Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha... Nación Idólatra, en breve viene Juicio para tí ¡Arrepiéntete de tus pecados y conviértete a CRISTO! Iglesia de Venezuela, Vuélvete a Dios, No te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha

22 sept. 2016

Video Profecía de Juicio de Dios para Venezuela

Esta profecía me la dio el Señor en el año 2003, en ese entonces la iglesia de humilló y buscó el rostro del Señor, pero pronto se olvidó y menospreció la Palabra. Hoy esa Palabra se está cumpliendo.


8 jul. 2016

PROFETAS FALSOS Y PROFETAS DEL SEÑOR

Por: Ana Victoria Sanz

¿Cómo sé quién es un verdadero profeta y quién no lo es? Esta es una buena interrogante y todo creyente debe preguntársela, pues hay tantos profetas de aquí y de allá; unos dicen una cosa y otros dicen otra; unos hablan de cosas muy malas y terribles que van a pasar y otros hablan todo lo contrario y animan al pueblo con eventos muy maravillosos y buenos que van a suceder, pero ¿A quién se le debe creer?

Esos cuestionamientos acerca de los profetas no son de hoy, esos vienen desde tiempos antiguos; el pueblo de Israel se hacía esas mismas preguntas, porque ellos eran objeto de muchos falsos profetas que los desviaban del Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob para lo cual el Señor les advirtió “ Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis. Tal profeta o soñador de sueños ha de ser muerto, por cuanto aconsejó rebelión contra Jehová vuestro Dios que te sacó de tierra de Egipto y te rescató de casa de servidumbre, y trató de apartarte del camino por el cual Jehová tu Dios te mandó que anduvieses; y así quitarás el mal de en medio de ti.” Deuteronomio 13:1-5

Siempre el plan de Satanás al levantar falsos profetas es desviar al pueblo de Dios del Camino, de la Verdad y de la Vida. El Señor, en el nuevo pacto, sabiendo que también el adverso impondría ese modus operandi para que la iglesia se encaminara hacia veredas de muerte y se extraviara de la doctrina que Él encomendó a sus apóstoles nos advierte en Mateo 7:15 lo siguiente “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.”

Entonces ¿Cómo sé yo de quién me debo guardar? ¿Quién habla profecía que viene de Dios y quién no?

Como premisa se debe tener claro que Satanás habla y hace cosas que imitan a las que hace el Señor, pues él tiene poder, aunque es un poder limitado, pero es poder al fin. Recordemos en Éxodo 7:8-13 cuando Moisés y Aarón se presentaron ante Faraón y Aarón arrojó su vara al suelo como señal y ésta se convirtió en serpiente, pero eso no impresionó al faraón, pues él trajo a sus sabios, hechiceros y magos de Egipto y éstos tiraron sus varas y también se convirtieron en serpientes, Eso quiere decir que los siervos del maligno, también hacen señales y prodigios y que un profeta falso tiene del poder de éste para hacer estas cosas y hacer maravillar a los que la ven y así les sea fácil creerles como dice 2 Corintios 11:15 "Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan de ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras"

Hoy en el Internet, las redes sociales y demás medios de comunicación se escucha y se ve a muchos personajes con cualquier cantidad de vaticinios o profecías. Algunos de los receptores creen y pesan cada palabra profética, otros creen una fracción y la acomodan a su conveniencia, otros son escépticos a todo esto, pero otros muchos son confundidos y llevados como el tamo que arrebata el viento.

A los cristianos en general le es fácil rechazar a aquellos que vienen de personas en las que se evidencian prácticas esotéricas y cosas parecidas a estas, pues es muy obvio que su fin es desviar la fe del creyente hacia estas actividades y hacia otros dioses, pero cuán difícil le es identificar entre la iglesia a los profetas falsos de los profetas que hablan la verdad de Señor y son llamados para alertar, exhortar, confrontar con el pecado, llamar al arrepentimiento y conversión y dar esperanza a su pueblo y aun a pueblos que no le conocen.

El Señor es muy práctico al indicarnos cómo podemos saber que un profeta es de Él o es un profeta falso y por eso sí es posible identificar sin lugar a dudas qué tipo de profeta nos está hablando y eso se puede hacer de la siguiente manera:

Primero: Se puede saber si un profeta habla de parte del Señor o habla mentira si conocemos realmente la Verdad, es decir conocemos a Cristo, pues sólo así tenemos la facultad de identificar y distinguir con claridad las cosas que son de Él, así como también cómo es Él, cómo Él habla, puesto que conocemos su voz; también podemos saber qué es lo que a Él le agrada, lo que aborrece, lo que demanda de nosotros, en fin, dado que mantenemos una relación de intimidad profunda con el Señor, hacemos verdaderamente su voluntad y cumplimos sus mandamientos como nos dice 1 Juan 2:3-6 “Si alguien afirma: `Yo conozco a Dios’, pero no obedece los mandamientos de Dios, es un mentiroso y no vive en la verdad; pero los que obedecen la palabra de Dios demuestran verdaderamente cuánto lo aman”, de esta forma cuando se presenta la mentira disfrazada en la voz dulce y lisonjera o dura y temeraria de un profeta, es posible identificarla, pues como dice 1 Juan 2: 20-21 “… porque el Santo les ha dado su Espíritu, y todos ustedes conocen la verdad. Así que les escribo no porque no conozcan la verdad, sino porque conocen la diferencia entre la verdad y la mentira.” Esto es posible, porque el Espíritu Santo está en nosotros y Él nos guía a toda Verdad.

Segundo: Se puede saber si un profeta es falso si éste trae un mensaje contrario a la Verdad de Cristo o que habla media verdad o manipula y distorsiona la verdad y/o exalta el ego o promueve el engrandecimiento de los cristianos en esta tierra o insta sutil o llanamente a darle rienda suelta a los deseos del hombre carnal. También se puede identificar a un profeta que no habla palabra de parte del Dios Vivo si éste profetiza un mensaje contrario a lo que enseñó el Señor Jesús a sus apóstoles y pretende directa o indirectamente inducir a la iglesia a poner otra cosa como más importante que el Señor ya sea un ministerio, un hijo, la pareja, el dinero, los bienes, el empleo, un personaje, en fin. Así mismo si un profeta niega tenue o deliberadamente al Padre o al Hijo o a ambos o pone en duda la resurrección de Jesús, su poder salvador y su segunda venida el tal es mentiroso y un anticristo como está escrito en 1 Juan 2:22-23 “22 ¿Y quién es un mentiroso? El que dice que Jesús no es el Cristo. El que niega al Padre y al Hijo es un anticristo.23 El que niega al Hijo tampoco tiene al Padre; pero el que confiesa al Hijo tiene al Padre también”.

Tercero: Si ese profeta habla una cosa y vive otra, habla palabra muy convincente en nombre del Señor, pero su testimonio es cuestionable con evidencias, su conducta es reprochable y/o se aprovecha, se lucra, come y guía a la muerte a las ovejas incautas que se anonadan con sus palabreríos ese califica como un falso profeta, pues el Señor nos dijo que podemos conocer a los profetas por sus frutos y que también nos podemos guardar de estos simulados lobos como nos dice en Mateo 7:15-20 “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis”.

Cuarto: Si ese profeta habla en nombre del Señor y sus profecías no se cumplen es un profeta falso como dice en Deuteronomio 18 21-22 “Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que el Señor no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre del Señor, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que el Señor no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él”.

Quinto: El profeta que habla de parte de Dios da fruto y ese fruto tiene una fuente y esa fuente es el Señor y si esa Palabra que viene de Dios reflejará su carácter y sus virtudes, también mostrará que Él es fuego consumidor y hará ver su justicia, su amor y su misericordia. El profeta del Señor hablará conforme a 1 Corintios 14:3 que dice: “…el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación”, pues como dice 2 Pedro 1:21 “nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”.

Ahora bien, ya sabiendo que hay formas prácticas que nos da el Señor para identificar a los profetas falso de los profetas que hablan Palabra de Dios, debemos, entonces, disponer nuestro corazón a escuchar la profecía con la intención de juzgar esa Palabra que se nos entrega y pesarla a Luz de la Palabra de Dios, pues “ No todo el que me dice: Señor, Señor, entrara en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”.

Es necesario que prestemos atención a las profecías como nos dice el Señor en 1 Tesalonicenses 5:19-21 “No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo y retened lo bueno”, eso nos indica que es posible que haya alguna cosa mala que se pueden colar en una profecía, pero somos llamados a juzgar la profecía como escrito está en 1 Corintios 14:29 “ Así mismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen lo que ellos dicen”, esto nos enseña que el Señor nos da potestad de juzgar con su Espíritu y éste nos guía a toda verdad y así podremos juzgar qué es lo malo que tiene la profecía y desecharlo.

De esta forma, entendiendo cómo identificar un profeta y cómo juzgar su profecía, cuando alguien se levante y diga “así dice el Señor” o “el Señor me ha dicho”, disponga su oído a escucharlo y presto esté para juzgarlo guiado por el Espíritu Santo, pues el mismo Espíritu que dijo el Señor que vendría sobre nosotros y recibiríamos de Él su poder para ser sus testigos, es el mismo Espíritu que en Isaías 11:1-4 dice que reposó sobre el vástago de Isaí y es el mismo Espíritu que hoy está en nosotros y nos hace entender diligentemente el temor al Señor y nos enseña a no juzgar por vista de ojos, ni por lo que oigamos, si no a juzgar con justicia y resolver con equidad.

¿Cómo sé quién es un falso profeta? Cómo reconozco a los profetas de Dios? Los profetas falsos, los profetas del desastre, los profetas de la prosperidad, los profetas mentirosos ¿Cómo saber si un profeta es falso.

8 jun. 2016

Videos MENSAJE PROFÉTICO PARA VENEZUELA

Deja que el Espíritu Santo te guíe a toda Verdad mientras ves este mensaje profético de Dios para Venezuela, que me dio a mí, Ana Victoria Sanz, para que se lo haga llegar a Venezuela y a la iglesia de él en esta Nación, en el mes de Mayo 2016, pon atento tu oído a lo que el Señor te habla y ponlo por obra... El Altísimo te bendiga. Paz.


1ra. Parte


2da. Parte


3ra. Parte

4ta. Parte


5ta. Parte





16 may. 2016

ANA VICTORIA SANZ

Nací en San Fernando de Apure, Venezuela, recibí al Señor Jesucristo a los 14 años de edad, a los 15 años oí por primera vez de forma audible la voz de Dios; crecí en el Señor, luego me acostumbré a sus bendiciones y dejé que otros intereses, cosas y personas ocuparan el lugar de preeminencia de Dios en mi vida. 

A los 31 años me rendí de nuevo al Señor y verdaderamente tuve una conversión y entrega total de mi vida a Él; pasado un tiempo de búsqueda de la presencia de Dios, recibí de Él el poder de su Espíritu Santo y tuve mi llamado como profetisa de parte Dios en el año 2002, para el 2003 fuí ungida como profetisa con ministerio profético ante la feligresía de mi congregación por el Rev. Pastor Gilberto Nieves y el cuerpo pastoral de la Iglesia Emanuel de la Organización Venezolana de Iglesias Cristianas Evangélicas (O.V.I.C.E.), una organización libre, no pentecostal por lo que mi llamado fue algo controversial en aquel momento, dado que la iglesia en general y la organización para ese entonces consideraban que el último profeta fue Juan; y también, porque las profecías que daba no eran agradables y por ello me llamaron "profeta del desastre", sin embargo, mi convicción de que es Dios quien me habla y el respaldo que el Señor me dio a través de mi pastor Gilberto Nieves hasta que éste partió con el Señor me impulsaron a seguir propagando el mensaje que Dios me daba y lo he llevado y proclamado con denuedo a pesar de que muchas veces he sido rechazada, expulsada de congregaciones e intimidada, incluso por autoridades pastorales y del gobierno nacional.


Desde el 2003 comencé mi ministerio profético llevando la palabra de profecía, primero por los llanos venezolanos y luego por diferentes partes del país y desde el año 2010, el Señor me enseñó un medio para poder dar y hacer llegar su Palabra Profética a los lugares donde no me daban entrada y para darla a conocer al mundo, ese medio es el INTERNET y pude hacerlo a través del blog "UNA VOZ DE ALERTA HOY"



En el 2008, enfermé con una rara enfermedad llamada Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y el 19 de marzo de ese año, morí por unos minutos, yo vi mi cuerpo inerte y sin vida en la cama y a mi mamá tía clamando al Señor: "¡Así no, Dios, así no te lleves a mi hija!", ví también a una prima llorar por mí y le pedía a Dios por mi vida, entonces dije "Vaya Dios, me estoy muriendo y no me había dado cuenta...", de pronto recordé a mis hijos y exclamé " ¡Oh, Dios, mis hijos tú me los distes, tú sabes que los amo mucho, pero tú los amas más que yo por eso sé que tú los cuidarás mejor que yo! hazlos hombres y mujeres de bien", luego el lugar se llenó de luz y de presencia angelicales, entonces me dispuse a caminar hacia la fuente de luz y allí escuché la voz de Dios que me dijo: "No es hoy tu muerte, es para Yo glorificarme en tí", después de esas palabras sentí como entraba de nuevo a mi cuerpo y volví a vivir. A partir de ese momento tuve una recuperación parcial, pues prácticamente estaba casi parapléjica y había perdido mis fuerzas, incluyendo la de sostener mi cabeza, pero el Señor en su soberanía me dejó padeciendo aun esa enfermedad, sin embargo, vivo con alegría, cada día, el milagro de la vida, pues medicamente yo debí morir esa vez o por los menos solo vivir unos dos a cinco años más dado que la esperanza de vida para los que padecen esa enfermedad es más o menos ese tiempo ( 2 a 5 años) y llevo desde esa vez hasta hoy ocho años viviendo por la gracia de Dios.


Esclerosis Lateral Amiotófica (ELA)

ANA VICTORIA SANZ: Vivo cada día el milagro de la vida. Mi Señor es literalmente mi Fuerza y mi Respirar. Siempre me sorprendo al ver en mí todo el tiempo sus maravillas, pues cuando creo no poder levantarme, ni hablar, ni respirar, Él me muestra su gloria y entonces lo puedo hacer.



Aunque yo tengo puesta mi fe en el único y verdadero Dios Sanador que me hizo y formó para alabanza de su gloria y he sido instrumento suyo para sanidad y liberación de otros y aunque ministros y muchos siervos de Dios han orado por mi sanidad, Dios en su soberanía no le ha parecido sanarme.





Una noche en medio de una de las crisis respiratorias que me provoca la enfermedad le dije suplicante, otra vez, al Señor que me sanara o bueno que si a Él le parecía llevarme que yo estaba lista para irme con Él, pues ya estaba cansada de padecer, pero Dios me respondió enfático: "Bástate mi gracia, Ana Victoria", cuando yo escuché eso le dije al Señor: "Oh, Señor, perdona mi necedad al insistir tanto que me sanaras... sabes tú eres el Soberano de mi vida y si a ti te parece bien que yo sea afligida por esta enfermedad, porque sabes que la puedo soportar, entonces a mi también me parece bien y de ahora en adelante sólo te voy a agradecer todos los días por ella, pero si a ti te parece y hallo gracia delante de tí sólo quiero pedirte una cosa, quiero que me des fuerzas, fuerzas para hacer lo que debo hacer, porque esta enfermedad me ha quitado mis fuerzas y no tengo ya nada ¡Sólo dame fuerzas, mi Señor, tus fuerzas, para yo poder ir a dónde me envíes a proclamar tu mensaje profético y de salvación" y desde ese día, fuerzas me ha dado el Señor.




No sé cuanto tiempo más el Señor me va a dar aquí en la tierra, sea meses, sean años, sólo Él sabe, pero una cosa sí sé y es que mientras viva, vivo en Él, con Él, para Él y por Él para llevar su mensaje por todas partes y para pregonar la buena noticia de salvación y vida eterna.


Actualmente, llevo el ministerio que el Señor me dio con la cobertura del Pastor Abdy Pereida, desde la Iglesia Evangélica Libre Emanuel de la Asociación de Iglesias Evangélicas Libres (ADIEL) en Valencia, estado Carabobo, Venezuela.

______________________________

P.D. Te invito a visitar mi nuevo blog,  el cual  me ha inspirado el Señor con el propósito de que éste sea un medio para llevar el mensaje de salvación, aliento y esperanza a aquellas personas del mundo que padecen Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) o tienen un familiar con esta enfermedad o con cualquier otra enfermedad terminal o no.

En él hago públicas mis reflexiones de vida y mis experiencia con esta enfermedad que ha venido fortaleciendo mi fe en el Señor en medio de los embates y limitaciones que ella me hace, mientras sigo, con el poder del amor y la fuerza de mi Señor, peleando la buena batalla pues mi anhelo es culminar mi carrera aquí con  la fe en Aquel que me llamó de las tinieblas a su Luz Admirable y presentarme ante ÉL aprobada, sin tener nada de que avergonzarme.







27 mar. 2016

LOS "POR QUÉ" DE LO MALO QUE PASA Y PASARÁ EN VENEZUELA. EL SOBERANO Y SU SOBERANÍA (Reflexión)

Por: Ana Victoria Sanz  / 26 de Marzo 2016

Venezuela es un país maravilloso con tantas riquezas, su gente es única, dicen que son muy buen humorados, afables y buena gente, pero de un tiempo para acá todo se ha vuelto horrible, todo parece que les sale mal, el país se ha vuelto violento, inseguro, desolado, enfermo, con hambre, sin derecho, en fin. Los que salen no son deseados a donde llegan y son motivo de burla y de malas referencias en los países del mundo ¿Por qué? Unos dicen que es el gobierno culpable de todo, otros que es la oposición y otros dicen que el pueblo, Pero otros más espirituales acusan el mal de Venezuela al Diablo y no se equivocan de alguna forma, pues él es el ejecutor.

Pero pretender que lo malo que está pasando en esta nación es sólo cosa de Satanás no es de sabios, pues hace ver que Dios no es el soberano de este país, es como si el Diablo en momentos tuviera más poder que Dios y eso no es verdad. Dios es el único todopoderoso y Señor sobre todas las cosas y seres que Él formó e hizo por su voluntad y Venezuela no es una creación excepta de este poder Soberano.

Lo que ocurre en Venezuela bueno o malo es precisamente por el señorío de Dios sobre todo lo creado, pues ¿Quién puede mandar sobre algo que es de Él sin que Él lo permitiera y quién puede persuadir a Dios para cambiar de opinión sobre algo o alguien? ¡Nadie! En Job 23:13 dice “Pero si ÉL determina una cosa, ¿quién lo hará cambiar? Su alma deseó, e hizo.” En Salmo 135:6 “Todo lo que El Señor quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos” y en Daniel 4:35 “...y ÉL hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano...”, Isaías 45:6-7 dijo el Señor “Para que desde el nacimiento del sol y hasta el occidente se sepa que no hay nadie más que yo. Yo soy El Señor, y no hay otro. Yo Soy quien forma la luz y crea las tinieblas, quien hace la paz y crea la adversidad. Yo, El Señor, Soy quien hace todas estas cosas’”.

Dios usa a personas impías y les da autoridad y poder, pues Él pone y quita reyes, sólo Él puede hacer eso, más nadie tiene ese poder, aunque los partidos políticos y pueblos se asumen como suyo el poder de poner un gobernante o derrocarlo, pero en realidad es algo que sólo Él puede y se permite hacer, Él hace poderoso a quién Él quiere y lo eleva sobre los pueblos y naciones como lo hizo con el Rey Nabucodonosor, un temible y arrogante Rey que usó para castigo de su pueblo Israel el cual finalmente terminó reconociendolo como Dios y le adoró (Daniel 4:34-35), y levanta cuando quiere tiranos soberbios como el rey de Asiria (Isaías 10:12-15) y otros tantos sólo para cumplir sus designios propósitos con los que Él tomó como pueblo suyo y aun con todos los pueblos.

Aunque Satanás se muestra poderoso en verdad no lo es, pienso que él es algo así como las universidades públicas las cuales gozan de autonomía, una especie de poder propio para decidir quiénes desean ellas que sean sus autoridades, así también ellas administrar con libertad lo que tienen, y con eso que tienen escoger qué hacer y cuando hacer; eso lo hacen porque ellas tienen una separación de los factores exógenos y del poder político externo, pero es una autonomía que el mismo Estado les ha dado para que funcionen sin que los vaivenes políticos del país interfieran en su funcionamiento, pero esa inconexión no es ilimitada, pues tiene un perímetro imperceptible, especialmente a los estudiantes, los cuales se ufanan de ser autónomos como si su territorio se tratara de una embajada de otro país, no obstante, en sí ellas dependen y son movidas indirectamente con fuerzas tácitas del poder político que operan en sus tiempos en el Estado y funcionan con los recursos que éste les da, puesto que sin la energía financiera de éste ellas no podrían maniobrar y cumplir sus funciones, y esta fuente energética les agrade o no se abre o cierra y condiciona a gusto de los gobernantes de turno.

Así, como las universidades públicas, Satanás tiene su autonomía sólo sobre lo que Dios le dio poder, pero poder limitado, si él quisiera operar separado totalmente de la voluntad de Dios no podría, pues él está aquí en la tierra como príncipe de este mundo, porque el Soberano Creador del mundo se lo ha permitido y Él es la única fuente de poder que le da autonomía delimitada para actuar sobre los individuos, los pueblos y las naciones que Él hizo y hasta deja que él se entrone en aquellos que le dan completo lugar en su corazón.

El Eterno Dios no ha querido acabar con Satanás, ni lo va a hacer hasta el final de este mundo, porque espera que el hombre tenga la oportunidad de usar su libre albedrío, su capacidad de decidir amarlo a Él como el único y verdadero Dios o seguir haciendo lo malo y terminar como dice Apocalipsis que el Dragón terminará.

De esta forma Dios deja que el Adverso desde el principio sea instrumento suyo para verificar la capacidad del hombre de escoger ser fiel al Amor con el cual Él lo hizo o ser ingrato a su Hacedor, tener en poco su ley y darle la espalda. Una vez que Adán y Eva escogieron esto último el amor de Dios se manifestó aún más grande que cuando los creó y se activó su propósito de salvación y liberación del mundo y de nuevo Satanás con su mentira y obra de perdición y destrucción es instrumento suyo para verificar la fidelidad de los que son llamados a formar parte del pueblo de Él en todos los tiempos.

Si esto no fuera de esta forma como lo dice la Biblia, si Dios no fuera soberano y Satanás fuera todopoderoso como nuestro Señor y Creador entonces todos viviríamos en terror imaginando que el Diablo puede vencer en cualquier momento a nuestro Dios y nos podemos quedar cuando menos lo esperemos sin ÉL a merced del Adverso. Esto verdaderamente sería terrible y no habría esperanza para nosotros, pero menos mal que no es así, Dios sí es el soberano de todo lo que existe, tiene todo bajo control, pues ejerce su derecho a gobernar lo que Él ha creado (Los cielos, la tierra, el mar, los seres vivos, la humanidad, en fin), Él no tiene problemas de ingobernabilidad, Él hace con su creación como Él quiere, sus acciones son sin límites y no se sujetan a ninguna norma ni ley; Él actúa con su propia voluntad, pues Él es su propia ley; Él es libre de hacer lo que desea, cuando Él lo desea, como Él desea y en el lugar que Él desea y no tiene que darle cuentas o razones a nadie por lo que Él desea, hace y va hacer.

Entonces ¿Quién se atreve decir que Él no tiene derecho de hacer en Venezuela como Él quiere? ¡Nadie! Como dice Romanos 9:20-21 “Antes que nada, oh hombre, ¿quién eres tú para que contradigas a Dios? ¿Dirá el vaso formado al que lo formó: “¿Por qué me hiciste así?”. ¿O no tiene autoridad el alfarero sobre el barro para hacer de la misma masa un vaso para uso honroso y otro para uso común? El Creador de Venezuela tiene en su poder los derechos legales sobre ella para gobernarla y hacer en ella como quiere.

Pero la gente de Venezuela que ignora esto y no conoce ni entiende qué es la soberanía de Dios sobre todo lo que Él ha creado se ha atrevido a llamarse así mismo “soberano” y “Pueblo soberano” y se alude el poder de gobernar a este país a su voluntad, de hacerse sus propios dioses y hacer y deshacer en esta nación como quieren, con sus propios egoísmos, envidias, celos, glotonerías, concupiscencias y pasiones desmedidas de poder, de riqueza, de grandeza, en fin, entonces Dios los deja y deja que Satanás haga con ellos como desee, pues ellos han escogido ignorar su amor y darles la espalda, así mismo Dios le da poder a hombres terribles con corazones malos para desolación de estos.

Luego el que se llamó así mismo “soberano” y “pueblo soberano” cuando el dolor toca a su puerta se da cuenta que no es soberanos nada y luego, como si fuera inocente de lo que vive esta nación y como si no tuviera nada que ver con lo que en ella ocurre dice “Si Dios es bueno ¿Por qué permite que en este país ocurra tanto mal? ¿Por qué ha determinado juicio para esta nación? ¿Por qué levanta a estos líderes de hoy para aflicción nuestra? ¿Por qué hará que naciones poderosas vengan invadir nuestras tierras? ¿Por qué deja que se enloquezca esta nación y se enfrenten hermanos contra hermano? ¿Por qué deja que sus fuentes de agua se sequen y las que queden sean contaminadas? ¿Por qué dejará que se conmuevan sus montes y el mar abra su boca para tragar sus islas y todo lo que hay en sus costas? ¿Por qué dejará que las fuentes del cielo se descarguen con potencia sobre esta tierra y sus ríos se lleven todo a su paso? ¿Por qué dejará morir tanta gente? ¿Por qué? ¡Pobres! No hay en ellos entendimiento, pues nadie ama más Venezuela que su propio Hacedor y Él quiere mostrar en ella su gloria, pero no es posible comprender de forma natural esto.

Dios deja que Satanás se enaltezca en este país, Él deja que esos hombres perversos que dominan la nación estén el tiempo necesario para que su poder y gloria sea vista ante todos los hombres de misericordia y ante las demás naciones de la tierra de modo que ellos conozcan quién es el verdadero Soberano de Venezuela, Él deseara exterminarlos a todos de una vez, pero su amor y misericordia para con los venezolanos no lo deja hacerlo hasta que sea el momento, por eso no lo hace, antes bien los soporta con paciencia como dice Romanos 9:22-23 “¿Y qué hay si Dios, queriendo mostrar su ira y dar a conocer su poder, soportó con mucha paciencia a los vasos de ira que han sido preparados para destrucción? ¿Y qué hay si él hizo esto para dar a conocer las riquezas de su gloria sobre los vasos de misericordia que había preparado de antemano para gloria”.

Dios permite hoy que el mal sea evidente en ella y permitirá que ocurran en ella todo lo que ha dicho a través de sus siervos los profetas, pues les aseguro que el Creador no se mostró más Señor de Venezuela y no estuvo más en control de lo que pasa en este país que en estos tiempos, porque Él ha decidido, preciso en esta época manifestarse de forma muy notoria en esta nación para que los venezolanos de hoy tengan la oportunidad de escoger qué quieren y a quién quieren servir y serle leal; Él da poder a hombres con corazones inicuos y deja que el vil y los malignos crezcan como maleza para que cada persona en este país tengan la ocasión de diferenciar completamente el mal y la opresión de éste sobre él, pero así mismo se le presenta a cada quién, le da la salida y la oportunidad de aceptar o rechazar su salvación y de decidir serle fiel o no.

21 mar. 2016

UN EJERCITO LIBERTADOR

Por: Ana Victoria Sanz


Dios viene preparando un ejército al estilo Gedeón que provocará en Venezuela una verdadera revolución movida sólo por el AMOR, la cual derribará todos los argumentos y destruirá todas las fortalezas levantadas en este país contrarias al amor.

Son hombres y mujeres de vidas comunes, pero llenos y revestidos del verdadero amor y se mueven sólo por el Poder del Amor.

Estos soldados del Eterno se levantarán de todas partes de la nación a la orden del verdadero Libertador para libertar los territorios subyugados por el imperio de maldad, de odio, corrupción, idolatría, mentira, violencia, desidia, escasez, abandono, cohecho, abuso, violación, en fin.

He visto con mis ojos  Dios como está formando este ejército y cada vez le suma los que han de ser parte de él. Este un ejército selectivo que no es escogido por hombre alguno, sino por el mismo Dios.

Muchos se creen parte de ese ejército y se entrenan con sus propios entrenadores, pero este ejército no está formado por cualquiera que se crea parte de él solo porque él se cree pueblo de Dios.

Sus soldados son hombres y mujeres que aman con amor extremo a Dios, que aman de forma total tal como Dios lo ha mandado, que se mueven y pelean por Amor, para el Amor con el Amor y en Amor, pues batallan en obediencia y pelearán cientos de batallas contra un ejército poderoso y violento que no escatima usar todos los tipos de armas de destrucción y si los soldados no son hechos de Amor, perecerán.

Sólo aquellos soldados hechos de Amor, hijos del Amor serán más que vencedores y en sus manos Dios pone la Victoria, aun cuando su número es sumamente insignificante y porcentualmente es muy pequeño en comparación del gran ejército del enemigo.

Dios está abocado en la preparación a presión de este ejército suyo y sigue seleccionando a sus integrantes de forma no convencional, pues pronto será el momento de la liberación, este"pronto" es cada vez más inmediato.

10 mar. 2016

LA PROSPERIDAD DE LOS MALOS EN VENEZUELA TIENE UN FIN (MEDITACIÓN)

Por: Ana Victoria Sanz. 05 de Marzo de 2016

A veces nos abruma ver toda la maldad que pasa en Venezuela y de pronto no sabemos cómo orar o qué pedir al Eterno, queremos que todas esas profecías de juicio para el país no ocurran y queremos que todo esto pase pronto sin que ocurra ningún derramamiento de sangre; pero después vemos a los perversos multiplicarse hasta llegar a todos los extremos de maldad que nuestra mente ni siquiera imaginaba, entonces pensamos “Esto no puede seguir así, Dios tiene que hacer algo o pereceremos”, pero Dios cuando interviene, hace manifiesta su Justicia y si Dios hace ver su justicia entonces lo que le espera a Venezuela es la muerte, pues “la paga del pecado es la muerte” y cuando caemos en cuenta de esto entonces vienen a nosotros los sentimientos encontrados, pues nuestra humanidad no quiere que pase esto.

Pero entre sentimientos y emociones que pugnan en nuestro ser con lo que Dios tiene propuesto hacer, podemos encontrar respuestas para saber cómo obrar en el ejemplo que dejó el Señor en su estadía en el Getsemaní, un lugar de transcendencia donde las emociones y sentimientos del Hombre sucumben a la voluntad del Eterno y la decisión de sumisión cambia la historia de muerte de la humanidad por una historia sin fin de vida eterna.

Allí, en el Getsemaní, Jesús estaba en extremo triste y su alma estaba afligida, porque sabía que en pocas horas Él llevaría todo el peso de pecado de la humanidad, Él sabía que se haría maldición, Él sabía lo que le iba y debía pasar. En ese punto el pudo esa noche haberse rendido a su propia voluntad y exigir al Padre que lo librara de todo lo que debía padecer y resolvieran de otra forma, también pudo haber ido a sus discípulos a pedirles que lo respaldaran instándolos a que oraran por Él para que su apresamiento y posterior sacrificio en la cruz no se diera. Pero no lo hizo, antes bien fue al Padre y le dijo con humildad: “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú”.

Él Señor sabía que la muerte tenía que acontecer en Él y que era absolutamente necesario que ocurriera para poder vencerla y convertirse en el Salvador y libertador del mundo, por eso hizo morir su voluntad y dio la instrucción de oración y vela a sus discípulos esa noche y madrugada, les dijo que velaran y oraran no con el fin de que a Él se le eximiera de beber la copa que debía beber, sino para el bien de ellos, para que llegando a suceder lo que debía sucederle a Él, ellos se mantuvieran firmes y no tuvieran la tentación de negar su convicción y fe, sino que resistieran con entereza a la presión del momento y no olvidaran quienes eran ellos en Jesús y quién era su maestro; el mandato de orar y velar era para que fortalecidos no cedieran a la tentación de huir o negarle, sino para que tuvieran fuerzas estuvieran firmes y pudieran vencer.

Hoy casi dos mil años después, se hacen eco de nuevo esas Palabras de Jesús para que sean escuchadas por sus discípulos en Venezuela, pues sabe Él que es necesario que todas las cosas terribles que ha dicho que acontecerán en ella son necesarias que ocurran para que la salvación y liberación que ha determinado hacer en esta nación sea un hecho notorio a todos los hombres de este tiempo en la tierra.

Pero al igual que los discípulos de aquel tiempo, sus discípulos venezolanos, al ver que la noche avanza y nada acontece, sino que los malos se hacen más malos y se multiplican, los ojos de los que oran y velan tienden a adormecerse y no logran mantenerse velando, pero el Señor, también hoy nos insiste una y otra vez en que oremos y velemos, porque sabe que tendremos la tentación de tomar la espada como lo hizo Pedro para defender con nuestra fuerza a la que debe morir y con acciones como estas podríamos, al vernos acorralados y amenazados, negar nuestra fe en él o dispersarnos.

El Señor como a sus discípulos nos ha advertido que es lo que ha de pasar para que no nos sorprendan los eventos venideros y también nos explica, porque deja que el malo siga prosperando y lo hace en el salmo 92:7 "Cuando brotan los impíos como la hierba, Y florecen todos los que hacen iniquidad, Es para ser destruidos eternamente". Al leer este salmo se puede ver que hay un propósito de Dios al dilatarse y dejar que como maleza broten por doquier los malos en nuestro país y ese fin es su erradicación, sin embargo nos cuesta entender la profundidad de los pensamientos y las obras de Dios, pues son muy grandes.

Hasta ahora con nuestra finita mente pareciera que Él tuviera cerrado sus ojos para no ver lo que ocurre en Venezuela como si no le importara lo que padecemos en este país, pero no es así. Por otra parte Él trata que su pueblo se someta a su voluntad sabiendo que tiene un propósito y pensamientos de bien para los justos por eso viene a sus discípulos en Venezuela y les dice, insistentemente, igual como lo hizo a sus discípulos en el pasado, "no dejen de velar, no dejen de orar, porque pueden caer en tentación".

Entendamos pues, finalmente, que por un fin eterno el Señor ha dejado brotar en este tiempo como paja a los malos de este país, pero así mismo comprendamos de igual modo que con un objetivo también eterno Él Señor obra para con su pueblo y ese fin es aumentar nuestras fuerzas como las del búfalo, hacer que veamos con nuestros ojos el final de los impíos y hacer que aquellos que lo amamos y nos sometemos a su voluntad florezcamos como la palmera, haciendo que aún en nuestra vejez demos frutos... Sabiendo esto, entonces sigamos velando, sigamos orando, sigamos adorando al que Vive Eternamente y tiene el poder para darle salvación y libertad a Venezuela; y sigamos anunciando con denuedo “por la mañana su misericordia y su fidelidad de noche

”.

5 mar. 2016

ORACIÓN AL FORMADOR Y CREADOR DE VENEZUELA

Desde el norte hasta el sur, desde el este hasta el oeste, el remanente de Dios, en Venezuela y aun fuera de ella, nos unimos reconociendo al Formador Creador nuestro y de esta nación como el único que puede dar la salvación y libertad a nuestras vidas y a todos los venezolanos y extranjeros que habitan en estas tierras.

Reconocemos ¡Oh, Dios! que sin la misericordia de Jesucristo pereceremos, porque todos hemos pecado y que no hay ni un sólo venezolano bueno, porque en mucho o en poco hemos hecho lo malo y de alguna u otra forma hemos contribuido con este mal que ha hecho que este país sea sentenciado a muerte

Como un enfermo terminal está esta nación, todos sus sistemas se han corrompido y sus órganos tienen metástasis ¡Señor, Venezuela se muere! Porque el pueblo que la conforma ha sido tomado por el maligno y las personas buenas poco a poco han sido minadas con su malignidad, este cáncer es terrible y avanza agresivamente y no hay quién salve.

Dios ¡Cuánto mal hemos hecho! y cómo hemos dejado que el maligno llegará hasta este extremo; el injusto se premia con la grosura y con su glotonería de poder se hace cada vez mas grotesco; el altívo y soberbio se jacta de que él es invencible y el injusto más injusto se hace y viola cuanto derecho existe; el pobre es cada vez más pobre y en su pobreza se llena de odio, de violencia y se hace también injusto, desconsiderado ladrón y homicida; el rico se enriquece con el dolor del pueblo; la soberbia está en los que son llamados establecer la guía y su cerviz erguida no le permite ver la punta de sus pies ni el hueco donde va a caer

¡Oh, Santo Eterno! ¿Qué será de esta nación cuando tu mano venga contra ella y con balanza peses a cada quién? ¿ A dónde se esconderá cuando tus pies empiecen a bailar ella? ¿Dónde podrá meterse cuando los violentos afilen sus dientes y como fieras voraces, hambrientas de sangre salga comerla? ¿En qué se sostendrán y dónde estarán parados cuando la tierra abra sus entrañas y les deje el vacío debajo de sus pies?

Rey de los siglos y autor de todo bien, tu bien sabes que merecemos estar con ellos, porque mas buenos que ellos no somos y nuestro pecado está delante de tí, bien sabemos que tú no te complaces con la injusticia y justo eres; le das al malo su paga y el fin de ellos es la muerte eterna, pero tu eres bueno, eres Dios amor, clemente y misericordioso que guardas el pacto y tú hiciste un nuevo pacto y tu Hijo es quien nos ofrece tu perdón por su sangre, preciosa sangre vertida en la cruz, por eso te rogamos perdón.

¡Oh, Dios, perdónanos! Ten misericordia ahora y no nos cuentes nuestras rebeliones, en el fondo del mar lánzalas, Señor, y no te acuerdes de ellas, porque tu has dicho que somos justificados por la fe en tu Hijo y creemos Señor que en Él hay la salvación de nuestras vidas y salvación para Venezuela, por ello imploramos que no la destruyas totalmente como lo hiciste con Sodoma y Gomorra, porque aun hay en esta tierra un pueblo que te adora, que ha pecado sí, porque Tu sabes que sí lo hemos hecho, pero a tiempo hemos oído tu llamado y nos arrepentimos y nos convertimos de nuestros malos caminos.

Haz justicia porque tu eres un Dios de Justicia y tus juicio son justos, pero recuerda que tu hijo ya pagó por aquellos que le recibieron y creyeron en su corazón, pago por aquellos que pusieron su mirada en la cruz por eso fueron justificados por el Cordero que quita el pecado del mundo; Entonces ¡Oh, Dios, por esa razón te suplicamos con agonía y espíritu afligido que no incluyas al que ha sido llamado justo por Jesucristo con aquellos injustos que no quisieron ni quieren recibir tu gracia ni tu perdón.

Ven ahora, Señor y salva a tus escogidos, ven derrama tu poder sobre nosotros para que con tu fuerza y poder hablemos con denuedo tu mensaje de salvación y liberación, para hablemos a todo el mundo y no callemos tu precioso evangelio y sean conmovidos por tu Espíritu Santo los que han de ser salvo en este proceso de parto; se propicio, Dios, ayuda y aviva a tu remanente, sea el Poder de tu Espíritu en nosotros con sanidades, señales y prodigios cuando con denuedo hablemos tu evangelio y conozcan todos los venezolanos a través de tu pueblo quién es el verdadero Dios y se maravillen al ver tu gloria y sean conscientes entonces que Tú eres el verdadero Libertador que tiene poder para darnos una Nueva Venezuela.

4 mar. 2016

INVITACIÓN AL REMANENTE DE DIOS


La invitación al remanente de Dios en Venezuela y aun a los que están fuera del país para que hoy y todos los viernes nos unamos las 10:30 hasta las 11:30 pm (hora de Venezuela) en rendimiento total al Eterno Dios que hizo los cielos y esta tierra venezolana, vayamos juntos al santuario del Supremo Rey en entrega, en humillación a Él, en un gemir, en una agonía y en una súplica genuina por la salvación y la liberación de Venezuela; Invoquemos juntos al Verdadero Dios, Creador, Salvador y libertador de esta nación para que su justicia y su misericordia sean manifiestos pronto en esta país, porque si Él no hace ver su justicia el mal prevalecerá, se hará más fuerte, nos alcanzará y todos pereceremos.


Supliquemos juntos, sintiendo lo mismo para que la justicia de Aquel que ve todas las cosas y conoce las intenciones del corazón sea sólo para aquellos que deliberadamente han decidido hacer lo malo y han puesto sus oídos sordos para no atender su llamado de arrepentimiento y conversión; y finalmente gimamos a sus pies con angustia, con espíritu quebrantado, con el alma afligida ansiando de Él su misericordia, salvación, fortaleza, provisión y resguardo tanto para con nosotros como para con nuestras familias y para con aquellos que escuchando su voz se convierten de sus pecados y le invocan sólo a Él en el día malo de Venezuela.


Lloremos ante Él por los que hoy están perdidos en Venezuela, pero que han de ser salvos en estos tiempos de parto y se añadan pronto a su iglesia. Pidamos que su Espíritu Santo se derrame sobre nosotros y su aceite fresco alivie nuestras almas y cuerpos acongojados y enfermos y renueve nuestras fuerzas y las haga como las del búfalo para que como atalayas suyos sigamos pregonando su mensaje de Salvación y Liberación para esta nación.

22 feb. 2016

LA NOCHE NO SERÁ PARA SIEMPRE

18 de Febrero de 2016



Vi, yo Ana Victoria Sanz, que llegaba la noche a este pueblo, me desesperé intentando que los encargados de encender la Luz la encendieran, pero ninguno de ellos procuraba encenderla; viendo que no lo hacían busqué con premura prender las lámparas que estaban sin luz, pero sentía que una corriente de aire muy fuerte me alejaba de los interruptores, no obstante yo luchaba contra ese viento impetuoso y cuando alcanzaba a pulsarlos no se encendían las lámparas, la noche estaba encima y Venezuela estaba en penumbras, todos tropezaban y se chocaban unos a otros, la gente tomaba las cosas al tanteo, se llevaban todo por delante y se pasaban por encima unos a otros, nadie se podía ver las caras y mucho menos las intenciones que los movían, todo era un caos y confusión, nadie sabía quién era quién, cada uno buscaba lo suyo, cada quien se enaltecía sobre el otro y cada uno violentaba al que estaba a su lado; pero en medio de aquello también veía a hermanos cristianos que yo reconocía, ellos intentaban brillar, pero su luz se hacía opaca por los fuertes vientos que movían los cables de electricidad donde estaban conectadas sus lámparas, entonces corría yo de aquí para allá intentando prender la luz del lugar, algunos hermanas y hermanos me ayudaban y me empujaban para que no retrocediera ni me cayera, animándome a que siguiera buscando los interruptores y los tableros de luz para encenderlos, pero todos los que encontraba no les llegaba corriente, vi que la noche llegó y un raro frío cubrió la tierra, me sentí impotente y sin fuerzas, exhausta, con mis piernas cansadas y con gran dolor en mi pecho, impotente, lloré rendida y pensé que esa oscuridad tan negra ahogaría mi luz, que todo estaba perdido, el frío recorrió mis huesos y pensé que moriría, entonces miré a lo lejos una tenue luz, era el rostro de angustia de una hermana del grupo de oración, recordé allí los momentos de clamores juntas y supe que el tiempo profético sobre esta nación había llegado, pero que no sería para siempre, vino pues a mí la Promesa que está en Isaías 9:1a y 9:2 “1 Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia… …2 El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos”. ¡Oh Dios, aviva a tu remanente, aviva mi Luz, ayúdame a brillar en esta terrible noche que se cierne sobre nuestro país y ayúdame a encender la luz, aunque sea sólo de algún perdido en esta oscuridad!

7 dic. 2015

¿ESTO ES TODO O AUN FALTA?

En realidad de todo lo que el Señor me ha mostrado para Venezuela falta casi todo, lo que pasó ayer (6 de diciembre 2015) da solo una alegría falaz, que a todos regocija ¿Y Quién no lo haría viendo como un rayo de luz cambia el color y da luz y alegría a un atardecer gris y triste por las nubes negras de las tormentas que nos han asediado?


...Dios ha comenzado a humillar a los soberbios y altivos de esta nación, pero ellos tiene su cerviz muy dura y pronto se levantarán más enfurecidos que nunca contra todo aquello que los humilló y contra todos aquellos que les son adversos. Ellos negaron su realidad y confiados pensaron que como siempre lograrían sostenerse en las alturas, pero el resultado los agarró desprevenidos, por eso sintiendo la amargura y sintiéndose traicionado de los que ellos confiaban ahora mismo con su herida abierta preparan revancha contra todo, por eso esa alegría de hoy no ha de durar mucho...


Este es un proceso largo, porque la altivez y soberbia que quitará Dios no es solo del oficialismo es también de la oposición, es de todo el pueblo, es incluso del pueblo de Dios... la nueva Venezuela nacerá cuando haya un nuevo corazón, pues es el corazón de esta nación el que se debe cambiar y por ello sólo estamos viendo el crepúsculo hermoso del ocaso de la vieja Venezuela, de lo que conocemos como nación idólatra, llena de todas las injusticias, corrupción, homicidio, en fin, que no cambia con una contundente victoria electoral, puesto que los hombres siguen siendo los mismos, con las mismas intenciones, su misma picardía, su misma maldad.

Por eso ese crepúsculo de luces de muchos colores y espectacular panorama que nos sorprende y sobrecoge con su esplendor sólo anuncia que el sol se esconde y la noche se apresura a llegar y esa noche es larga noche, oscura y espesa antes de que despunte el alba y tengamos un nuevo amanecer con una Nueva Venezuela.

5 dic. 2015

A LOS QUE ME HAN PREGUNTADO


La gente suele preguntarme a mí ¿Debo votar?

Yo les digo "Votar es tu derecho y puedes votar con libertad, pero la pregunta es ¿Por quién votar?

Sería maravilloso votar por gente justa, que no se haya contaminado, siervos íntegros que aman a Dios por encima de todas las cosas cómo José, Daniel, David, en fin, no obstante la opción que dice que es del Señor aunque dice estar compuesta de hombres y mujeres de Dios, de ellos son contadas las excepciones que tienen corazones irreprensibles, pues así me lo muestra el Señor, pero Dios ha permitido que se levante así para aleccionar a su iglesia que testaruda se empeña en hacer las cosas con su fuerza y a su manera.

Este no es tiempo de un partido, puesto que este sistema tiene metástasis muy avanzado (ya sus sistemas no responden a quimioterapia, todo lo que dentro de él está y forma parte está sentenciado a ser invadido por las células malignas, así todo tratamiento que se le da se le intente aplicar no impedirá que muera).

La gente de está tercera opción política de Venezuela por alguna razón no discierne eso, aunque una parte de ellos lo sabe, pues de forma oculta ya tiene cáncer, su corazón está contaminado también y sabiendolo envolvieron con sagacidad a muchos ministros con ellos.

Dios ha permitido este partido y será visible a los ojos de Venezuela, pero lo ha permitido para azotar a su testarudo pueblo, pues hasta el 6 de diciembre los evangélicos en Venezuela serán conocido como un grupo de religiosos que molestan como piedra en el zapato, pero a partir de esta fecha serán contado por el sistema como verdaderos opositores manipulados seg{un ellos por EEUU e Israel.

Vendrán, entonces, en medio de la gran confusión y violencia que se desatará en el país con todo su agresivo poder a destruir el pueblo de Dios, dado que la mirada del que gobierna se fijará con ira contra todo el pueblo de Dios, porque nos guste o no, esta opción se auto proclamó el partido de los evangélicos, así millones cristianos voten por las otras opciones que se pugnan en la contienda electoral, e incluso se eximan de votar por alguno de ellos.

Lo que ha de ocurrir en estas elecciones desatará una cadena de eventos transcendentales y terribles en el país y cada voto donde lo pongan será teñido de rojo, pues se ha determinado que estos comicios son de sangre y esto apenas es el comienzo.

Sin embargo, al final de esa temible noche, vendrá la aurora y un nuevo amanecer despuntará, entonces Dios nos quitará la aflicción y el luto será cambiado por ropa de fiesta, pues el Altísimo de verdad cumplirá su promesa, nos dará una nueva Venezuela, y yo espero verla.

Ana Victoria Sanz.

ME UNO A ESE REMANENTE EN UN MISMO SENTIR COMO DIOS LO DEMANDA HOY 05 DE DICIEMBRE

Desde ya me uno con el Remanente del Altísimo en Venezuela en adoración y exaltación al Grande, Eterno, Sublime, Omnisciente, Omnipotente, Único y Verdadero Dios Creador de esta nación, formador suyo y de su pueblo que movió gente de todas las latitudes y lo mezcló con los nativos de esta tierra haciendo un pueblo diverso, hermoso y rico sobremanera. 

A partir de ahora entro al Santuario para adorar en un mismo sentir junto a los hombres y mujeres henchidos del amor de Cristo, que creen que pronto nuestro Dios se hará manifiesto a esta nación mostrando su Justicia y Equidad, el cual con gran poder estremecerá los cimientos del imperio de maldad que obran en este país; y hará quitar la opresión, el oprobio y la vergüenza de esta nación con su sola potestad y su poderosa mano.


Engrandezcamos, en este día de hoy, juntos y en armonía el Nombre que es sobre todo nombre y demos tributo y devoción al que tiene el Poder para raer pueblos y hacer una nueva nación en un día. Que vuelve a los poderosos como hojarasca y a los soberbios como paja seca que se echa al fuego; que levanta reyes y los quita cuando Él quiere. Que enloquece a los que se engrandecen y se apoderan de su gloria de una, y que aún mientras alardean los destrona y los hace habitar con los que comen paja y rumian.


Le doy tributo de alabanza, unida a los Aleluyas de este país y aun con aquellos que están fuera él, al Señor que se ríe de los planes y maquinaciones que tienen los soberbios para mantenerse y/o para echar mano del poder de esta nación; que se burla de sus operaciones secretas y de sus complots de saboteo y trampa, pues viene el día en que el Él atenderá la queja de los agraviados y así como Dios hace resplandecer el sol hasta la brillante luz del medio día, así hará resplandecer, el Señor, la justicia y el derecho de los justos que claman en Venezuela.



Levántate, pues, Remanente del Señor, levanta tus manos limpias y Adora con tu corazón puro a tu Dios que te formó y te hizo parte de este pueblo en este tiempo; aviva el fuego que hay en ti y afina tu oído para atender instrucción, porque no es con argumentos de hombres ni estrategias humanas que nacerá la Nueva Venezuela. Levántate, pues instrumento útil le eres al verdadero Salvador y Libertador de País. Sé luz en medio de esta negra noche, turbulenta como nunca, terrible como no se ha tenido jamás en estas tierras y alumbra desde tus alturas que Dios te hace andar para que esta nación vea por fin a través de ti la Admirable Luz que lo ha de salvar.

3 dic. 2015

LLAMADO AL REMANENTE PARA HACER AYUNO

El Señor, único y verdadero Dios, en su Nombre, me indica a mí, Ana Victoria Sanz, a llamar a su remanente de Venezuela, desde el norte hasta el sur, desde el este hasta el oeste de este país y aún fuera de él para que eleven sus voces y corazones en un mismo sentir y en un mismo amor en Cristo por esta nación el día sábado 05 de Diciembre de 2015 desde el amanecer.

Estemos, pues en ayuno todo ese día y permanezcamos en real adoración al invencible Libertador y Salvador de Venezuela, Jesucristo el Señor. En ese día, en unanimidad, hagamos presencia en este medio y en todas las redes sociales proclamando a toda Venezuela la grandeza, soberanía y poderío del Dios que hizo esta tierra venezolana, sus mares, sus ríos, sus valles, sabanas, montañas y cordilleras y que sobre ella estableció a este pueblo que ha sido llamado a votar el 6 de diciembre.

Presentémonos este día con manos limpias y corazones puros, sin vanidad con el fin de: Exaltar de forma genuina al único que tiene la potestad de poner y quitar reyes en este país; de hacer como nada a los poderosos y altivos de esta nación; de avergonzar ante los ojos del mundo a los soberbios que oprimen este pueblo; de destruir los monumentos y lugares altos reservados para adorar a otros dioses con su fuego consumidor.

Seamos uno en Cristo para engrandecer al único Supremo y Eterno Dios Formador de este país; Para elevar y darle honor al Único Señor que merece adoración, al único Rey de reyes que hay que brindarle tributo; Para rendirse ante el magnífico Señor de los Ejércitos que exhibió en público triunfante en la cruz a los principados y potestades que han dominado y se han apropiado ilegítimamente de estas tierras y han sometido a esclavitud y opresión a los que en ella están.

En el mismo amor mantengámonos estos días previos al sábado 5 en una oración sin cesar y en una exaltación continua al que hará manifiesta su Justicia sobre esta nación la cual gime de dolor mortal y que hará con su Poderío estremecer todos los cimientos sobre los cuales han edificado las estructuras venezolanas hasta quebrantarlas completamente. Exaltemos el Nombre del que dará una nueva nación y le pondrá nombre nuevo y llenará de gozo el corazón de los justos que se mantuvieron en la Roca de Salvación, que se guardaron en lo oculto del Tabernáculo de Dios y no se contaminaron con la comida que se puso en la mesa del Rey.

29 nov. 2015

EL FIN DE LOS EBRIOS Y LA CONFIANZA DEL REMANENTE


Palabra de Dios que vino a mí, Ana Victoria Sanz, el 29 de Noviembre de 2015, mientras meditaba delante del Señor acerca de lo que acontecerá a Venezuela y acerca del remanente de Dios.


¡Ay, de los embriagados que se hacen llamar pueblo de Dios en esta tierra! ¡Ay! De los que mueven la copa y se han dado al vino que aturde su mente y los hace como marchita flor en medio de un valle fértil. Ay, de los embriagados de orgullo por sus casas grandes y muchedumbre de gente, que se ufanan llamándose pueblo de Dios, pero no le obedecen, que se creen fuerte y se levantan cual borracho que hablando disparates, ebrios de vino hablan cualquier sandeces y en su delirio cual fanfarrón dicen tener la fuerza del pueblo y mi favor para coronarse a su manera con el poder de esta nación.


¡Ay, pastores, maestros y profetas! ¡Ay, de los que ministran, ebrios! Que dan tras pies por el vino y se tambalean de aquí para allá por las bebidas fuertes; que borrachos del apetecible licor que pone a la mesa el babilónico sistema tienen visiones erróneas, dan profecía, enseñan y emiten juicios a su conveniencia; Ay, de los que con sagacidad manipulan mi Palabra y tratan de enseñar a mí pueblo con golosinas y cuentos para incitarlos a caminar por atajos fáciles que los lleven a alcanzar más rápido lo que yo he prometido y lo hacen con tal descaro como si enseñaran a niños.


¿Cómo hacen semejante cosa? Embriagados están y actúan con los efectos de ese vino imitado, han mezclado lo santo con lo profano y en su sincretismo con el pensar de los que no son míos se levantan con la pretensión de que Yo estoy con ellos y soy su Dios ¡Oh, cómo esta gente está dominada por ese vino! Es un pueblo que no se sabe qué es, dice que es mi pueblo, pero en su seno late babilonia y como ellos habla su boca; dicen que me adora, pero levantan altares a los dioses que guardan escondido en su pecho ¡Mi pueblo es sólo mío y Yo Soy sólo de ellos! ¡Mi Pueblo atiende diligente mi voz, cumplen mis mandamientos y a tiempo y fuera tiempo desempeña su misión y no lo hacen por hacer, lo hacen con amor y devoción! Si estos no hacen lo que Yo digo entonces ¿De quién ellos son?


¡Oh, Escucha lo que hoy te digo! Escucha tú que reconoces mi voz, pero que te has dejado seducir con palabras lisonjeras, deja de beber ese raro vino que embrutece tu mente y atonta tus sentidos. Escucha tú, que reconoces mi voz, pues desde el principio te llamé y te escogí como preciado mío, a ti que sabes que cuando bebes ese vino que se te ha servido como plantado en mi Viña, sabes que su sabor es extraño y aunque agradable a tu paladar sientes que se vuelve amargo y al final deja en tu boca un sabor desagradable, porque tu paladar ha probado mi vino y sabe cuál es el buen vino no adulterado que llena de gozo y sosiego el alma del que lo toma; y sana, edifica, da vida, fortalece y reviste de poder a todo aquel que de él ha decidido beber.


Escucha, hoy, y sal de ese convite de borrachos ahora, de ese deslumbre de luces de colores y de ese humo que esconde su verdadera intención; huye de la fiesta de la confusión, huye de ese piso con vómitos y orines de los ebrios de semejante locura. Sal de allí, corriendo, pues la seducción de la mujer de Potifar es más fuerte que la corriente de un río embravecido y si te quedas un instante más te llevará a la muerte; corre desnudo aunque ella se haya apoderado de tus ropas, huye de ella, ahora mismo, pues aún hay tiempo de que te salves, porque es preferible que vayas a la cárcel y no que mueras como incauto en sus brazos.


El Celoso, cuyo Nombre es Celoso se ha reservado un hombre fuerte para que se desate como poderoso torbellino, como tempestad destructora, como río impetuoso en tremenda creciente que derribará con sus manos toda su altivez de querer hacer las cosas a su manera; que destruirá lo que se han construido y con sus pies pisoteará todo su ego y su corona. Serán comidos como el plato de comida en manos de un hambriento; serán consumidos como la primera lluvia después de un verano cruento, pues no quisieron escuchar cuando les hablé que esperarán en mí y descansarán en mis brazos, mientras, Yo, con mi mano poderosa venía sobre esta tierra y con terror y espanto haría ver mi justicia sobre Venezuela, por eso vendrá el hombre fuerte contra ellos y el rojo teñirá su presunción; al caminar caerán en su trampa y morirán, porque buscaron refugio en la mentira, se protegieron en el engaño e hicieron pacto de muerte con el sistema.




La calamidad que han querido evadir los alcanzará primero; Pero el Altísimo ha puesto una Piedra valiosa y escogida, Roca principal de los que edifican, pues es el fundamento de la construcción de la nueva Venezuela. En esa Piedra, los que tengan confianza en ella, podrá estar tranquilo, pues los que en ella están no serán conmovidos aun cuando la tierra se estremezca y los cimientos de este sistema sean derrumbados; en ese día el Señor será una corona de gloria para los que se han mantenido firmes y son contados como su remanente, ellos se ufanará en su Dios y como joya maravillosa será el Altísimo para los que en su temor esperan; pero aquél que ha puesto su confianza en la mentira lo alcanzará la terrible desgracia, aun donde se escondan serán encontrados y arrastrados por el torrente impetuoso. Día tras día, de día y de noche estarán aterrados y desconectarán sus aparatos y sus equipos de comunicación para no estar informados, pues el temblor en sus cuerpos no se les quitará, serán enredados con gente de otras latitudes y como extranjeros que invaden serán tratados en su propia tierra.

27 nov. 2015

INTERROGANTES AL REMANENTE DE DIOS

Palabras de Dios que vinieron a mí, Ana Victoria Sanz, mientras oraba por el Remanente de Dios en Venezuela el 26 y 27 de Noviembre de 2015.


¿Dónde se quedaron los que claman por esta nación, dónde están los que fueron llamados a levantar vallado por Venezuela? ¿Qué se hicieron los que se levantaban como torre para mirar y alertar desde lo alto los movimientos del que pretende asaltar al pueblo de Dios? ¿Qué le pasó a los que se mantenían en el amor para pelear la guerra? ¿Dónde están? Pues sólo se ven niños espirituales que parece que hay que darles leche, pareciera que no tienen pastor y como errantes ovejas se vuelven presas fáciles para el depredador ¿No soy Yo su Pastor? Si no los guía un profeta o un pastor todos se desaniman y ya no saben qué hacer ¿Dónde está la Lámpara que es a sus pies y la Lumbrera que alumbra el Camino?

Perdieron de vista el Camino y como barco a la deriva vagan entre pensamientos vanos que en nada aprovechan. Muy pronto cada quién olvidó su llamado de “alístense y avancen con el Dios de los Ejércitos a combatir las huestes de Satán” y como aquel que ve su rostro en el espejo y luego lo olvida así olvidaron su misión y cual cabra montés se revelaron a la ley de Dios y el Amor en su corazones ya no reinó, por eso se dejaron seducir por extraños amores que los llevaron a andar en raros caminos que se parecen al Camino, pero que no son el Camino de la Verdad, pues aunque no lo creas desviado estás ¿Desviarme yo, será fulano o fulana? Yo estoy aquí firme esperando escuchar la voz de Dios ¿Qué más voz quieres escuchar? Ya lo que hablé, lo hablé y no tengo más nada que hablar.

Yo espero un pueblo que en obediencia cumpla mis mandamientos, no un pueblo que se esconde en una falsa santidad que no mide su lengua al hablar y que desbordado en su concupiscencia se hace sabio en su propia opinión y con necedad sale a hacer con sus manos lo que sólo puedo hacer Yo ¿Por qué han perdido de vista la meta que salieron alcanzar, la victoria sobre el que domina esta nación? ¿Por qué se están yendo por atajos y corren por veredas extrañas? ¿Qué les ha pasado?

¿Por qué leen lo que hablé a través de mis siervos los profetas y se creen sabios en todo lo concerniente a profecías, pero han perdido el sentido y la razón de ser hijo del Dios Viviente? ¿Dónde está la fe, dónde la esperanza y dónde el amor? ¿Por qué se levantan cual sabios en su propia opinión y se creen dueños de la verdad? ¿En qué gastan su tiempo diario y su tiempo en la red? ¿Hay que cargarlos a fuerzas de Palabra para que puedan andar, son tan pequeños aún que hay que atenderles y darles a amamantar?¿Tengo que arrearlos o que ponerles muletas o montarles en el hombro para que se muevan?

¿Dónde están los aleluyas, los que cantan Gloria a Dios? ¿Dónde los hombres y mujeres puras de corazón que no se enredan en cosas vanas, ni se hacen semejante a los del mundo, si no que en la ley del Eterno es su delicia y en su ley meditan de día y de noche? ¿Dónde están aquellos que sus dichos de su boca y la meditación de su corazón me son gratos como olor fragante y agradable a mi nariz? ¿Por qué me entristezco con tu hablar y tus palabras semejante a la que sale de la boca de los necios me llegan al cielo con olor fétido?

¿Dónde están aquellos que cierran sus ojos para no ceder a la tentación de correr hacia el mal, que sacuden con fuerza sus manos para no recibir pago de injusticia? ¿Dónde están aquellos que se niegan a escuchar propuestas sanguinarias? ¿Dónde están aquellos que obedecen mis mandamientos? ¿Dónde están aquellos que viendo que pronto el Día del Señor se acerca no cesan de predicar con denuedo? ¿Dónde están los que no pierden tiempo mirando la paja del hermano, si no que antes bien están pendientes de que no haya viga en sus ojos que les impida ver la verdad y la luz que los conduce al Camino de Salvación eterna? ¿Dónde están los santos de esta nación? ¿Dónde están los de manos limpias y de puro corazón? ¿Dónde está mi Remanente?

¿Cómo pretenden tener el Triunfo sin estar en mí? ¿Cómo pretenden ganar la guerra si Yo no les doy la Victoria? ¿Por qué se hacen similares a los impíos? ¿Por qué quieren ponerse el traje de Saúl para pelear con Goliat? ¿Por qué te quieres vestir con la ropa del que Yo deseché para ganar al gigante que se burla del pueblo de Dios y somete a opresión y vergüenza a esta nación? ¡Vuélvete al Santuario! Y corre al lugar Santísimo, Remanente, porque cercano está el día terrible del Señor ¿Quién lo soportará?

11 sept. 2015

REFLEXIONES SOBRE EL MOVER POLITICO DE LOS CRISTIANOS EN VENEZUELA


Por: Ana Victoria Sanz 

Comparto aquí estos comentarios que he hecho en los grupos de intercesión de las redes sociales, éstos son reflexiones que hago basadas en lo que el Señor me ha dicho en todos estos años desde que fui llamada a ministerio.


Esta es una generación de pueblo de Dios que está más preparada que en otras épocas, es la generación de mayor porcentaje de profesionales con conocimientos de política y economía, son conocedores de los problemas y disciernen los cambios que se deberían dar, pero lo hacen de forma parcial, pues no logran distinguir los tiempos y se apresuran impaciente a tomar decisiones para echarle una «ayuda» a Dios y he allí el problema, pues Venezuela ha llegado al extremo de su corrupción y maldad que todo intento humano de ayudar es infructífero y peligroso, pues su mal es altamente contagioso y está en estado de descomposición y sepsia y muestra un nivel muy avanzado gangrena... 

A estas alturas, sólo se necesita el milagro de sanidad y salvación de este país, pues el mal está muy avanzado y se apresura su muerte. Sólo el Altísimo es el que puede impedir que esta Venezuela no muera, pero Dios ha determinado que levantará una nueva nación y los justos heredarán la tierra, entonces de ellos sacará a los «David», hombres y mujeres justos que nunca han procurado gobierno, pero que han sido entrenados por Él para gobernar cuidando ovejas, administrando bien los recursos, conduciendo a los rebaños a lugares de alimento y agua, cuidando con celo el aprisco y pastizales, la soberanía del territorio donde habita y pasta su rebaño y peleando con osos y leones que quieren comerse a sus ovejas.

Estos hombres y mujeres de Dios, muchos de ellos no saben aún, que están siendo preparados por el Señor de forma no tradicional, para ser instrumentos útiles en las manos de Dios en los lugares de preeminencia de la Nueva Venezuela y para que que en Cristo Jesús la conduzcan en justicia y amor y así mostrar su gloria en ella como Él lo ha dicho que hará antes de que Jesucristo venga...

Es menester, pues, que hombres y mujeres de Dios estén no buscando cómo llegar al poder, sino cómo agradar a Dios hoy, en deleitarse en Él y siendo obedientes a lo que El ha dicho que hagan, entonces el mismo Señor enviará a los «Samuel» a buscarlos para ungirlos como rey, pero una vez ungidos mientras llega su tiempo, ellos están en la obra del Señor y no procuran asirse por sus propios medios de poder; ellos siguen su rutina de servir y hacer la voluntad de Dios, mientras están permanentemente adorando en espíritu y en verdad, revistiéndose del poder del Altísimo y de su fuerza para que en el momento oportuno con una simple piedra y una honda puedan tener la valentía y confianza en Dios para poder matar a los gigantes que subyugan y atemorizan a este pueblo. Y de incógnitos sin levantar espada contra Saúl, aguardan el instante en que el Dios de los ejércitos, el Poderoso en batalla, el que pone reyes y quita reyes quite de una vez por todas a aquel que ostenta poder, que oprime al pueblo por iniquidad y con su maldad y pecado lo somete a maldición y muerte.

Ese día en el que el reinado que Dios ha desechado sea quitado se levantarán los «David» desde donde se mantenían ocultos junto con los hombres (y mujeres) que en todo su tiempo de espera se prepararon con ellos, aún siendo objeto de oprobio y persecución por parte de «Saúl» tomarán el lugar que Dios les entregó siendo Dios su gloria y el que levanta sus cabezas, entonces haran brillar la Luz del Altísimo desde las alturas, gobernarán con justicia y será está nación un lugar en el que será establecido la adoración al Eterno y el corazón de los venezolanos será como el tabernáculo de David, entonces las naciones y los confines de la tierra conocerán el Dios que reina en Venezuela y esa Luz de Cristo será vista por todos los pueblos y entonces vendrá el fin.

__________________________________________

Dios usa las estructuras humanas para glorificarse y hacer que su gloria sea vista en medio de los tiempos, incluso usa las piedras y hasta las asnas, no obstante, también es claro que Dios cuando dirige a un pueblo lo hace con instrucciones simples y muy claras, tan simples que nuestra mente humana le parecen absurdas, pero así es Dios.

Si Dios da instrucciones de algo que se debe hacer lógico que se debe cumplir, pero el caso es que Dios no se contradice y desde todas estas décadas en las profecías que Dios me ha dado a mí y a otros siervos de Él, Dios no ha dicho que a través de la política Él nos dará a la nueva Venezuela por el contrario Él me muestra al pueblo de Dios en franca persecución, perseguido por este sistema de gobierno y en un horno de fuego.

Yo no quiero levantarme por puro gusto y por tener una mentalidad religiosa en contra de los que creen que por los medios tradicionales de la política se va a llegar en este tiempo al poder para hacer la nueva Venezuela. Pero si quiero hacer clara que la posición que Dios me ha dicho que debo como remanente suyo en esta nación tomar y es que el demanda un remanente centrado únicamente en Cristo Jesús en la adoración al Rey de reyes y en la propagación de su mensaje de arrepentimiento de pecados y conversión a Cristo Jesús.

Durante años creí que la forma de cambiar a Venezuela era por la vía política, desde adolescente fui candidata al Centro de Estudiante y revolucionaria estudiantil, cuando supe que había un partido cristiano trabajé, hice campaña y guardé sus mesas y me imaginé que ORA sería el instrumento que Dios usaría para cambiar a Venezuela, luego me decepcioné por sus malas alianzas, después consideré que al estar contaminado el partido cristiano, lo mejor era ir de frente con los partidos de turno, así desde el principio sabría a qué atenerme, total José y Daniel trabajaron con puros impíos y Dios estuvo con ellos, y si yo me mantenía integra como José y Daniel Dios estaría conmigo y podría usar esos medios existentes para yo misma llegar algún día a ser alcaldesa, luego gobernadora y luego presidente, y en cada uno de esos cargos dejar ver la gloria de Dios para salvar a este pueblo.

Así que escogí el partido con mayor fuerza en ese tiempo y decidí trabajar con un sólo objetivo usar su fuerte corriente para llegar a cada una de mis metas y en mi opinión lo estaba logrando, fui parte de la comisión estratégica de campaña de Acción Democrática y parte la comisión de trabajo de trabajo del primer plan de gobierno de mi estado, en pocos días me sentaba con los poderosos, hasta que apareció el chavismo, oré por ello y creí que era la voluntad de Dios que me fuera por allí, centrada en ayudar a cambiar a Venezuela, manteniéndome recta tenía la convicción de que Dios me permitiría llegar hasta dónde me había propuesto.

Con todas las fuerzas me aboqué a trabajar en el chavismo, estuve muy activa en las campañas políticas y una vez llegado Chávez al poder, trabajé en varios cargos de gobierno, fui parte de una comisión presidencial de Planificación Rural de Venezuela con Buenaño y Jorge Giodani, presenté u proyecto al presidente y en ocasiones trabajé en reuniones de planificación donde estuvo presente el mismo presidente y fui secretaria privada del gobernador de Apure de esa época, así que conocí en vivo el mundo político, sus intrigas palaciegas y su forma de envolver con el poder hasta los más rectos, vi con mis ojos como los siervos de Dios que llegaban con las mejores intenciones trabajar por el país al poco tiempo eran envueltos en su lodazal de corrupción. Pero Dios me confrontó, teniendo en ese entonces muy buenas oportunidades de seguir proyectándome y crecer en el ámbito político, pero me sacó de allí y me enseñó que no es con la política que el hará los cambios en Venezuela, me costó entenderlo y tuve que ser fuertemente procesada para comprender que Dios no necesita de mí como política ni de nadie para hacer en Venezuela lo que Él quiere.

Porque ¿Acaso Dios no tiene poder para hacer una nueva Venezuela Él solo? ¿Necesita Dios ayuda de nosotros para hacer una nación? ¿Acaso en verdad necesita Dios hombres con experiencia política en una Venezuela moribunda para hacer buenos gobernantes en la nueva Venezuela? ¿Necesita Dios exponer a los suyos a ser parte de una República que Él mismo cortará? ¿En verdad Dios está necesitando que le demos una ayuda para hacer que se cumpla su promesa? ¿Quiere Dios que sus hijos entren en contienda por recibir los votos del pueblo evangélico en Venezuela? ¿Quiere Dios que haya varios partidos cristianos para dividir a su pueblo? ¿Se complace Dios en la división? ¿Divide Dios? ¿Se ha complacido Dios en las intrigas que se formaron al elegir los candidatos? ¿Hay unanimidad y un mismo sentir en el pueblo de Dios con respecto esto? ¡No! Por el contrario Dios tiene el poder para hacer Él sólo a la nueva Venezuela en un solo día, Él no necesita que le ayudemos con una esclava Agar para cumplir su promesa.

Dios espera que su pueblo se mantenga en integridad haciendo lo que Él ha dicho, llevando su Luz Admirable y predicando su evangelio a tiempo y fuera tiempo porque su juicio sobre esta nación es eminente y multitudes perecerán, el no espera que perdamos el poco tiempo que nos queda antes de que todo lo que Él ha dicho que suceda tratando de pelear contiendas electorales para alcanzar puestos de poder en sistemas corrompidos sobremanera para pretender desde allí salvar y restaurar una nación que está en sepsia avanzada que no responde a antibiótico y sus sistemas están colapsados.

Dios ha sido claro, al hablar, no te desvíes ni a la izquierda ni a la derecha y cuando se hace un partido, su nombre lo dice es un “partido” no es un “entero”, necesariamente al partirse algo que está entero cae una parte para la izquierda y otro para la derecha, Dios demanda un pueblo obediente unánime, entero en Él, no partido ni fraccionado y en disensión, el demanda un pueblo unido que lo adore para que pueda pelear las batallas espirituales y vencer en Él a los que dominan a este país, para que Venezuela sea nueva criatura, Dios debe cambiar el corazón de ella, no cambiar lo que nosotros vemos, su gobierno. El gobierno cambiará cuando su corazón cambie, pretender cambiar a Venezuela tratando de penetrar el sistema de afuera hacia adentro es perder el tiempo, porque el sistema corrompido terminará o expulsándolos por el olor o corrompiéndolos con su podredumbre también, el cambio tiene que suceder de adentro para afuera y sólo Dios tiene el poder de entrar adentro del corazón de este pueblo.

Satanás es muy astuto y siempre buscará la forma de engañar, viendo que no pudo seguir engañando al pueblo con sus mensajes de bendición y prosperidad por el eminente mal que se avecina, levantó este mover político tomando una parte de la verdad de lo que va a ocurrir hablada a través de los profetas de Dios de que nos dará una nueva Venezuela y ha promovido sinuosamente y con seducción cual astuta serpiente en el pueblo de Dios y aun engañando al remanente Dios que la forma de lograr esa nueva Venezuela es haciendo desde ya política y es preparándose para tomar las riendas del gobierno y así establecer esa nueva nación; el pueblo de Dios y su remanente sutilmente está siendo objeto de las falaces palabras del adversario, la cual acomoda a su antojo especialmente la Palabra de Dios de que “somos reyes y sacerdotes” y debemos estar en posiciones de gobierno, pero esta Palabra es sacada de contexto y lo aplica a su conveniencia para que de forma obligada su profecía de prosperidad y bendición se cumpla. Satanás sagazmente ha ido conduciendo a gran parte del pueblo de Dios a su corriente dominionista que promueve el falso evangelio del reino y dominio de los hijos de Dios en todos los poderes de la tierra, cosa que sólo va ocurrir después que venga el Señor Jesús por segunda vez.

Dios me hace ver que por causa de este mover, en que parte del pueblo de Suyo se está enrumbando, vendrá el inicio de la persecución a la iglesia, pues el celo de los que hoy gobiernan se levantarán contra este mover que le hace oposición y lo asociarán con la nación del Norte y con Israel y argumentarán que todos los evangélicos son espías y traidores de la patria que siguen instrucciones de estos gobiernos extranjeros para acabar con la revolución chavista, entonces se levantarán contra el pueblo evangélico y preparan el horno de fuego contra el pueblo de Dios y empezarán por los que ellos ven como figuras públicas y ¡Ay de aquellos que no se hayan mantenido en integridad y santidad como Sadrac, Mesac y Abed-nego!

Dios nos promete una nueva Venezuela, pero no como pretende el adversario hacernos creer y no es que esté obligado dárnosla sólo porque somos llamados por Él reyes y sacerdotes, si fuera así por qué no le dio el Imperio romano a Juan y a los discípulos del Señor en aquella época, ellos eran reyes y sacerdotes también y se lo dijo a ellos primero y ellos lo creyeron.

Dios sí entregará, después de que haya bailado sobre el lagar de Venezuela, a los justos de esta nación un nuevo país en este tiempo final de la historia antes de que Jesucristo venga nuevamente por su iglesia, pero nos la dará a su manera y sólo porque Él tiene plan con el pueblo de esta tierra venezolana para que de aquí sea propagado su evangelio como un último avivamiento hasta los confines de la tierra, porque su venida está cerca.

Ahora bien, si soy yo la equivocada y he hablado “encasillada en mis formas religiosas” y este movimiento político que se levanta de diferentes formas en el país es de Dios ¿No sería el Espíritu Santo el que nos convenciera a todos de correr tras este proyecto político? ¿No estaría el Espíritu Santo trabajando en esa unidad de su cuerpo para establecer a través de este proyecto la nueva Venezuela? Lo que es de Dios permanece, pero lo que no es se desvanecerá.

Por los momentos tengo la convicción de que Dios desde hace muchos años me ha hablado a mí y que de nuevo su voz me insta hoy a hacer un llamado de alerta a su pueblo, por eso hoy le digo al pueblo de Dios que está acariciando la idea de participar o ya están de lleno en estos movimientos político que se han levantado en Venezuela a que se detengan ya de seguir en ellos, pues Dios ya habló y todos estos partidos desaparecerán y sus miembros y lideres perecerán en el tiempo del baile del Señor en el lagar de Venezuela y los que queden no querrán saber más de política ni tomar lugar de autoridad, pues bien procesados serán.

Por lo demás Tengamos paz y sea el Espíritu Santo que nos guíe a toda verdad, examinemos hoy nuestros corazones y sea el amor verdadero descrito en 1 Corintios 13 que nos mueva a actuar, pues en vano será lo que hagamos y vano sería padecer y morir por una lucha sin que sea el Amor la verdadera causa.

Vea en el siguiente link Palabra de profecía que Dios me dio hace algunos meses donde habla al respecto.

HASTA QUE CESE LA DESOLACIÓN Y SE HAGA VER LA AURORA

¿NUVIPA  ES DE DIOS?
¿EL PARTIDO UNGEME ES DE DIOS?
LOS EVANGELICOS DE VENEZUELA SE LANZAN A LAS PARLAMENTARIAS
PROFECÍA SOBRE LAS ELECCIONES DE VENEZUELA
EVANGELICOS POLITICOS DE VENEZUELA




-

-