicios los síntomas de cuerpos atrofiados por el rencor, siendo esclavos, sin querer, del yugo que les impusiste?  ¿Qué provecho tengo Yo con tus doctrinas? ¿Crees que no conozco tus obras? ¿Crees que cerraré mis ojos mientras sigues matando a mis pequeñitos con tus acciones? ¿Podrán tus doctrinas humanas justificar lo que has hecho delante de Mí? ¿Crees que no te pediré cuentas por mis pequeños heridos y muertos a causa de tu injusticia?  ¡Lo que no une desparrama! En ningún momento te dejaré sin castigo, tus hechos han llegado al cielo  ¡Arrepiente ahora, vuélvete como al principio! Deja que mi amor se derrame de nuevo en ti! ¡Vuélvete de tus malos caminos porque mi ira se vuelve contra ti por tus malas acciones, por tu fría rigidez y por tu falta de amor y misericordia! Desecha de ti la hipocresía y quita de ti todo síndrome de sepulcro blanqueado; arranca de tu mano el dedo señalador y de tu corazón la estaca de la amargura; deja que el poder de mi Espíritu rompa tus cadenas y pudra de ti todo yugo; vuélvete a tus hijos con el bálsamo del amor, de humildad y de perdón, cúbrelos con mi paz y mi amor y cura las heridas que les hiciste con espada afilada; y has resplandecer mi justicia, misericordia y amor en ti, entonces tu salvación se dejará ver por todos; y así, en el día de las borrascas y de los devoradores que azotarán esta nación, en el tiempo que no habrá de que asirse y adonde ocultarse, tú estés firme y escondida en las manos de tu Dios; y cuando todo haya ocurrido luzcas vencedora y radiante de mi justicia, de mi misericordia y de mi amor y alumbres con mi Luz resplandeciente a los pueblos sumidos en la oscuridad, hasta el día de mi venida ¿Te harás testaruda y no reconocerás que soy Yo quien te estoy hablando? ¿Negarás que Soy Yo quien te ha dado esta palabra para que te arrepientas de tu mal proceder? ¡Arrepiente y conviértete! Quebranta tu corazón delante de mí, porque Yo no quiero tu muerte, sino que te vuelvas de tu mal camino para que vivas ¿Dejarás que Yo te deseche y te quite de tu lugar de honor? ¿Harás que Yo te castigue con mi fuego consumidor y apague tu luminaria? ¿Dejarás que tu falta de amor, misericordia,  perdón y necedad por hacerte pesados yugos te quiten tu lugar en la mesa de mi Dios? ¿Harás que sea mi juicio quien te demuestre, ya muy tarde, que esta palabra que recibes hoy venía de Mí? ¿Dejarás que mi espada desenvainada y mis pies sobre el lagar, hollándote con fuerza hasta sacar el rojo líquido, sean quienes te hagan entender, ya tarde, que en verdad te debías haber vuelto nuevamente a tu primer amor?



NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:


POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS ESPECIFICACIONES DE LAS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR :

SIGUE ESTOS ENLACES:


ADVERTENCIA A LA IGLESIA DE DIOS EN VENEZUELA 2010:

 http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/ADVERTENCIA%20A%20LA%20IGLESIA%20DE%20DIOS%20EN%20VENEZUELA

 LAS PROFECÍAS DE APURE

http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/LAS%20PROFECIAS%20PARA%20%20APURE

PROFECIA PARA LA IGLESIA EN LA CONGREGACION "EMANUEL" EN APURE

Has sido afrentada desde el inicio; tu comienzo no fue fácil, lágrimas de vituperio rodaron en tu concepción. Te amé con profundo amor, te tomé para mí y habité en ti cual Emanuel; me volví tu defensor, consolé tu dolor y te enseñé a amar a quién te afrentaba. Te descubrí el secreto de la humildad y te amé aun más, pues con tu boca, enmudecida ante el escarnecedor, me elevabas siempre sacrificios de alabanza ¡Oh! cuánto te deleitabas en adorarme mientras dejabas que se desbordara en ti mi amor sublime ¡Oh! Cuánto te gustaba vestirte de mi amor, benignidad, misericordia, justicia y juicio y cuánto me complací cuando le diste libertad a mi Espíritu; Encendí en ti el fuego de mi poder y te llamé “Punta de Lanza”, primicia misionera, semillero y ventana abierta de Venezuela para las Naciones. En tu devoción mantenías el celo encendido por mi altar; Yo me deleitaba en bendecirte y derramar mi Espíritu en ti, mientras te enseñaba a probarme y a usar las llaves que te enriquecían con mi bien. Te amé con dulzura y te hice respetar, te he dado a ti en abundancia de lo que muchas han deseado tener aquí y en otras naciones, y no he escondido jamás de ti mi mano;  pero tú, poco a poco, en tu afán de romper toda norma que te midiera con doctrinas de hombre, y en tu deseo de no escuchar señalamientos, te has dejado llevar por velos mágicos que te han hecho actuar cual cabra montés que come cualquier pasto que la indigesta; y que no reconoce la voz del Pastor. Has alimentado a trastornadores que con sus voces sórdidas se vuelven desparramadores de mi rebaño; y ya se está viendo cómo has ido saltando lentamente hacia el territorio de la anarquía y la rebelión, ignorando que Soy un Dios de orden y dejando de lado las leyes que escribí en tu corazón ¿Qué te sucedió? ¿Quién te embrujó? ¿Quién te está seduciendo con sus encantos de maldad y espejismos? ¿No ves cómo se está contaminando el alimento de mis hijos con el lenguaje sutil de extraños que dicen hablar en nombre Mío? ¿Por qué buscas  afuera lo que tienes en la casa? ¿Quién te conoce sino Yo? Yo conozco tu corazón, Yo sé de qué y cómo estás formada ¡Eres libre! Siempre escurridiza de los que te han querido maniatar con reglas humanas, pues nunca pudiste soportar yugos que te impedían caminar y correr en mi Camino y mi Verdad; contra todo pronóstico fariseista te multiplicaste y elevaste altares de adoración a mí en todas partes, pero ¿Dónde quedó  la prudencia, la agudeza y sobriedad con la que usabas tu libertad para persistir en extender mi evangelio con denuedo, en un territorio hostil, y en medio del descrédito y desprecio que te imponían los religiosos? ¿Dónde quedó la sensatez con que fuiste formada para administrar bien lo que tenías y evitar las desproporciones, descuidos y glotonerías? ¿Dónde quedó tu atención con que velabas mi altar? ¿Dónde quedó mi Consejo cuando fuiste poniendo atento tu oído al consejo de los inexpertos y te apoyaste en los bebés y en los niños para el cuidado de mi casa? ¿No Soy Yo el que peso los corazones y conozco las inclinaciones de los hombres? ¿Por qué has dejado que agitadores externos atrofien el sano crecimiento de mi Iglesia?  ¡Oh, insensata, te he dado todo! ¡Cuán favorecida como ninguna otra en esta tierra venezolana! Te he llenado la despensa del alimento sano, gustoso y completamente balanceado que requiere tu cuerpo y tienes en tus vitrinas todo tipo instrumentos y utensilios no contaminados útiles para ministrarlo ¿Entonces? ¿Por qué te empeñas en comer comida chatarra que te indigesta y te pones, enteramente despreocupada, en riesgo de muerte? ¿No te das cuenta cómo te has ido permitiendo tomar mi pan para alimentar la falsedad de quienes se proponen seducirte, y cómo en tu insensatez, en sus banquetes de medias verdades,  has ido comiendo, cual ingenua, cualquier cantidad de medias mentiras?  ¿Por qué ignoras el rechazo que tu cuerpo tiene a causa de los excesos y te obligas a disfrutar de lo que no te agrada solo por ser complaciente con tus extraños afectos? ¿Cómo es que no adviertes los colmos y pecados y dejas que el adversario siembre en tus miembros la semilla de rebelión y muerte? Te has ido quitando tus vestidos de honra con que te vestí y te has ido probando trajes que me afrentan;  has ido dejando de lado mi eterno amor para darle lugar a ilusorias pasiones que te han ido llevando a darle rienda suelta a tus desordenes. Has dejado de identificar fácilmente mi voz y la has ido confundiendo con voces seductoras que poco a poco te están induciendo a serme infiel con la doctrina de Balaam; Has ido perdiendo el temor y has permitido que se mezcle lo santo con lo carnal y sin darte cuenta te has dejado vestir con las ropas de inmoralidad aceptas en la mesa de esta sociedad ¿Cómo se ha ido irguiendo tu cerviz y ya se ha ido notando en tu caminar un extraño tongonear que deja exhibir tus raros y grotescos apegos? ¿Cómo has ido dejando de lado la humildad de tu corazón? ¿Cómo estás dejando que mi casa se vuelva una mina de cleptómanos?  ¿Cómo has dejado que el corazón de tus hijos se llene de amargura hasta la muerte por tu descuido en reprender a tiempo y poner freno al que está dándole rienda suelta a sus pasiones, violentando y abusando de la ingenuidad de tus pequeños? ¿Cómo has dejado, por no confrontar a tus hijos con sabiduría y amor, que Absalón llene de amargura, rebelión y muerte a mi pueblo? ¿Cómo has dejado que se vayan sin tu bendición los que deberían estar contigo? Escucha estas palabras, pues en ningún momento te dejaré sin castigo, al que mucho se le ha dado, mucho más se le reclamará ¡Arrepiéntete y conviértete ahora!  ¡Vuélvete de tu mal camino! Detente ahora en tu atolondrada carrera hacia el adulterio! Deja de lisonjear con la fornicación y arranca de tu pecho los falsos amores que intentan seducirte para que te vuelvas infiel; depón de ti el orgullo y reconoce que has fallado ¿Crees que no te pediré cuenta por cada uno de los pequeños que has herido y has permitido que mueran por tu descuido? ¿Crees que no he escuchado el grito de dolor y angustia por las indigestas e intoxicaciones que están teniendo mis hijos? Escucha bien estas palabras y vuélvete de lo que estás haciendo; quebranta tu corazón y constríñete delante de mí; vístete y cíñete bien con las ropas de justicia, amor, misericordia y honra que te he dado; desecha con energía esos amores ilusos, foráneos y desviadores que contaminan el alimento de mi iglesia. Usa el bálsamo del perdón para curar el corazón de tus hijos; recoge la perniquebrada y sal en busca de la perdida por tu descuido, tómala en tus brazos, cura sus heridas y vuélvela al redil. Toma, entonces, instrumentos probados, resistentes al fuego, esterilizados, no contaminados y dales en ellos el alimento sano y balanceado a mi cuerpo para que se fortalezca, crezca y pueda resistir y vencer en el día malo, cuando la calamidad repentina y el perseguidor no den tregua a Venezuela; y para que tu luz no se apague con tanta tormenta; y cuando todo cese te aumentaré en gran medida como te lo he prometido y harás para mí casa grande que se llenará de adoradores de todas partes; mi fuego y mi poder en ti se extenderán hasta los confines de la tierra llevando mi evangelio y las naciones comerán de ti alimento no adulterado y comida sana y balanceada que los hará crecer, mientras esperan el gran día en que suene en las nubes del aire la voz de trompeta que anuncia el regreso triunfal del Mesías ¿Provocarás que mi ira se vuelva contra ti por no escuchar esta palabra que te digo hoy? ¿Dejarás que te quite las ropas que te estás midiendo con la fuerza de mi furor  y te haga cómo el día en que naciste? ¿Harás que te deje árida cual desierto? ¿Dejarás que con el Poder de mi Palabra pelee contra ti y tus ilusos amores y les corte en un solo tajo totalmente con mi espada afilada? ¿Dejarás con tu necedad que la luz que he encendido en ti para ser llevada a las naciones sea movida de ti? ¿Querrás probar mi juicio sobre ti ahora para ver si es la boca mía la que ha hablado? ¿Dejarás que se muevan violentamente mis pies en el lagar exprimiendo de tu cuerpo el líquido púrpura que salpica mis vestidos para que reconozcas entonces, ya tarde, que en verdad te debías haber arrepentido?



NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:


POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS ESPECIFICACIONES DE LAS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR :

SIGUE ESTOS ENLACES:


ADVERTENCIA A LA IGLESIA DE DIOS EN VENEZUELA 2010:

 http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/ADVERTENCIA%20A%20LA%20IGLESIA%20DE%20DIOS%20EN%20VENEZUELA

 LAS PROFECÍAS DE APURE

http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/LAS%20PROFECIAS%20PARA%20%20APURE

PROFECIA PARA LA IGLESIA EN LA CONGREGACION "LUZ DEL MUNDO" EN APURE

Oh, cuanto se burlaban de ti, cuan inclemente fue contigo el dedo señalador, te llamaste luz, porque mi resplandor intenso te alumbraba para que fueses Luz del Mundo, mi fuego encendido no se apagaba aunque la lengua inicua de los que te adversaban te laceraba sin contemplación, incomprendida por tus hermanas no abrías tu boca para defenderte, tu ardor por mí le daban rienda suelta a la manifestación de mi amor en tí; Mi Espíritu se sentía con libertad en ti, se movía a su antojo mientras mi mano poderosa te respaldaba con maravillas y milagros que no se habían visto en estas tierras jamás; Dejabas que las lenguas humanas y angélicas y la manifestación de mi Espíritu en formas impensables edificaran mi iglesia ¡Cuan vituperada fuiste! en labios de fariseos fuiste acusada de obrar en nombre de Belcebú ¡Oh, cuanto me amabas! ¡Cuánto amor por mí! Dejaste que mi Espíritu, cual Pentecostés, te bautizara y te llenara de mi poder. Yo me movía en ti y te vestía de mi amor y mi Justicia y te llenaba cada día con mi gozo sin medida. Te enfrentabas a gigantes y los hombre fuertes te temían, pues tu fuerza de guerrera estaba en mí. Pero tu como la esponja que absorbe y absorbe y no parece que lo hiciera, te dejaste llevar por vientos de doctrinas de hombres y fuiste absorbiendo resentimiento y amargura en tu corazón y en poco tiempo fuiste apagando mi amor en ti, llenando a mi iglesia de un ruido latoso y metálico que no tenía mi nombre ¿Cómo no te percataste que tu amargura y desamor te estaban entorpeciendo el paso del fluir de la unción de mi Espíritu? ¿Cómo fue que te tomaste las pocas reglas de orden en mi iglesia para tejerte fuertes yugos doctrinales que estrangulan a mis hijos? ¿Cómo fue que se te oscureció el entendimiento después que te había alumbrado la luz admirable de Cristo? ¿Cómo fue que se te olvidó que donde está el Espíritu de Dios hay libertad? Te volviste severa en tu doctrina que justificaban la frialdad de tu corazón y lo opaco de tu luz, mientras te empeñabas en hacer ruido para aparentar la presencia de mi Espíritu, pero por dentro se volvía tu corazón como con un hedor que mostraba que había algo que se descomponía en tu interior ¿por qué te has empeñado en no reconocer que al no estar en ti mi fuego permanente Satanás se ocupa, solícito, de dejar en la carne expuesta sus larvas, bacterias y parásitos que pronto descomponen tu cuerpo?  ¿Cómo fue que cambiaste el mover de mi Espíritu con el fuego de mi amor y mi poder por doctrinas que miden la salvación y la espiritualidad de tus hijos? ¿Cómo fue que dejaste de deleitarte en mi amor y te centraste en darle tanto valor a la vara de tu religiosidad? ¡Oh, cuan espontánea eras cuando te acercabas a mí! ¡Cuán sincero me eran tus labios y tu danzar exuberante cuando me rendías alabanzas como David! ¡Oh, amada mía! por ti deje estéril a las Micales que te criticaban, pues no toleré su burla sobre ti; En lo secreto te hice conocer la forma de llevar la luz del Reino a un mundo en oscuridad, escribí en tu corazón mi ley y abrí tu entendimiento para que comprendieses el modelo primitivo del pentecostés; te impulsé a testificar con denuedo a las multitudes y sin reservas emprendiste tus campañas evangelizadoras, conquistando territorios y doblegando el poder del enemigo, te multiplicaste con rapidez y en los territorios más oscuros encendiste la luz y estableciste altares para mí. ¿Qué fue lo que te pasó? ¿Dónde quedó tu corazón henchido de alabanzas para mí? ¿Por qué dejaste de salir a la guerra? ¿Por qué le diste sueño a tu cuerpo y te dejaste llevar por la comodidad del palacio? ¿Cómo jugaste con el pecado de la iniquidad y acariciaste la fornicación religiosa? ¿Cómo sabías que escribías la sentencia de muerte del inocente y no detuviste tu mano homicida? ¿Crees que no conozco tu corazón? ¿Crees que no te pediré cuenta por los heridos y muertos en los frentes de batalla que en su deseo de serme fiel, siguieron tus instrucciones y obedecieron ingenuos a la orden de tu sentencia religiosa? ¿De qué me sirven tus sacrificios si tu injusticia está delante de mí? Escucha bien las palabras que te hago llegar al oído, pues en ningún momento te quedarás sin castigo ¡Arrepiéntete y convierte ahora! ¡Vuélvete de tus malos caminos! Quebrántate delante de mí y abre tu boca para hablar, pues tus huesos se han consumido mientras has callado el secreto de tu pecado; y tu cuerpo enfermo no puede más ¿Cómo dejas que se vayan tus fuerzas y tus hijos se rebelen contra ti? ¿Cómo no reconoces que en tu necedad echas tus hijos de delante de ti y los haces permanecer en el exilio, en amargura de espíritu y  rebelión? ¿Dejarás que tus huesos sean abatidos hasta la muerte? ¿Dejarás que te eche delante de Mí? tu sabes que amo la verdad y es la verdad la que te hará libre; tú sabes y conoces muy bien mi justicia y palabra justa no te es extraña ¿Por qué te empeñas en vestirte de injusticia? por eso una vez más te digo ¡Arrepiente y conviértete de tus malos caminos! Reconoce tus rebeliones y trae delante de ti tu pecado, entonces te limpiaré con hisopo y te lavaré, serás blanca como nieve, te devolveré el gozo y tu resplandor se hará notorio en las naciones; y tu fe en mí se hará ver en el regreso triunfal del Santo de Israel; y en el día tenebroso para este país, mi Luz en ti se volverá más intensa que nunca; y en el día de la adversidad podrás vencer al depredador que te persigue para comer tus carnes. Por tanto toma estas palabras que te traigo ahora y vivirás ¿Dejarás que mi juicio venga sobre ti y apague para siempre tu luz intermitente y opaca? ¿Permitirás que tu lámpara sea quitada de su sitio y tu lugar en la ciudad del Rey ya no esté más? ¿Dejarás que mis pies te estrujen como uvas en un lagar, mientras el sumo carmesí de tu cuerpo se salta hasta mis rodillas para que vengas a comprender, ya tarde, que en verdad debiste escuchar mi voz y volverte inmediatamente de tus malos caminos?


NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:


POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS ESPECIFICACIONES DE LAS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR :

SIGUE ESTOS ENLACES:


ADVERTENCIA A LA IGLESIA DE DIOS EN VENEZUELA 2010:

 http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/ADVERTENCIA%20A%20LA%20IGLESIA%20DE%20DIOS%20EN%20VENEZUELA

 LAS PROFECÍAS DE APURE

http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/LAS%20PROFECIAS%20PARA%20%20APURE

PROFECIA PARA LA IGLESIA EN LA CONGREGACION "HERMON"

Tiempos fueron los que vieron como eras cual doncella, punto en blanco y perfumada para mí, tu rostro impecable y tus ropas bien planchadas, sin ninguna mancha brillaban en blancura; tus cantos melodiosos y tu grácil palabra hacían que me deleitara en estar en ti; tus ojos hermosos y cándidos, como los de Lea, me mostraban tu amor sin condición y sin medida. No escatimabas detalle alguno y tu valor y entereza al trabajar pronto dieron frutos abundantes, creciste adornada en todo lo necesario y quienes te veían notaban mi presencia en ti; y se te acercaban para recibir mi unción, la cual descendía de ti como el rocío del Hermón; pero te enorgulleciste con el orgullo de tu Nabucodonosor, y abriste la puerta al que estaba al acecho; y sin que pudieras hacer nada, echó mano al débil del espíritu; te golpeó hasta lo sumo, te robó el gozo y la lozanía en un momento, magulló tus vestidos y quebró tu inocencia; te hizo sentir los vértigos de la deriva y la desprotección, se burló de tu desgracia; te llenaste de amargura y de dolor, sentiste el golpe de la traición de la confianza que habías dado a lo que mostraba perfección; te endureciste y se frunció tu seño, te sentías afrentada y burlada en tu espiritualidad y tu imagen ante los demás; y más que otra cosa lo que te afectaba en gran manera era el ¿Qué dirán? Tu orgullo estaba herido y tu falta de piedad por el que comía la paja con los animales del campo se dejó ver pronto; cualquier explicación que diste lejos de mi entendimiento fue buena para cubrir con ella tu vergüenza; y sin misericordia echaste todo el peso de la culpa de tu ultraje sobre el que atado no se podía defender ¿Cómo acariciaste la altivez y le diste espacio al orgullo? ¡Cómo los entronaste en mi lugar y dominaron tu corazón! ¡Jugaste con la serpiente y te llenó de su ponzoña! ¿Cómo cambiaste tus ropas blancas por ropas de injusticia?  ¡Oh, cómo caminas con la cerviz erguida y cómo sabia en tu propia opinión llevas tu mirada altiva! orgullosa de tus cultos y de tu organización no bajas para nada tu dedo señalador ¡Oh, amada mía! ¿Cómo te enamoraste de ti misma? ¿Cómo fue que despreciaste mi amor y me fuiste infiel con el orgullo de ti misma? ¡Te desconozco tanto, oh, amada mía! ¿De qué me sirven tus liturgias, cultos y sacrificios, si en tu corazón no hay humildad, misericordia, justicia, amor y perdón ¡Arrepiéntete ahora! desarraiga de ti el orgullo, echa de ti los ojos de altivez y tus ropas de injusticia; desarraiga de ti el desprecio, corta tu lengua inicua y tu dedo señalador ¿No te das cuenta que has intoxicado con tu soberbia a mis pequeñitos y has matado con tu petulancia a los débiles en la fe? ¿Cómo es que no te das cuenta que con tus actitudes dejas afrenta y humillación? ¿No sabes tú que yo miro de lejos al altivo? ¿Cómo te has vuelto entorpecedora de la manifestación de mi Espíritu sólo porque no armonizan contigo? ¿Cómo es que has desarrollado un lenguaje sutil y hasta elegante para lanzar tus críticas escarnecedoras e inicuas contra tu hermano? Toda una dama, pero con hedor, muy acicalada, pero con aliento a podredumbre. En ningún momento te dejaré sin castigo ¡Arrepiéntete y conviértete de tus malos caminos! Reconoce que te has engrandecido y te has apropiado de mi gloria, alza tus ojos a los cielos y reconoce que lo que tienes es por Mí y no por tu fuerza, sabiduría e inteligencia; reconoce que Yo engrandezco al más bajo de los hombres en la tierra y lo lleno de poder y de esplendor sólo porque quiero; quebranta tu corazón enaltecido y redime tus pecados con mi Justicia; has misericordia y amor; recoge y sana al que has herido y pisoteado con tu altivez e injusticias; Declara con fervor las señales, milagros y prodigios que Yo, el Dios Altísimo, ha hecho contigo y estemos a cuentas que nada tienes, ni eres si no es conmigo  y por mí mismo,  entonces serás librada en el día malo para esta nación y tus enemigos no te podrán ver; dejaré que mi esplendor sea notorio en ti y mi salvación se hará manifiesta a los perdidos; se verá de nuevo tu blancura resplandeciente y tu luz se dejará ver en muchos pueblos; darás fruto en abundancia y vendrán de lejos a recibir y alimentarse de ti, porque ya está muy cerca el día de la venida del Señor  ¿Dejarás que sea mi sentencia sobre ti por decreto para que los vivientes sepan que mi gloria no la comparto con nadie? ¿Permitirás que seas desechada y quitado tu lugar de privilegio? ¿Dejarás que tu soberbia y engrandecimiento hagan que tu lámpara sea quitada de su lugar? ¿Permitirás que la espada desenvainada te corte sin piedad de una sola vez? ¿Esperarás que mis pies estén en el lagar pisoteando con energía tu orgullo y altivez para que reconozcas que esta palabra en verdad venía de mi boca? ¿Esperarás sentir el filo del hacha para reconocer, ya tarde, que en verdad te debías humillar y quebrantar delante de mí?


NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:


POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS ESPECIFICACIONES DE LAS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR :

SIGUE ESTOS ENLACES:


ADVERTENCIA A LA IGLESIA DE DIOS EN VENEZUELA 2010:

 http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/ADVERTENCIA%20A%20LA%20IGLESIA%20DE%20DIOS%20EN%20VENEZUELA

 LAS PROFECÍAS DE APURE

http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/LAS%20PROFECIAS%20PARA%20%20APURE

PROFECIA PARA LA IGLESIA EN LA CONGREGACION "PEÑA DE HOREB"

Fundamentaste tu llamado en la Roca y establecí en ti visión de la extensión de mi reino, visión grande revelada en tu corazón, te sentías poca y muy pequeña, pero Yo te engrandecí ante los poderosos y te hice ver mi Gloria, extendí mi mano contigo y te fortalecí; te hice crecer silenciosa y nadie lo notó hasta que ya eras grande; te guié en el desierto y de continuo me mostraba a ti con poder, te alimenté  e hice fluir de ti el agua, cual la Peña de Horeb, que saciaba la sed intensa que produce el desierto; viniste a ser en estas tierras olvidadas un manantial de vida y una fuente viva de salvación eterna; Mi presencia estaba contigo y no te movías sin mi guía; acabé ejércitos que te perseguían y destruí a los que se te rebelaban; disfrutaba tus cantos de alabanza y mi Espíritu se movía con libertad en ti; escribí mi ley en tu corazón, ley de gracia que te libraba de la esclavitud; te llevé lejos y no te di límites, ni en estas tierras ni fuera de ellas, para la conquista de tus territorios y donde ponías tu pie yo te entregaba a tus enemigos; pero tu cual mula sin entendimiento, constantemente te empeñas en desviarte; te has vuelto pronta para olvidar lo que hago por ti; tus murmuraciones me irritan y tus descontentos encienden mi furor; pones entre dicho mi presencia en tus hermanas y cual María y Aarón, pretendes colocarte en posición de Moisés; te propones ser testaruda en tu sabiduría humana; tu lengua inicua y escarnecedora no la apartas de ti; te rebelas a la autoridad; haces dioses de tu propias doctrinas humanas y has dejado la puerta abierta para que velos de ocultismo enceguezcan a mis pastores y desvíen a mis pequeños a la oscuridad ¿Qué te ha pasado? ¿Por qué olvidas tan pronto lo que Yo hago contigo? ¿Por qué has dejado que la envidia y la calumnia te llenen de lepra? ¿Quién te dio autoridad para escarnecer a tus hermanas? ¿Por qué encuentras placer en darle lugar de preeminencia a tu lengua? ¿Quién te llamó a ser juez de mis siervos y ministros? ¿Quién te llamó a medir la presencia de Mi Espíritu en mi iglesia con tu doctrina de Baal? ¿Cómo es que usas las joyas con que te enriquecí para hacerte con ellas dioses que colocas en mi lugar? ¡Arrepiéntete de tu mal proceder! ¿Por qué te empeñas en rebelarte contra mí? ¿Por qué desprecias mi gracia, amor, misericordia, mi justicia y mi juicio?  ¡Oh, mi dulce amada! ¡Te hice fuente para hacer fluir de ti mi amor genuino para el sediento! Ten en cuenta cuánto te he amado y cuánto he hecho por ti, mientras te hago llegar estas palabras hoy. No tienes más de mí porque has limitado mi gracia con tus acciones, y no has alcanzado lo que te he prometido por tu desobediencia, murmuraciones y rebeliones; te he entregado territorios que otros han deseado y aún no lo tienes en tu mano porque solo has mirado tu necesidad inmediata como una calamidad difícil de vencer; recuerda tus comienzos cuando nadie te prestaba atención, solo escuchabas mi voz y solícita te alistabas para tomar posesión de lo que Yo te entregaba; Ya olvidaste decirme ese “Sí, Señor” que pronto y obediente respondías sin presentar argumentos; en todo este tiempo has preferido escuchar a los diez espías y has dejado de lado a Josué y Caleb por temor a gigantes que ya he puesto debajo de tus pies. En ningún momento te dejaré sin castigo ¡Vuélvete ahora de tu maldad! ¡Arrepiente y conviértete de tus pecados e iniquidad! Quítate tus ropas de inmundicia e injusticia y vístete de ropas blancas; Echa de ti esa lengua inicua y escarnecedora; desarraiga de tu seno a esa mujer, Jezabel, que te hace fornicar, te enseña, se hace de profetisa, seduce a mis siervos con ritos ocultos y embruja a mi iglesia con sus encantos; destruye tus altares doctrinales y deja que mi ley escrita en tu corazón resplandezca como luz y sea la lámpara que guíe tu camino; echa de ti los anatemas y corta de plano con el pecado, entonces te libraré en el tormentoso día para esta nación y te ocultaré de los cazadores, libraré tu vida del maligno y te concederé tesoros escondidos en todo los territorios que te entregaré en tus manos; llevarás con denuedo mi evangelio a lugares muy lejanos, pues ya está a las puertas la venida del Gran Rey ¿Dejarás que aparte de ti mi rostro y te quite tu lugar honor? ¿Dejarás que la espada desenvainada descargue sobre ti el ardor de mi ira para que puedas entender que soy Yo el que te estoy hablando? ¿Permitirás que tu lengua escarnecedora e inicua te haga estar fuera de la ciudad del Gran Rey? ¿Esperarás a que mis pies se estén batiendo en el lagar sobre tu cuerpo inicuo y rebelde hasta exprimir completamente de ti todo el líquido púrpura para comprobar por ti misma, ya muy tarde, que  debías volverte a mí en el mismo momento que te lo advertí?


NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:


POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS ESPECIFICACIONES DE LAS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR :

SIGUE ESTOS ENLACES:


ADVERTENCIA A LA IGLESIA DE DIOS EN VENEZUELA 2010:

 http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/ADVERTENCIA%20A%20LA%20IGLESIA%20DE%20DIOS%20EN%20VENEZUELA

 LAS PROFECÍAS DE APURE

http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/LAS%20PROFECIAS%20PARA%20%20APURE

PROFECIA PARA LA IGLESIA EN LA CONGREGACION "LA ZARZA ARDIENDO"

Trabajada y amada, desde el principio te he brindado mi amor y mi cuidado, y te he enseñado como un padre enseña un hijo; preparé tu corazón y abrí tu entendimiento a la luz; te hice tu propio llamado como campos listos, sembrados por Pablo y regados por Apolo; transformé tu congregación en asamblea mía para hacerte crecer fuerte entre tus hermanas. Con paciencia y con el ardor de mi fuego cual Zarza Ardiendo, trabajaste con  sobriedad, y con equilibrio te formaste; fundamentaste en mí tus bases y con la esperanza en Cristo te impulsaste, te di a respetar pronto y tu trabajo se vio en los pueblos, los campos se hicieron blancos con obreros en la mies; mientras te alimentabas bien en el desarrollo de tu cuerpo, veías con gozo como yo rompía de ti yugos muy pesados impuestos en otros tiempos, y tú, como siempre reservada y sabia en tu libertad,  no te fuiste a los extremos. Tu nombre se conocía en toda la nación y tu labor era reconocida en la Gran Asamblea; pero dejaste que tu cerviz se irguiera y tu altivez se dejó pronto ver; entronaste en tu corazón el buen trabajo del hombre corruptible y dejaste de lado mi amor, y desplazaste de tí mi Espíritu; preferiste confiar en tu sabiduría y fuerzas; descuidaste tu puerta, le distes entrada a mi casa a esa mujer, Jezabel; jugaste con el pecado y caíste en su red; tu caída fue notoria, y Jezabel demandaba sangre para su dios que no pudiste impedir, pues con su maldad y manipulación había dañado tu fuerza ministerial y había desmoronado tu confianza en mí. Con dolor y amargura en tu corazón viste tu estrepitosa caída, y en su impacto viste como tu cuerpo se dividía en dos ¿Cómo hizo estrago esa Jezabel con mis siervos y  cómo desparramó mi congregación? Pero tú, quebrantada hasta los huesos te volviste a mí. Fue difícil levantarte; y el unir tus miembros, ligaduras y tendones ha sido un  proceso doloroso; el dolor y la afrenta te han seguido hasta hoy y no fue fácil volver andar con paso firme cuando tu cuerpo se rebelaba una y otra vez. Con el tiempo demostraste tu fortaleza y como tu amor se volvía hacia mí; el pueblo ha alabado tu persistencia y la dignidad con que llevaste tu ofensa; te has vuelto cuidadosa, no pones tu confianza en hombre, pues volviste tu confianza en mí y te empeñaste en pesarlo todo tratando de obedecerme y eso ha hecho que me agrade de ti, pero en tu afán de ser correcta y cerrarle la puerta Jezabel, has descuidado otras puertas y le has dado entrada a la iniquidad; has permitido que la murmuración y el chisme carcoman las columnas que sostienen la iglesia. Pretendes tener un medidor de la presencia de mi espíritu para medir a mis siervos y ministros; te has vuelto tan escéptica que te cuesta escuchar mi voz en los labios de mis ministros, y poco a poco, has encuadrado las manifestaciones de mi Espíritu solo en prototipos reconocidos por ti; te has vuelto conformista, atenida a la porción mínima de la presencia y manifestación de mi Espíritu. Dejas que mis siervos trabajen solos y no haces tu mayor esfuerzo para agradarme trabajando en mi obra; pues esperas constantemente que mis ministros te demuestren con el trabajo que yo estoy en ellos ¿Quién te dijo a ti que yo te puse de juez de los que Yo he llamado al ministerio? ¿Quién te puso a ti en mi obra para sostener extendido el dedo señalador? ¿Quién te dijo que solo el ángel de la iglesia y mis ministros deben obrar para cumplir la gran comisión? ¿Por qué aflojas tu mano y la escondes para mi trabajo? Puede que ponga toda una fila de pastores a pastorearte, pero todos tendrán para ti por lo menos una queja que los descalifique del pastorado. No escuchas el llamado, no obedeces fácilmente, hay que cargarte empujada, te empeñas en ser como el animal porfiado ¡Cuán resabiada te has puesto! ¡Qué pesada te has vuelto para atender mi voz! ¡No son los pastores y ministros míos los del problema, eres tú! ¿Examínate, iglesia ahora y revisa tu conducta, pues estás siendo reprobada delante de mí? ¿Por qué miras el pasado y solo culpas, culpas y culpas; y no te das cuenta que cuando un pastor falla es porque su iglesia ha dejado de orar y levantar vallado alrededor de él ¿De quién es la obra? ¿No es mía? ¿Quién los puso a pastorear y a ser ministros del altar? ¿No soy Yo? ¿Entonces? ¿Crees que ignoro la conducta de cada quién? Yo conozco sus corazones y cada uno de ellos, empezando por el ángel de la iglesia, han sido pesados en balanza y se han hallado faltos, pero cuando te pesé a tí, tu falta ha sido mayor, y el peso de tu pecado impide que camine bien cualquier pastor, pues tu lengua, cual espada cortante, corta sin cuidado aun al que está firme; hiere, mata y destruye implacable para siempre, al que está caído. La amargura de tu espíritu no te deja saborear la miel que pongo en tu boca;  tu suspiro por un pasado que no volverá te impide ver el presente que te toca vivir y el futuro que tengo para ti; no disfrutas el gusto de enseñar y ver crecer a tus hijos, y les atrofias de traumas por un amor perdido. Yo te he llamado a ser portadora del mensaje de mi amor, de mi perdón, de mi justicia y de mi juicio ¿Entonces por qué has llenado tu corazón de amargura y rencor? ¿No te das cuenta que mientras evocas a Jezabel con tu falta de perdón, le estás dando patio para que opere en tus descuidos? Te comparo con la mujer que se miente al decir ‘Perdono pero no olvido’ ¡pobre mujer fatua! No sabe ella que no hay verdadero perdón si no hay olvido; en cambio tu me has sido infiel y me has traicionado con tu actitud, Yo verdaderamente te he perdonado y tiré tus pecados confesados en el fondo del mar para no acordarme jamás; perdona tú ahora, de una vez por todas, tu afrenta; y comienza de nuevo a amar, porque yo he querido restaurarte y sacar la estaca de la traición que aún permanece en tu corazón, pero acariciando tu dolor no te has dejado ¿No te das cuenta que con esa actitud de estirar y encoger y con tu raíz de amargura has herido y matado a mis pequeñitos? Has sido maestra para las nuevas generaciones de la rebelión y falta de temor a mis ministros ¿No sabes tú que Yo te amo más de lo que pudieras amarte tu misma? Yo sé cómo es tu corazón y quién está pecando y quién no. Pero no hay nada oculto que no se haga manifiesto, el gran dolor que te ha dejado así, sucedió porque desviaste tu amor y confianza en mí y los pusiste en quien era humano, lo endiosaste y entronaste en mi lugar, en verdad amada mía tu sufrimiento y el entorpecimiento de mis planes contigo hasta ahora es por tu infidelidad ¿Cómo has desechado mi gracia? ¿Cómo has desechado mi amor y mi perdón? ¿Cómo has tenido en poco la preeminencia que te di para la extensión de mi reino en estas tierras apureñas? Por eso, en ningún momento te dejaré sin castigo ¡Arrepiente y conviértete ahora! ¡Vuélvete de tu mal proceder! Reconoce ahora que tú no has sanado y que necesitas el bálsamo del perdón; vuélvete a la cruz y deja toda esa carga de amargura que te impide avanzar. Deja que mi amor y mi justicia te cubran y llenen tu corazón hasta rebosar; entonces mi Espíritu henchirá de poder tu casa y tu salvación se dejará ver, la luz resplandecerá en tu rostro y volverás a rejuvenecer, se llenarán tus lomos de fuerzas y tus brazos de poder; y volverás los campos blancos de obreros esforzados recogiendo la mies, porque mi venida está cerca; serás resistente en el día de la fatalidad de esta nación, no te alcanzará el cazador y tu vida será guardada y cuando todo haya acabado, el ardor de mi fuego en ti se hará ver en las naciones lejanas y te haré semillero de ministros y pastores íntegros y probos resistentes a Jezabel, para el crecimiento y restauración de iglesias en muchas naciones de este y otros continentes. Escucha ahora estas palabras, arrepiéntete de tu falta de perdón y de cargar con esa amargura, quebranta tu corazón delante de Mí, vengan primero los ancianos de la iglesia y quebrántense delante de mí, quiten toda iniquidad de delante de ustedes y corten de sí la lengua afilada y el dedo señalador; quítense las ropas de injusticia con que se han vestido y vístanse con mis ropas de justicia y amor; levántense y unjan sus cabezas y sanen las heridas que se han hecho entre sí; sométanse en amor a los ministros que coloco Yo en el altar, y escuchen la voz del pastor y cúbranlo con valor; vengan los ministros y pastores y quebrántense delante de mí, reconozcan sus fallas delante de mí y de su congregación, su resentimiento y dolor al sentir el peso del abandono y el constante dedo señalador  ¿Obviarás por tu escepticismo esta palabra diciendo que no es la boca Mía la que ha hablado? ¿Dejarás que el resentimiento y la amargura te hagan desechar como columna en la casa de Dios? ¿Dejarás que los pies que constriñen el lagar constriñan con fuerza tu corazón amargado haciendo que tu líquido carmesí moje estas tierras para que te convenzas, ya tarde, de que en verdad debías quebrantarte delante de mí, volver a amar y verdaderamente perdonar en el momento que te lo advertí?


NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:


POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS ESPECIFICACIONES DE LAS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR :

SIGUE ESTOS ENLACES:


ADVERTENCIA A LA IGLESIA DE DIOS EN VENEZUELA 2010:

 http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/ADVERTENCIA%20A%20LA%20IGLESIA%20DE%20DIOS%20EN%20VENEZUELA

 LAS PROFECÍAS DE APURE

http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/LAS%20PROFECIAS%20PARA%20%20APURE

PROFECIA PARA LA IGLESIA EN LA CONGREGACION "ANUNCIADORA DE SION"

Donde nadie quiso ir, en la propia cueva del Leviatán, allí fue puesta a prueba tu obediencia a mi llamado; fuiste fiel en avisar con fuerte voz, cual Anunciadora de Sión, el mensaje de salvación en medio de la bulla intensa de las fiestas de Satanás; retuviste mi nombre y no has negado mi fe; la tierra de la noche, de los placeres oscuros, del desecho de la ciudad fue asaltada por tu luz; te moviste en Sodoma y no te contaminaste, anduviste en Gomorra y no te contagiaste con su perversión, se volvieron ellos a ti y tú no te volviste a ellos, amarraste al hombre fuerte y tomaste su territorio, te volviste implacable contra la perversión, la doblegaste en su entrada y la tomaste en su camino, le cerraste la puerta y le hiciste frente hasta que, vencida, te ha ido cediendo todo el espacio donde tenía su dominio; te has enfrentado a gigantes y los has vencido en mi nombre; y tu fuerza de guerrera es conocida y temida por el adversario; dejas que mi Espíritu se mueva en ti y le das rienda suelta a las manifestaciones de mi Poder; tu fe mueve mi mano y tu confianza en mi te abre las ventanas de los cielos. No te conformaste con poco y te alistaste cual Jacob a negociar la primogenitura, has peleado por tu Bethel y no te ha sido fácil conquistar tu bendición; has sido blanco fácil de los escarnecedores y eres objetivo de los dedos señaladores de la iglesia de Satanás. Eres osada, persistente y disciplinada en tu trabajo anunciador y no escatimas esfuerzo para la obra de tu Dios ¿Cómo no amarte y deleitarme en ti, cómo no llenar tu copa y hacerla rebosar con mi unción? ¿Cómo no entregarte los territorios que me has pedido si tú, desprendida, no niegas nada de lo que tienes para dar? Pero hay algo en ti que está moviéndose con mucha fuerza, y es que estás dejando poco a poco el celo por mi altar; te estás alimentando de alimento contaminado, y poco a poco te estás indigestando con la doctrina de Balaam, sin proponértelo has permitido que la palabra de mentira vaya desviando tu atención y obediencia a la participación de sacrificios que no son para mí; te has ido permitiendo excesos que te rezagan en el camino de la verdad y te impulsan rápidamente a darle la preeminencia solo a los complementos de mi justicia y verdad ¡Oh, amada mía! ¡Cuánto has sufrido por servirme y cuan fuerte te has hecho en mí! No te amedrantó el qué dirán, en tu afán por abrir los ojos de un pueblo sumido en la pobreza, para que no me viera sólo como un Dios que lo salva del pecado y lo deja esclavo de la miseria; contra toda doctrina de pobreza te has empeñado en hablar el mensaje de mi abundancia y de mi riqueza, te has centrado en enseñar sobre las llaves que abren las ventanas de la prosperidad y bendición y has abierto el entendimiento de un pueblo que me miraba como un Dios opresor de los que le amaban y les has enseñado a probarme en su obediencia; pero te has ido sesgando hacia el otro extremo permitiéndote escuchar falsos profetas, hijos del Diablo, de la calaña de Elimas, que cómodos se aprovechan de tu posición e intentan apartarte de la fe verdadera ¡Cómo has ido  descuidando mi altar, dejando que lentamente se vayan mezclando salsas que están contaminando y envenenando el alimento sano de mis pequeños! ¿No te das cuenta que se está estableciendo confusamente la añadidura de mi justicia como el plato principal que le estás dando a mi pueblo,  poniendo en segundo plano el mensaje redentor de la cruz, de mi amor, de mi justicia, de mi juicio? ¿Qué te ha pasado? ¿Por qué me has dejado de lado para poner en mi lugar tus nuevos amores de prosperidad y deseo de dominio? ¿Cómo te has dejado seducir siendo como eras tan cuidadosa en serme fiel? ¿Cómo es que te has puesto a correr una carrera loca de prosperidad que está volviendo a mi pueblo a ser completamente materialista?  ¡Yo Soy el dueño del oro y de la plata! ¡Yo Soy el Dios de la bendición! ¡Yo Soy el Dios que rompe las cadenas de pobreza y quebranta las maldiciones de miseria! ¡Yo Soy el Dios que pongo y quito reyes! ¡Con mi bendición te enriqueces! ¡Yo quiero prosperarte en todo! pero todo ello es la consecuencia, la añadidura, el aderezo de mi Justicia, de mi bien, de mi amor, de mi misericordia, de mi gracia y de mi perdón por ti ¿Entonces por qué te has ido sesgando del mensaje central de Salvación? ¿Por qué te has vuelto frívola e interesada, y has dado lugar de honor en tu corazón a lo corruptible y pasajero? ¿Por qué has puesto mi nombre asociado a tus pasiones mercantilistas y apetitosas de poder? ¿Por qué te has quitado tus ropas de Justicia que te caracterizaban y te has vestido con las ropas grotescas de la injusticia? ¿Cómo no has tenido cuidado en malherir y hasta matar con tus excesos a los pequeños y débiles en la fe? ¿No crees que Si Yo Soy tu deleite, y tu pasión es servirme entonces mi gozo sería darte las peticiones de tu corazón? ¿Por qué pretendes forzar mi buena voluntad en bendecirte y progresarte por tu obediencia y amor con la aplicación de un mensaje sesgado de mi prosperidad? En ningún momento te dejaré sin castigo ¡Arrepiéntete ahora! Ven a mi altar y has un voto de arrepentimiento y conversión por tus excesos y administraciones descuidadas de mi Palabra; toma  así mismo el bálsamo del amor, la humillación y el perdón para sanar las heridas de las ovejitas que atropellaste con tus abusos en tu alocada confusión; recoge con humildad a la maltratada y tráela de vuelta con amor y cuidado a casa; reconoce con la sencillez de un corazón arrepentido que has fallado, que me has sido infiel, que has dejado que el sutil mensaje de Satanás te seduzca lentamente desviándote del recto camino de la verdad hacia a cunetas de muerte  ¡Yo Soy el Camino de Rectitud y no admito desvíos ni a la izquierda ni a la derecha! ¡Arrepiente, conviértete y quebrántate delante de mí! ¡Vuélvete ahora de ese camino torcido y endereza tus pasos en la verdad! No tienes que hacerte pobre y conformista para que demuestres que estoy en ti, tal como lo pregona la iglesia de Satanás; pero tampoco debes obligatoriamente ser rica, o volverte de cualquier forma prospera y ostentar poder para que demuestres que yo soy tu Dios ¡No, ninguna de esas dos cunetas demuestran irrefutablemente mi presencia en los que dicen que estoy en ellos!  Todo mi bien, mi abundancia y mi prosperidad manifiesta están en la rectitud de corazón y la obediencia del justo; deja pues que mi bendición te persiga y te alcance todos los días por tu amor a mí, tu fidelidad y tu obediencia a mi Palabra ¡Completa! No fraccionada. Entonces me deleitaré en extender mi mano a favor tuyo y te bendeciré hasta sobreabundar, y te entregaré sin esfuerzo  dominio y  autoridad sobre territorios, te guardaré en el día de los nubarrones tempestuosos que cubrirán este país y los que te persigan no te podrán encontrar, porque te esconderé en el hueco de mi mano y cuando todo haya pasado te engrandeceré, y mi Luz brillará en ti en lugares muy altos, alumbrando intensamente para salvación, sanidad, liberación, bendición y prosperidad de esta tierra y otras tierras, porque el Señor con voz de mando y voz de trompeta está pronto por venir y verán todos que Yo soy tu Dios y  siempre estuve contigo ¿Te harás difícil para creer que es la voz de tu Dios la que te ha hablado para que te vuelvas de  tus excesos y malos caminos? ¿Dejarás que sea mi espada desenvainada que te demuestre que soy Yo quien te ha hablado hoy para que te arrepientas? ¿Esperarás que sean mis pies hollando en el lagar, mientras pisan con fuerza tus rebeliones y excesos y exprimen de tu cuerpo el rojo púrpura que salpicará y empapará  la tierra hasta saciarla los que te convenzan, ya tarde, que en verdad debías haberte convertido el mismo día que te lo advertí?


NOTA AL LECTOR DE PROFECIAS:


POR FAVOR LEE PROFECÍAS RELACIONADAS EN LAS CUALES HAY MAS ESPECIFICACIONES DE LAS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR :

SIGUE ESTOS ENLACES:


ADVERTENCIA A LA IGLESIA DE DIOS EN VENEZUELA 2010:

 http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/ADVERTENCIA%20A%20LA%20IGLESIA%20DE%20DIOS%20EN%20VENEZUELA

 LAS PROFECÍAS DE APURE

http://profeciasdeanavictoriasanz.blogspot.com/search/label/LAS%20PROFECIAS%20PARA%20%20APURE